Redacción Médica entrevista a Juan Espadas, candidato del PSOE en Andalucía, sobre su estrategia sanitaria

"Aprobaré un plan de rescate a sanitarios en mi primer Consejo de Gobierno"
Juan Espadas, candidato del PSOE a la Junta de Andalucía.


14 jun 2022. 13.00H
SE LEE EN 16 minutos
Con el objetivo de recuperar la Presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Espadas presenta su candidatura por el PSOE destacando la “vuelta a los servicios públicos”. En la última semana de campaña electoral, Espadas busca alentar el voto para sumar apoyos que le permitan gobernar en la región y llevar a cabo su modelo económico en sanidad, educación y servicios sociales. Así lo destaca en una entrevista a Redacción Médica, donde entre otros puntos subraya la “renovación” que se ha llevado a cabo en las bases del partido.

De cara al próximo 19 de junio, Espadas plantea un programa basado en los servicios públicos y la transparencia, recuperando “todo lo que se ha perdido en estos últimos años”. De este modo, mirando al futuro, el candidato socialista señala la importancia tomar partido en estas elecciones para “devolver a Andalucía un sistema sanitario público” basado en un “pacto social por la sanidad” donde se fomente la escucha activa de todos los sectores implicados.

¿Cómo puede afectar la creciente polarización y radicalización política a la sanidad y a la hora de llegar a acuerdos?

La crispación, la agresividad y el populismo en política no son buenas para nada, no aportan nada útil para la gente, así que mucho menos para la sanidad, que es una pata esencial de nuestro sistema de bienestar social. Soy una persona que cree y practica la política del diálogo y del acuerdo, y de escuchar, primero, a las personas interesadas y afectadas, que en el caso de la sanidad son los profesionales, sus representantes laborales y colectivos, las asociaciones de pacientes y los andaluces y andaluzas en general. El problema es que Moreno Bonilla ha gestionado la sanidad andaluza de espaldas al servicio público, porque sólo le interesa avanzar en su hoja de ruta conservadora de favorecer la sanidad privada, aunque sea a costa de la pública. Mi propuesta y mi compromiso es recuperar el diálogo y la colaboración permanente para, entre todos y todas, recuperar y avanzar en la mejor sanidad pública andaluza.

Juan Espadas durante una visita al Centro de Salud María Fuensanta de Sevilla Este


La sanidad exige consenso y acuerdos. ¿Hay alguna línea roja para el PSOE?

El carácter público de la sanidad andaluza es irrenunciable para el PSOE, con calidad, igualdad de acceso y cobertura universal. Podemos contar con entidades y colectivos de todos los ámbitos, también privados, para colaborar en aquello que pueda mejorar la salud de las personas, pero insisto: creemos firmemente que el sistema sanitario público es un gran logro del pueblo andaluz en la autonomía y que su contribución en la mejora de la calidad de vida y la seguridad de los andaluces y andaluzas es decisiva, así que lo defenderemos siempre.

La falta de apoyo a los presupuestos autonómicos ha sido el aliciente para convocar estas elecciones. ¿Cómo defiende que no se apoyaran estos presupuestos?

Fue Moreno Bonilla quien no quiso que Andalucía tuviera presupuestos en 2022, prefirió que no se aprobaran y no quiso el apoyo socialista. Sólo le interesaba el respaldo de la ultraderecha, como durante todo su mandato, y despreció nuestra mano tendida al diálogo y al acuerdo para sacar adelante unas cuentas públicas cruciales para la recuperación económica y social ante la crisis del coronavirus y de precios que ha venido después.

¿De verdad estaban dispuestos a apoyar estos presupuestos?

Estábamos dispuestos de verdad al acuerdo en beneficio de los andaluces y andaluzas, eso sí, conforme a unas premisas básicas entre las que incluimos el refuerzo de la sanidad pública, la equiparación salarial del personal sanitario con otras comunidades y la recuperación 8.000 profesionales despedidos; pero Moreno Bonilla no quiso asumir compromisos y no le interesó sacar adelante el presupuesto con el PSOE. Incluso rechazó la oferta que hicimos después de aprobar una modificación al presupuesto prorrogado para aplicar un plan de choque que acabara con el colapso de la Atención Primaria, con 400 millones de euros; de nuevo el PP rehusó el diálogo y hoy los centros de salud siguen saturados.


