Redacción Médica ha reunido a los portavoces políticos para debatir el rumbo de la sanidad andaluza ante el 19J

En la parte superior de la imagen, Rafael Segovia (Vox); Beatriz Jurado (PP); y Guillermo Díaz (Ciudadanos). Sentados, María Ángeles Prieto (PSOE) y Antonio Daponte (Por Andalucía).


03 jun 2022. 00.00H
SE LEE EN 31 minutos
Las elecciones del próximo 19 de junio marcarán el camino de la sanidad en Andalucía. Con diferentes líneas de actuación por parte de los partidos que concurren a los comicios, Redacción Médica, con la colaboración de Chiesi,  ha reunido a los cinco representantes de los grupos con presencia en el actual arco parlamentario. Así, coincidiendo con el inicio de la campaña electoral de las elecciones andaluza, que arranca este viernes, los principales representantes políticos ofrecen sus principales líneas de campaña en materia sanitaria. 

Un debate donde la sanidad ha sido la protagonista desde sus diferentes perspectivas, ya sea desde la dotación presupuestaria y su gestión,  las condiciones laborales de los profesionales o la necesidad de afrontar las mejoras en Atención Primaria. Para tratar cada uno de los temas, el debate ha estado dividido en cuatro bloques, en los cuales cada representante ha defendido las líneas de actuación de su partido junto a las propuestas concretas. El mismo ha concluido con un minuto de oro para cada participante, cuyo orden fue establecido por sorteo. 

Así, por parte del PSOE-Andalucía, María Ángeles Prieto, ha sido la encargada de exponer la visión de la sanidad para el futuro en la región. Desde el Partido Popular, la encargada de defender las políticas sanitarias llevadas a cabo durante los últimos tres años y medio por el Gobierno de Moreno Bonilla, ha sido Beatriz Jurado. Por parte de Ciudadanos, Guillermo Díaz ha presentado la visión de la política sanitaria que el grupo tiene para la comunidad autónoma. Para defender las posturas de Vox, el actual diputado por Huelva, Rafael Segovia, ha sido el elegido por su conocimiento directo del sector. Finalmente, desde Por Andalucía, Antonio Daponte ha sido el encargado de introducir las propuestas en sanidad del nuevo partido creado tras la coalición de las izquierdas.

Vea aquí el debate completo 'la Sanidad Andaluza ante el 19J', organizado por Redacción Médica, con la colaboración de Chiesi. 


BLOQUE I. La Economía andaluza ante la sanidad


El primer bloque del debate sobre sanidad en Andalucía se ha centrado en recoger las distintas posturas de los portavoces en materia presupuestaria y de gestión económica. El turno de intervenciones, ordenado previamente por sorteo, comenzaba con la presentación de propuestas de Guillermo Díaz, por el grupo Ciudadanos, quien ha defendido la importancia de vincular el presupuesto sanitario al número de habitantes, destacando que “el presupuesto sanitario debe regirse por la eficiencia, modernidad y regeneración”.

Así, en cuanto a gestión económica, Díaz ha recalcado que “una de las prioridades sanitarias de Ciudadanos deben ser, en primer lugar, invertir en los recursos humanos. En materia de infraestructura se ha avanzado bastante, pero la pandemia ha demostrado que el Sistema Nacional de Salud (SNS) está bastante infradotado a nivel de personal”.

Sobre la unión con la sanidad privada, Díaz ha sido uno de los representantes más tajantes, remarcando que “la colaboración pública-privada se ha demostrado muy útil, no solo en la sanidad andaluza sino en el Sistema Nacional de Salud”, señalando así que “la demonización de la colaboración público-privada es una constante que tenemos que vivir en todas las administraciones por parte de partidos populistas”.

El representante de Vox, Rafael Segovia, ha destacado la premisa de eliminar “los 18 sistemas sanitarios que existen en España”, refiriéndose a las autonomías y al Ingesa. También ha afirmado que un presupuesto ligado al PIB “incrementa las diferencias entre regiones”, lo que les lleva a preferir un presupuesto “ligado al número de habitantes y años”.

Sobre propuestas concretas para este presupuesto, Segovia ha destacado la necesidad de “fidelizar a los profesionales sanitarios. La sanidad andaluza sufre mucho la falta de médicos y de enfermeros. Hay que ofrecer contratos dignos y estables”.

La gestión con la sanidad privada también ha sido un pilar a destacar por el representante de Vox, quien como médico en la sanidad privada ha expuesto que “conozco de primera mano su buena labor”. Desde su propio conocimiento, Segovia ha manifestado que “en Vox defendemos una sanidad pública excelente y una sanidad privada que la complemente y que compita con ella por sus propios medios. La sanidad pública tiene la obligación de atender a los pacientes en tiempo y forma. Allí donde no lo puedan cumplir tendrán que concertar para que los pacientes sean atendidos debidamente”.

