Guzmán recalca el papel de todos los profesionales sanitarios “más allá de las batas” en la gestión del covid

"El salario de un sanitario andaluz ha mejorado un 14% en tres años"
El gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán.


15 jun 2022. 09.00H
SE LEE EN 17 minutos
La gestión de la sanidad es uno de los puntos claves que han marcado estos tres últimos años y medio de legislatura. Ante las próximas elecciones del 19 de junio, la mirada hacia atrás destaca un periodo marcado por la gestión del Covid-19 que podría parecer que ha supuesto todo el trabajo en materia de salud regional. Pero la realidad es otra, y así lo recalca Miguel Ángel Guzmán, director gerente del Servicio Andalucía de Salud (SAS).

Médico de Familia, especialista en Medicina del Trabajo y técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales, Miguel Ángel Guzmán llegó a la gerencia del SAS en el 2019, con el objetivo de reforzar las plantillas sanitarias y  mejorar la Atención Primaria. Unas metas que, aunque se han comenzado a trabajar, han quedado todavía sin finalizar por el esfuerzo que ha supuesto la pandemia del Covid-19.

Entrevista completa al gerente del SAS, Miguel Ángel Guzman.


Después de estos años donde el gobierno regional haya puesto el foco en la sanidad, como gerente del Servicio Andaluz de Salud, ¿Qué retos considera que se han cumplido y qué retos todavía no se han podido lograr?

Hemos avanzado muchísimo, como siempre decimos, a pesar de la pandemia. Nosotros teníamos un Plan Estratégico que habíamos definido y que teníamos previsto desarrollar a partir de principios del año 2020. En ese momento empezamos a saber que había un virus por la zona de China danzando. A final de enero, y después de haber pasado la crisis de la listeria,  estábamos entrenados en todos los temas de salud pública y empezamos a considerar cómo nos preparábamos para la posible efecto que tuviera la pandemia.

Hemos cumplido lo que a marchas forzadas nos ha permitido también atender el Covid-19. Hemos tenido que dar una transformación a Atención Primaria. Al principio sabéis que la Atención quedó reducida a las urgencias, emergencias, seguimiento de cronicidad, temas oncológicos... a lo más urgente. Pero a partir de ahí empezamos a poner en marcha novedades técnicas que teníamos previstas, como eran las teleconsultas,  la telemedicina  o el contacto con los especialistas de los hospitales para el seguimiento de ciertas patologías más frecuentes o más prevalentes en la salud pública desde la Atención Primaria.

Además, sobre todo hemos desarrollado el rol de la enfermería. Por ejemplo hemos podido comenzar con el proyecto de enfermería escolar., así como con la figura de consulta de acogida en Atención Primaria para disminuir la presión que teníamos en todos los médicos, que sabéis que hay escasez de facultativos, que es otro reto que también estamos intentando abordar. Hemos  reducido a marchas forzadas  la burocratización de las consultas y también los tiempos de espera, a pesar de la pandemia, no durante las olas de la pandemia, obviamente. En este momento  estamos en 2'7 días de demora media para conseguir una cita en asistencia Primaria presencial, en consultas telefónicas como es menos urgente pues le damos otro lugar dentro de las agendas. Destacar también la autogestión de la agenda de los propios profesionales, es decir, los propios profesionales son los que se ordenan qué tiempo van a dedicar a teleconsulta, a consulta presencial, a formación, a consulta domiciliaria, etc.


"Al principio la Primaria quedó reducida a las urgencias, pero a partir de ahí empezamos a poner en marcha novedades técnicas"



¿Con qué se queda después de estos dos años de pandemia como aprendizaje?

Miguel Ángel Guzmán.

La pandemia ha requerido un esfuerzo titánico por parte de todos los profesionales sanitarios. Hemos vivido lo mejor y lo peor, las desgracias de las personas que tenían la enfermedad, que fallecían, las veces que estos fallecimientos se han  producido en soledad porque no ha sido posible que sus familiares le acompañaran por la razones obvias de prevenir el contagio.