"Estábamos dispuestos de verdad al acuerdo en beneficio de los andaluces y andaluzas, eso sí, conforme a unas premisas básicas entre las que incluimos el refuerzo de la sanidad pública"



¿Cómo convencería a su médico de Familia para que le vote en las próximas elecciones andaluzas?

Como a cualquier otro ciudadano o ciudadana andaluza, insistiendo en que estas elecciones andaluzas son claves, porque Andalucía se juega muchísimo y tiene que decidir entre avanzar con el proyecto de gobierno progresista, moderno y social del PSOE o retroceder en derechos y servicios públicos con la coalición de PP y la extrema derecha. Explicándole, especialmente, que comparto su vocación de servicio a la ciudadanía y de que los andaluces y andaluzas cuenten con la mejor atención a la salud, en las mejores condiciones para profesionales y usuarios. Agradeciendo su esfuerzo, tremendo en pandemia, para que esta comunidad cuente con una gran sistema sanitario público que ya sentimos como algo propio y tenemos sumido como un derecho, pero que tenemos que seguir mejorando porque queda mucho por hacer y porque en los últimos tiempos se viene debilitando, primero por los rigores de la crisis financiera y de los recortes de Rajoy y en los últimos tres años y medio, por el debilitamiento progresivo del sistema público a cargo del Gobierno de Moreno Bonilla hasta su saturación, porque no ha sabido o no ha querido invertir la ingente cantidad de fondos asignados por el Gobierno de España a Andalucía para mejoras en servicios públicos.

¿Qué le cuenta su médico sobre la situación laboral que vive en su centro de salud?

La verdad es que es desolador escuchar a profesionales sanitarios lamentar que hacen todo lo que pueden por dar a sus pacientes la mejor atención, pero que llegan hasta donde pueden porque los centros de salud están colapsados, porque no son suficientes, no cuenta con todos los recursos que querrían, no tienen las retribuciones y las condiciones laborales que merecen… Yo respondo con el compromiso de que, entre las primeras medidas del próximo gobierno socialista, pondré en marcha un plan de choque para garantizar citas en Atención Primaria en 48 horas como máximo y consultas con especialistas dentro de los tiempos de garantía que marca la normativa.

¿Tiene miedo de que su perfil no cale más allá de Sevilla?

Miedo, a nada. Hemos hecho y seguimos haciendo un trabajo enorme en el partido para renovar nuestro proyecto y nuestros equipos a todos los niveles, adaptándonos y cambiando al ritmo de la sociedad andaluza, como siempre ha hecho el PSOE en Andalucía. Desde hace más de un año estamos inmersos en un proceso de escucha activa de la ciudadanía y sus organizaciones sociales, económicas, culturales, sectoriales, y estamos teniendo buena acogida. Y entre la precampaña y la campaña, estamos dando varias vueltas a la comunidad, con actividades de proximidad, cercanas a la gente, y creo que los resultados son positivos: los andaluces y andaluzas tienen ganas de confiar de nuevo en las y los socialistas.

¿Queda alguna herencia del pasado socialista andaluz de la sanidad en las actuales listas electorales?

En el PSOE el pasado es presente y futuro, aquí aprovechamos la vocación y la experiencia, aunque no sea en las listas electorales. Quien quiere y puede aportar lo hace de muchas maneras en nuestro partido.


"Entre las primeras medidas del próximo gobierno socialista, pondré en marcha un plan de choque para garantizar citas en Atención Primaria en 48 horas como máximo y consultas con especialistas"



¿Cómo valora estos tres años y medio de Gobierno del PP en materia sanitaria? ¿Qué ha echado en falta?