Por el grupo socialista, María Ángeles Prieto, ha presentado el objetivo de su partido para la próxima legislatura, que no es otro que el de “blindar la financiación de la sanidad pública”. “Nuestra propuesta es fijar un gasto mínimo del siete por ciento del PIB para sanidad”, sumando además la meta de “alcanzar el gasto medio por habitante de España”. En esta línea, Prieto ha denunciado como “el menor gasto por habitante de España lo tiene Andalucía. Y es menor que en 2019. Hay que interpretar los datos con rigor para poder interpretar, y tener en cuenta el valor de la inflación”


María Ángeles Prieto, del PSOE: "Los MIR tendrán derecho a un primer contrato laboral en el centro donde hayan realizado su formación". 


Así, como medida concreta, la representante socialista ha destacado las “cuatro líneas” fundamentales para el PSOE en materia de sanidad “reforzar la Atención Primaria y de Salud Pública, mejorar las retribuciones y condiciones de nuestros profesionales sanitarios y modernizar los centros sanitarios y nuestras tecnologías pensando siempre en las personas”. En un repaso por la “pérdida” de recursos y personal “durante el gobierno del Partido Popular”, Prieto ha indicado también que su partido “frenará” la privatización de la sanidad, apostando por “un sistema sanitario público fuerte”.

En esta línea, ha llegado a anunciar que se suspenderían los actuales conciertos, dejando “estrictamente lo que sea necesario, para virar hacia la tendencia final de que no existan”, un posicionamiento al que también ha añadido la vuelta del sistema de Agencias Públicas Empresariales, para eliminar el “impacto negativo” que la integración en el servicio Andaluz de Salud (SAS) ha supuesto para la población y los propios trabajadores. 

En defensa de la actual gestión económica, la portavoz en la Comisión de Salud del Parlamento andaluz y representante del Partido Popular, Beatriz Jurado, ha destacado cómo “desde el Partido Popular estamos convencidos de que la inversión debe hacerse por habitante. Un aumento en las cifras totales debe redundar en una mejor calidad asistencial y, por tanto, una mejor financiación. Esto es lo que hemos hecho en estos tres años de gobierno y seguiremos haciendo”. Así, en cifras Jurado ha recordado como “el  último presupuesto para sanidad, propuesto por el PP y rechazado por el PSOE, VOX y Adelante Andalucía, es de 12.900 millones, 3.000 millones más”.

Una dotación a la que se suman como propuestas en sanidad la “prioridad de continuar con las mejoras retributivas” junto con la mejora en el acceso a la carrera profesional y el avance en “el plan de infraestructuras humanizadas, que contempla 33 nuevos centros con una inversión de 1.060 millones de euros, y avanzar con la transformación de la Atención Primaria”, destacando así como, en los tres años y medio de legislatura, el Gobierno andaluz  “primero hizo una planificación de las inversiones para asegurar la equidad y reparto de las infraestructuras”. Ejemplo de la política de unificación de recursos se ha planteado la integración de las Agencias Públicas Empresariales en el SAS, la cual se ha gestionado dentro de “un proceso idílico, según los propios sindicatos”.

Jurado también ha señalado el compromiso con la financiación de la sanidad pública, dejando la “asistencia por la privada como algo complementario siempre y cuando sea necesaria”. En este punto, la representante popular incidió en su postura por la cual “no tengo nada en contra de los conciertos, ya que estos buscan la mejor prestación para los andaluces. El PP es el partido que más ha invertido en sanidad pública, no ha abierto ningún hospital a través de conciertos y ha mantenido los ya existentes”.

El encargado de cerrar el primer bloque del debate ha sido Antonio Daponte, representando las posturas sanitarias de Por Andalucía. En materia económica, sitúa a su partido en la insistencia de que “ligar el gasto al PIB no vale, porque fluctúa y nos estaríamos engañando a nosotros mismos. Mientras, el gasto sanitario per cápita es el indicador que mejor mide las necesidades sanitarias de nuestra población. El objetivo es llegar a la media nacional en gasto per cápita”.

Entre las medidas concretas de cara a la próxima legislatura, Daponte ha insistido en la necesidad de “reducir las desigualdades en salud, fortaleciendo los sistemas de salud públicos. Esto significa elevar el gasto sanitario un 17 por ciento durante la legislatura para llegar a la media nacional”. Todo ello destacando a su vez la subida del gasto en Atención Primaria hasta el 20  por ciento y mejorando las condiciones laborales de los profesionales.