Por el contrario  lo  mejor que me llevo es el esfuerzo de los profesionales, su capacidad de adaptación, el compañerismo. Cómo también hemos desarrollado otro de los hitos que teníamos pensado implementar a lo largo de esta legislatura que era la humanización. Nosotros pensamos que el sistema sanitario público, público y privado, pero el sistema sanitario en general tiene que girar entorno a las personas, no como se ha dicho siempre solo entorno al paciente, si cuando hablamos de personas hablamos de los pacientes y sus familiares, sus amigos, sus acompañantes y de los propios profesionales y también su entorno relacional. Si no tenemos unos profesionales motivados, bien valorados, bien motivados, no podremos tener la mejor asistencia al paciente y es ahí donde hemos aprendido mucho durante la pandemia.

La OMS ha declarado el gas medicinal como un medicamento esencial para el tratamiento del Covid-19 y ha recomendado incluso aumentar su inversión. ¿Qqué ha hecho Andalucía para potenciarlo?

El gas medicinal ha salvado millones de vidas en todo el mundo, con toda seguridad. En Andalucía miles. Tengo que decir que hemos recibido mucho apoyo por parte de las distribuidoras de gases medicinales y hemos aprendido a montar de forma urgente, como sabéis, hospitales de campaña, con todas las instalaciones. A esto se suma la complejidad, la forma de almacenar especial que tiene los gases medicinales, distribuirlos, aplicarlos y dar la atención terapéutica que requiere con su material especial, etc. También hemos aprendido que los hospitales tenemos que tener unidades específicas de tratamientos respiratorios que están muy basados en el apoyo de los gases medicinales.

Nuestro consumo en los tres últimos años de gases medicinales se ha visto multiplicado, obviamente, hubo momentos de escasez, como sabéis, pero que no nos han afectado. En Andalucía, lo que sí hemos hecho es ayudar por ejemplo a que muchos centros sociosanitarios que nos pedían ese recurso, tuvieran suministro.

Miguel Ángel Guzmán, gerente del SAS, en el plató de Redacción Médica


Al margen del propio Covid-19, este medicamento se utiliza también en procesos quirúrgicos y postoperatorios y requiere una infraestructura muy concreta. Desde el Servicio Andaluz de Salud, ¿Se ha tenido en cuenta estos nuevos medicamentos a la hora de crear los espacios y de consolidar los centros de salud en materia de infraestructura?

Se ha tenido en cuenta y se ha reforzado. El concepto en todos los diseños que hemos hecho últimamente, los seis nuevos hospitales en estos dos últimos años y más de 30 centros de salud lo ha tenido en cuenta. En todos ellos se ha prestado especial atención a la infraestructura necesaria tanto para el almacenamiento como para la distribución interna de estos productos.

En este punto, tengo que poner en valor al colectivo del personal de servicios y mantenimiento. Siempre que hablamos de la pandemia, del Covid-19, pensamos en las urgencias, pensamos en quirófanos, que necesitan de estos suministros para funcionar adecuadamente,  pero nadie se acuerda de los técnicos que hacen posible que esa instalación esté a punto. Yo hago un llamamiento para que la población en general no piense solo en las personas que han ayudado en primera línea, las que salen en todas las fotos porque están con batas blancas, porque están con batas verdes, con pijamas verdes, etc., sino que hay administrativos, telefonistas, personal de mantenimiento, personal de limpieza, cocineros, así como informáticos que a todos nos han ayudado y que son parte importantísimos, porque también se domotiza el suministro de gases medicinales.


Las Opes permitido han permitido "estabilizar 54.000 puestos de trabajo que van a pasar a ser estatutarios en el Servicio Andaluz de Salud"



Uno de los grandes hitos que se ha llevado a cabo en estos últimos meses ha sido la extensión de la carrera profesional a todo el ámbito de los trabajadores. ¿Cómo se ha logrado ese consenso necesario para que desde el Servicio Andaluz de Salud con todos los sindicatos se llegue a este acuerdo?

Junto a la pandemia y a la vez que todas las mejoras estructurales y todas las reformas que hemos ido aplicando, ha habido un enorme esfuerzo en diálogo. Un enorme esfuerzo por todas las partes, por parte de la Administración pero, por supuesto, por parte de las organizaciones sindicales, de los representantes, y de los trabajadores. Hemos conseguido gracias al esfuerzo mutuo una serie de hitos históricos, uno de ellos, tras más de 15 años es el de la carrera profesional. Hemos extendido la carrera profesional al resto de las categorías digamos.