La gestión del PP es una tragedia para la sanidad pública: en estos tres años y medio, Moreno Bonilla se ha dedicado con la ayuda de Cs y de la ultraderecha a emprender su estrategia de debilitamiento del sistema público en favor de la sanidad privada, y el resultado es saturación y colapso en la Atención Primaria y hospitalaria y cada vez más seguros médicos privados. Andalucía está ahora a la cola en inversión sanitaria por habitante, 8.000 profesionales fueron expulsados de la sanidad pública y otros 12.000 están pendientes de la renovación o no de sus contratos, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública sitúa por primera vez a nuestra tierra entre los “peores servicios sanitarios de España”, la región batió su récord en derivaciones a la privada… Éste es el legado de Moreno Bonilla en sanidad, el que queremos revertir incrementado de manera decisiva la inversión pública y contando con los expertos y profesionales.

¿Qué medidas consolidadas de los anteriores gobiernos socialistas cree que han decaído en sanidad?

El problema que Moreno Bonilla está causando a la sanidad andaluza es global, porque las políticas del PP están cuestionando y socavando la gran conquista social que es en Andalucía su sistema sanitario público. Están generado un caos sanitario sin precedentes, con colas en centros de salud, urgencias saturadas, listas de espera de larga duración para pruebas diagnósticas y atención hospitalaria y profesionales al límite de la extenuación por exceso de trabajo.

En Andalucía han aumentado los conciertos sanitarios con la privada durante estos cuatro años de gobierno. ¿Cree que se está privatizando la sanidad andaluza vía decreto (ley 26/2021)?

Moreno Bonilla y su Gobierno nos han puesto en ese camino, han utilizado su mandato para sentar las bases de un sistema sanitario con más peso del sector privado, por la vía de permitir que se sature y que empeore la calidad de la sanidad pública. En 2014 y en 2018, Andalucía estaba en el grupo de comunidades con menor grado de privatización en su sistema sanitario, y ahora estamos a las puertas de las que tienen mayor grado, con récord en derivaciones a la privada en 2021.

A principios de año vimos la Atención Primaria saturada y desde el PSOE se incidió en la incoherencia de las cifras reales con las presentadas por la consejería. ¿A qué cree que se debió esta situación?

Este Gobierno de Andalucía no ha sido, precisamente, claro ni transparente con las cifras, pero sólo hace falta hablar con el personal médico, de Enfermería o de administración o ver las colas en los centros de salud, para certificar que la Atención Primaria no está funcionando bien. Lo único que funciona como un reloj con el PP es el tremendo aparato de propaganda que han montado en la Junta, con el que ocultan los problemas que están causando en la sanidad pública y en la Andalucía real y silencian las quejas del personal de todos los servicios sanitarios y de la ciudadanía.

¿Qué necesita la Atención Primaria andaluza para ser más solvente?

Más personal y más medios, y Andalucía cuenta con recursos para reforzar este servicio sanitario fundamental, de proximidad y puerta de entrada en el sistema para la ciudadanía: desde el Gobierno de España se han adjudicado a la comunidad más de 2.350 millones de euros adicionales para la sanidad pública, pero Moreno Bonilla se ha resistido a reforzarla al mismo tiempo que, nada casualmente, incrementaba las cantidades para servicios concertados con el sector privado. Desde el PSOE proponemos un Pacto Social por la Sanidad dirigido a revalorizar el sistema público de salud y cuidados y devolver a la ciudadanía en el centro del sistema. Nuestro compromiso es adoptar todas las medidas necesarias para garantizar una atención sanitaria en tiempo y forma, al margen de las urgencias, con un máximo de 48 horas para la cita de Atención Primaria.


"Desde el PSOE proponemos un Pacto Social por la Sanidad dirigido a revalorizar el sistema público de salud y cuidados y devolver a la ciudadanía en el centro del sistema"



Andalucía va a estabilizar por RD a 14.316 sanitarios. ¿Son suficientes? ¿Se ha atendido a la demanda real de los interinos?