En defensa de la equidad, Daponte ha mostrado la pertinencia de crear una ley que asegure esta igualdad a la hora de crear nuevas infraestructura en la comunidad autónoma. Su partido quiere además “delimitar los conciertos sanitarios, estableciendo indicadores de calidad de esa asistencia sanitaria en esos acuerdos público-privados, dejándolos como algo excepcional”.


BLOQUE II. Políticas de Recursos Humanos en el SAS


La situación laboral de los profesionales sanitarios andaluces ha centrado el debate del bloque II del encuentro organizado por Redacción Médica, con la colaboración de Chiesi. En primer lugar, según deparó el sorteo previo, Beatriz Jurado, del PP, reconoció que “en Andalucía faltan médicos especialistas”, aunque “durante estos tres años y medio de gobierno popular, hemos logrado mejorar las condiciones laborales de los sanitarios ya existentes y además hemos aumentado la plantilla en 2.433 especialistas más”.

En este sentido, Jurado ha señalado que “cuando el PP llegó a la Junta había 95.000 trabajadores en el SAS. Hoy hay más de 119.000. Y todo esto pese a que el Gobierno de Pedro Sánchez decidió eliminar la ayuda para financiar contratos covid justo cuando comenzó la sexta ola, la peor de todas”.

Beatriz Jurado, del PP: "Nos comprometemos a a financiar la sanidad pública, dejando la asitencia privada como algo excepcional"


También ha reconocido que los sanitarios andaluces “no están bien pagados”, por este motivo “en todos y cada uno de los presupuestos del PP hemos planteado un acuerdo con los sindicatos para un aumento salarial de los complementos intentando llegar a una meta final que equipare el sueldo de los sanitarios con la media nacional”.

Así, Jurado ha confesado que “de los MIR que se formaban antes en Andalucía solo se quedaban el 39 por ciento. Ahora el gobierno del PP ha logrado fidelizar al 71 por ciento de los residentes. Además vamos a mejorar sus condiciones, primando, por ejemplo, las zonas de difícil cobertura”.

Le ha seguido en el turno Rafael Segovia que, al igual que el resto de participantes al debate, también cree que “en Andalucía faltan médicos y además están mal pagados. Normal que decidan irse a otras regiones o incluso fuera de España a buscar otras oportunidades”. En concreto, Segovia ha señalado que la región andaluza hay una media de 1,72 especialistas por cada 1.000 habitantes y 2,89 enfermeras por cada 1.000 habitantes. “Es la ratio más baja de toda España”.

Ante este déficit, Segovia cuenta que Vox presentó una propuesta en el Parlamento Andaluz para impulsar el aumento de plazas para estudiar Medicina en las facultades que existen en Andalucía para anticiparse a la falta de médicos que está por venir. “Una propuesta que fue rechazada por Ciudadanos, PSOE y Adelante Andalucía”, reprocha.

“De todas formas, esta medida hubiera sido insuficiente dado que si no conseguimos que los MIR cuando terminen la residencia se terminen quedando. Estamos desperdiciando el talento cosechado. Tenemos que hacerles una buena oferta de trabajo, que sea estable y bien remunerada”, ha puntualizado Segovia. 

Rafael Segovia (Vox); Beatriz Jurado (PP); María Ángeles Prieto (PSOE); Guillermo Díaz (Ciudadanos); y Antonio Daponte (Por Andalucia) posan minutos antes de que arrancara el debate sanitario. 


Guillermo Díaz, de Ciudadanos, cree que los sanitarios andaluces “están mejor pagados ahora que en el pasado pero aun así sus retribuciones siguen siendo insuficientes”. Díaz ha señalado que en las consejerías donde ha estado presente Ciudadanos “ha habido una equiparación salarial real con el resto de profesionales de España. Por ejemplo, los docentes andaluces han conseguido dicha equiparación. En Andalucía existía un plan similar para un aumento salarial en esta misma línea, pero al verse truncado los presupuestos de 2022 ha sido imposible que salga adelante. Ciudadanos propone retribuir más y mejor a los profesionales que ya están en Andalucía, y luego hacer este territorio más atractivo para que vengan los que no están”. Para ello, Díaz promete una equiparación salarial de los profesionales sanitarios andaluces con los del resto de España, tal y como hizo la Consejería de Educación con los docentes de esta región.

Por su parte, Díaz quiere ofrecer a los MIR, y al resto de residentes de la Formación Sanitaria Especializada, “más incentivos para los sanitarios que están en el mundo rural. A base de impulsar la investigación y dotándoles de medios para que puedan desarrollar una carrera profesional plena aunque estén lejos del hospital", alejándose del "centrismo que todavía nos atañe”.