Así, todas las categorías del Servicio Andaluz de Salud ahora mismo tienen su carrera profesional y su itinerario para poder ir mejorando conforme va pasando su vida laboral. El esfuerzo ha sido muy grande, tras mucho diálogo. Pero no solo eso se ha conseguido eso, también hemos conseguido mejorar el salario medio de un profesional sanitario andaluz casi un 14 por ciento en los últimos tres años, cuando en los ocho años anteriores se había deteriorado en un 4  por ciento. Eso significa que  hemos pasado de estar por debajo de la media nacional, bastante por debajo, en la remuneración de nuestros profesionales, a estar o por encima de la media y en algunos casos en segunda y en tercera posición.

En cuanto a la estabilización del empleo. ¿En qué punto nos encontrábamos y qué situación es la que se encuentra ahora el Servicio Andaluz de Salud?

Venimos de una situación de precariedad laboral. Los contratos, antes del año 2018, eran por días, por semanas o por meses. No sabías si te iban a renovar o no hasta el día antes o incluso te ibas a casa y luego te llamaban. Nosotros lo primero que hicimos fue que los contratos  fueran de mínimo seis meses, con vistas a darle más estabilidad al empleo.

Después de esto hemos pasado a convocar esa serie de oposiciones, de Ofertas Públicas de Empleo que estaban retrasadas desde hacía cuatro, cinco y seis años. A través de esas OPEs, o de las que se van celebrar en lo que queda de año, se van a estabilizar 54.000 puestos de trabajo que van a pasar a ser estatutarios en el Servicio Andaluz de Salud.

También habría que añadir la integración de las agencias públicas empresariales, hay casi 9.000 profesionales que antes eran personal laboral de empresas públicas, no funcionarios, no estatutarios, y que ahora al integrarse con una serie de requisitos, también con una OPE especial de estabilización, van a ver cómo su empleo se consolida. Y no solo eso, sino que ha habido 25.000 plazas más que se han convocado para interinidades y se han puesto a disposición de los profesionales sanitarios. Con estos datos actualmente hay dos de cada tres plazas dentro del Servicio Andaluz de Salud que se han estabilizado, un esfuerzo muy importante.

Miguel Ángel Guzmán, gerente del Servicio Andaluz de Salud


Aún así siguen faltando especialistas, no solo en Andalucía. Tenemos un déficit estructural de profesionales sanitarios en todo el territorio nacional. ¿Qué plantea el SAS para dar respuesta a esta falta de profesionales sanitarios en todas las áreas?

La carencia es de facultativos, en todas las categorías profesionales. Tenemos bolsas de empleo de las que podemos ir alimentando nuestras necesidad en este momento. En enfermería todavía no podemos hablar de que haya una carencia, aunque hemos agotado las bolsas durante muchos meses pero, desde luego, también necesitamos que haya más profesionales.

En cuanto a los facultativos, en médicos tenemos pleno empleo en Andalucía después de muchos años. Hemos dado la posibilidad a todos los compañeros que  pudieran incorporarse por la necesidad que tiene el Servicio Andaluz de Salud, pero aún así esto es un problema crónico que tardará en resolverse. Una persona que ahora decide ser médico, aparte de los seis años de carrera tiene, siendo muy inteligente y aprobando todo a la primera y el MIR, entre cuatro y cinco años de especialización. O sea, que tenemos entre 10 y 11 años para que una persona que hoy decide formarse como médico pueda incorporarse al servicio público de salud en un contrato de especialista.

Por lo tanto, ahora lo que hemos hecho es pedirle a las facultades de Medicina que incrementan los numerus clausus, punto número uno. Punto número dos, pedirle al Ministerio que incremente las plazas MIR. En Andalucía se ha hecho un esfuerzo importante desde el año 2018 hasta ahora 2022 que hemos incrementado en más de 400 plazas el esfuerzo que hace Andalucía para formar médicos residentes. Hemos puesto al máximo de su capacidad las unidades docentes, les hemos pedido ese esfuerzo también a las personas que hacen formación de posgrado. Y otro asunto que también le pedimos al Ministerio es que de alguna manera acelere, con todas las garantías que sean necesarias, la acreditación y la homologación de los médicos extracomunitarios.