El PP se dedica a gestionar la sanidad a parches en plena pandemia global, y no podemos olvidar que con el virus muy, muy activo a final del año pasado dejó al sistema público sin 8.000 profesionales, y después renovó a otros 12.000 profesionales sus contratos, pero de nuevo de manera temporal y dejando mucha incertidumbre a estos trabajadores y trabajadoras y a los andaluces y andaluzas que necesitan una sanidad pública, fuerte y de calidad. Moreno Bonilla no trata bien al personal interino de la Junta, ni en la sanidad ni sus agencias y servicios públicos, ni en el resto de la administración autonómica. Mi compromiso es que, si la ciudadanía me otorga su confianza mayoritaria en las urnas, el nuevo gobierno socialista garantizará a los y las profesionales internos residentes su derecho a un primer contrato laboral.

Un presupuesto del PSOE para Andalucía. ¿Qué posición daría su partido a la sanidad?

Mi compromiso es firme, y así lo he garantizado en mis reuniones de escucha activa con colectivos de la sanidad andaluza: el pacto social por la sanidad andaluza que propongo se aprobará por ley y blindará el sistema sanitario público y su financiación para asegurar que siempre se supere el 7 por ciento del PIB de presupuesto en salud y que en 2023 alcancemos la inversión de 1.500 euros por habitante, lo que supondrían unos 13.000 millones de euros. El objetivo es invertir en Andalucía en sanidad al menos igual que la media nacional por habitante.

Los sanitarios andaluces reclaman más presupuesto y dotaciones. ¿Están bien pagados los médicos y enfermeros andaluces? 

Mi apuesta es gestionar, y bien, los recursos disponibles para reconocer su labor como merecen y promover su desarrollo y carrera profesional, la estabilidad en el empleo y la progresiva equiparación salarial: para conseguirlo, crearemos un fondo de 50 millones de euros cada año, hasta alcanzar la media de las retribuciones de España. De hecho, en mi primer Consejo de Gobierno la primera decisión sería aprobar un plan de rescate de profesionales para la sanidad andaluza y de refuerzo de la Atención Primaria.

Los sindicatos han sido muy críticos en esta legislatura. ¿Se han atendido las demandas de los representantes sindicales?

Las quejas de los profesionales sanitarios a través de sus representantes sindicales han sido constantes, y han sido estas organizaciones quienes han alzado la voz de alarma y han certificado que la sanidad pública andaluza está en peligro y no funciona como debe, por falta de inversión, personal y medios. El Gobierno andaluz se ha escudado en manera no muy digna durante tres años y medio en la pandemia para no atender las demandas sindicales y ciudadanas, pero ya se está quedando sin excusas.

¿Echa de menos discutir con los sindicatos desde la Administración?

No se trata de discutir, se trata de dialogar, negociar y acordar con las y los legítimos representantes del personal sanitario para que la gente de esta tierra vuelva a tener la mejor sanidad pública. Queremos salvar e impulsar el sistema sanitario andaluz con más profesionales, contando con ellos para la modernización del sistema de Atención Primaria, especialmente, construyendo un nuevo sistema de gobernanza que cuente con los profesionales en la gestión de los centros y centrado en cuidar mejor a las personas.

Desde Enfermería, el Consejo Andaluz ha solicitado que se les reconozca como de la categoría A1. ¿Está el PSOE a favor de apoyar este reconocimiento?

Estamos a favor de escuchar, y muy atentamente, a los enfermeros y enfermeras, cuya labor es esencial, y ha quedado bien claro en la pandemia. Para el PSOE, el papel de estos profesionales ese simplemente esencial en el sistema público de cuidados que queremos construir contando con todos los colectivos implicados, y atender y gestionar estas legítimas reivindicaciones de carrera y categoría de la enfermería está en marcado rojo en nuestra agenda.

En un gobierno socialista. ¿Qué perfil debe tener un buen consejero? ¿Quién le gustaría que fuera su consejero de Salud?

La persona que asumirá esta responsabilidad en el nuevo gobierno socialista de Andalucía seguro que tendrá un compromiso inquebrantable con la sanidad pública, de calidad y de acceso universal, con la igualdad y con la gestión eficaz, sensible y humana, con las personas y su calidad de vida en el centro de toda la acción política. Sobre su nombre, tendremos que esperar a que los andaluces y andaluzas hablen en las urnas y nos den su confianza mayoritaria para que esta tierra avance y no retroceda.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.