El CACM ha presentado su informe demográfico donde destaca la falta de especialistas y el descenso de médicos en activo

"Hay que acreditar más hospitales privados para aumentar la formación MIR"
El presidente del CACM, Antonio Aguado, junto al presidente del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla, Alfonso Carmona.


30 mar 2022. 12.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Consejo Andaluz de Colegios Médicos (CACM) ha presentado su informe de demografía médica del año 2021, un estudio que recoge los principales datos y cifras de la profesión en toda la comunidad. Entre los resultados más destacados, este informe ha incidido en la necesidad de aumentar el número de facultativos en formación, sumando la sanidad privada como posible vía para añadir nuevas plazas de Formación Sanitaria Especializada (FSE).

El presidente del CACM, Antonio Aguado, acompañado por el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla, Alfonso Carmona, han puesto de manifiesto la importancia de recopilar los  datos de la profesión médica.  Una postura en la que Aguado ha destacado “solo los Colegios de Médicos tenemos constancia de quienes están en activo”, añadiendo la falta de conocimiento de estos datos del propio Ministerio de Sanidad, el cual “no sabe dónde y cuantos médicos hay” así como los nuevos médicos que se van incorporando al sistema.

En cuanto a la necesidad de nuevas plazas MIR, el Consejo Andaluz de Colegios Médicos ha puesto el foco en la posibilidad de formar a través de los centros privados, una vía directa para “aumentar la ratios de especialistas que es lo que necesitamos para poder seguir dando la mejor asistencia a toda la población”.

En este sentido, Carmona ha manifestado que “hay suficiente formación en las facultades”, pero “no hay suficientes plazas en los hospitales públicos que puedan absorber esta formación y el coste que ello conlleva” una situación que se solucionaría a través de la “homologación de los hospitales privados en las distintas comunidades que reúnan las condiciones para formar, a lo mejor no en todas las especialidades, pero sí por sectores con uno o dos residentes”, destacando que “hay que acreditar más hospitales privados para aumentar la formación MIR”.

En líneas generales, ante la falta de facultativos en Andalucía, ambos presidentes han señalado que no se trata de una “falta de médicos, sino de especialistas”. Así, siguiendo los resultados arrojados por el informe, con una ratio de un médicos por cada 237 habitantes en Andalucía, “se trata de una ratio aceptable”,  no siendo el problema el número de profesionales sino “el bajo número de médicos en formación”.

¿Dónde trabajan los médicos andaluces?


Los Colegios de Médicos son, en palabras de Alfonso Carmona “los únicos que conocen todos los datos  de los profesionales”, una información que les permite concretar el número exacto de facultativos que ejercer en los diferentes sectores en Andalucía, en concreto 35.756 médicos.

De esta cifra, el 64 por ciento trabaja en la sanidad pública, mientras que el 24 por ciento lo hace en la privada y un 12 por ciento ejerce de forma mixta. En este punto, Aguado ha destacado la relevancia de la “despenalización” del ejercicio en la privada, una resolución por parte del Gobierno andaluz que ha permitido a los médicos de la región trabajar en ambos sistemas sin que suponga un coste económico negativo para ello.

Aunque el paso al sector privado habría aumentado en los últimos meses, desde el CACM han destacado la “falta de adecuación de los baremos retributivos en la sanidad privada”. Así, ambos presidentes han subrayado la necesidad de adecuar las retribuciones así como las condiciones laborales de los profesionales sanitarios en las compañías privadas.

Médicos para formar a médicos


Con un 46 por ciento de los médicos andaluces mayores de 55 años, la profesión dirige sus esfuerzos a la formación de nuevos facultativos. Para ello, el próximo curso estarían previstos el comienzo de los dos nuevos grados de Medicina en las Universidades de Almería y Jaén.

Ante la apertura de las nuevas facultades de Medicina, desde el CACM se ha destacado la “falta de profesionales médicos que formen a los médicos”. Así, Antonio Aguado ha destacado cómo “el 35 por ciento de los que imparten clases de Medicina no son médicos”. Una situación que afecta de lleno a la “calidad formativa” de los profesionales, siendo necesario que “sean médicos quienes formen a otros médicos”.

Así, desde los Colegios Médicos han pedido a las universidades y organismos competentes que faciliten el acceso de los facultativos en activo para dar clases, eliminando las trabas administrativas y fomentando que “puedan ejercer a la vez que dan clases”.  
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.