Una nueva figura que se ha planteado y que se ha aprobado por el SAS es la de médico de Urgencias Hospitalarias. ¿Por qué es importante esta figura?

Nosotros lo que hemos hecho es crear las plazas de Urgencia, como se ha hecho también en otras especialidades, en paliativos, etc. La categoría o la especialidad como tal la tendría que crear el Ministerio.

Por nuestra parte, hemos  dotado específicamente de plazas para este desempeño. Ahora mismo de alguna manera los médicos que decidían trabajar en Urgencias estaban “canibalizando”, déjame que utilice esta palabra, la especialidad de Medicina de Familia. Así, la mayor parte de los médicos que terminaban la formación en Familia, que su destino natural es la Atención Primaria, acababan ocupando estas plazas de Urgencias.

Entendemos que la formación específica para médico de Familia y para médico de Atención Primaria debe potenciarse, deben aumentarse las plazas. Sabéis que han quedado más de 200 plazas en la última convocatoria de MIR sin cubrir. Afortunadamente en Andalucía solo son dos, que esperamos que ahora en la repesca se termine de cubrir, pero lo importante es que tenemos que hacer atractiva la especialidad de Medicina de Familia y tenemos que crear esas otras categorías para que la formación específica que reciben los facultativos al final les sirva a ellos y les sirva a la comunidad para lo que han sido formadas.


"Hemos abierto seis nuevos hospitales en estos dos últimos años así como más de 30 centros de salud"



¿Cuál ha sido la clave para que solo queden dos plazas sin cubrir MIR aquí en Andalucía cuando han sido 217 en toda España?

Entendemos que precisamente esas mejoras que hemos hecho tanto en el recorrido salarial como en esfuerzos especiales de puntuación para la bolsa, para las OPE, etc., es lo que denominamos zonas de difícil cobertura. La medicina Primaria es muy vocacional, yo creo que es una de las especialidades más bonitas.

Luego, la vida de cada uno le hace elegir, estamos en una sociedad libre y cada uno tiene las aspiraciones que pueda tener de vivir en una zona o de que sus hijos estudien en una universidad. Nosotros hemos intentado fomentar las coberturas de esas plazas en lugares de difícil acceso o más lejano a las capitales de provincias con  mejoras salariales y creo que en Andalucía, de momento, estamos avanzando.

Entrevista a Miguel Ángel Guzmán, gerente del SAS.


Ante el próximo 19 J, después de conocer desde primera línea de batalla la gestión sanitaria. ¿Qué considera usted que debe tenerse en cuenta por todos los partidos a la hora de afrontar la sanidad en Andalucía?

Creo que en Andalucía y en toda España lo que deberíamos tener es un gran pacto por la sanidad. Deberíamos de dejar de confrontar, sobre todo con la sanidad pública, y acabar con los maniqueísmos de “sanidad pública, sanidad privada”.

En España tenemos un sistema sanitario muy sólido a nivel público. Solo hay que viajar un poquito y no muy lejos, cualquier país europeo, y no tienen los recursos sanitarios públicos que tiene la sanidad española. Tenemos que estar orgullosos y, por lo tanto, tenemos que cuidarla. Cuando decimos cuidarla nos referimos a no estar confrontando unos a otros a ver quién le saca más defectos. Si fuéramos capaces de darnos un marco común y una hoja de ruta, con un plan estratégico, para consolidar, porque hemos crecido, hemos mejorado mucho, pero desordenadamente, para consolidar ese estado de bienestar a nivel sanitario.

Para finalizar ¿Valora repetir responsabilidad en la próxima legislatura? ¿Qué deja después de estos tres años casi al frente del Servicio Andaluz de Salud?

Lo que me dejo son muchas horas de atender a mi familia y a mis amigos. No me cabe duda de que Juanma Moreno volverá a formar gobierno, y yo desde luego estoy a disposición de lo que diga el presidente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.