El representante de Por Andalucía, Daponte, ha incidido en la idea de que es necesario “dimensionar” las plantillas sanitarias para que se ajusten “a las necesidades reales de la población, tanto ahora como en el futuro”. Así, ha manifestado que “actualmente, en casi todas las especialidades tenemos ratios por debajo de los recomendados por organizaciones internacionales con respecto a otros países. Y en segundo lugar, tenemos peores condiciones de trabajo, lo que aboca a que los que acaban el MIR se vayan”.

“Nuestra propuesta sería hacer contratos temporales pero más largos, como mínimo de tres meses. También proponemos desde Por Andalucía el mejorar las condiciones de trabajo y salario de los profesionales sanitarios y los residentes, ofreciéndoles una mejor carrera profesional, o incluso acabar con las guardias de 24 horas y pasarlas a guardias de 12 horas, como ya sucede en otros lugares del mundo”, ha finalizado Daponte.

Por último, María Ángeles Prieto, del PSOE, ha sido la encargada de cerrar este segundo bloque de discusión. Prieto avanza que la falta de médicos “es un problema nacional que afecta a todo el Estado y que va a afectar más en los próximos años porque el boom de la jubilación de profesionales sanitarios va a suceder de forma inminente”.

Guillermo Díaz, de Ciudadanos: "La Farmacia podría participar mucho más en el sistema, pudiendo ayudar en la Atención Primaria y a toda la comunidad sanitaria"


“Lo que sí que sorprende es que faltando especialistas y faltando médicos se hayan despedido a 8.000 profesionales en Andalucía y haya 12.000 con contratos precarios hasta final de año”, ha denunciado Prieto, que ha recordado como “en el periodo desde 2009 a 2014 las restricciones presupuestarias que impuso la ley de estabilidad del gobierno del PP prohibía contratar y reponer la tasa de reposición”.

Para los MIR, Prieto avanza que el PSOE quiere ofrecer “el derecho a un primer contrato laboral en el centro donde el especialista ha realizado la residencia. Además, nuestro programa electoral también refleja la inclusión inmediata, una vez que termina la residencia, en una bolsa del sistema para acceder a contratos de larga duración. De llegar al Gobierno lo haremos de forma inmediata”.

BLOQUE III. Atención Primaria e impacto de la salud mental 


El tercer bloque del debate organizado por Redacción Médica se ha centrado en una de las áreas más importantes de la sanidad andaluza: la Atención Primaria. Todos los partidos políticos han coincidido en que es necesario darle un “impulso” y “plantear cambios importantes en su estructura organizativa”.

Rafael Segovia, como médico, ha diagnosticado que la Primaria en Andalucía “está muy mal”. “Vale que ha habido pandemia, pero el paciente andaluz se ha sentido abandonado por su centro de salud. Además, los médicos han estado absolutamente sobrecargados. Ha habido una mala gestión de los recursos. En mi caso, que trabajo para la privada, he seguido trabajando de forma presencial y la demora asistencial ha sido cero. En la pública el paciente y profesional se han sentido solos”.

Segovia ha denunciado que sus compañeros de la pública, pese a hacer el mismo trabajo que él, “tenían que hacer además trabajos burocráticos y labores de rastreo, sin que les tocara hacerlo. Unos trabajos que podrían haber hecho otras personas y ellos dedicarse a lo verdaderamente importante que era la atención al paciente”. 

Con respecto a la salud Mental, Vox, según Segovia, propuso en esta legislatura que todos los centros de salud tuvieran un psicólogo que permitiera detectar problemas relacionados con conductas alimenticias o que sirviera de enlace con el médico de Familia. “Pero la coordinación entre los centros de salud y los centros psiquiátricos sigue siendo muy distante. La salud mental en Andalucía está carente de personal. Necesita una reforma absoluta”.

María Teresa Fernandez, periodista de Redacción Médica, fue la encargada de moderar el debate 'La Sanidad Andaluza ante el 19J'.


Desde el Partido Popular la Atención Primaria la asumen como una “prioridad de gobierno”. Así lo aclama Beatriz Jurado, quien reconoce que “la pandemia no puede ser una excusa para confesar que la Medicina de Familia en Andalucía necesita un impulso importante”.

La representante del PP ha destacado que gracias a la estrategia para reforzar la Primaría que la consejería de Jesús Aguirre puso en marcha antes de la pandemia “ayudó aliviar los peores azotes que esta provocó, gracias a iniciativas puestas en marcha durante este tiempo, como fue la telemedicina”. Además, quieren “reformular y avanzar en una estrategia firme, reforzando medidas que ya se han implantado aquí, como es la enfermera escolar, la desburocratización del médico, el perfil de enfermera de prácticas, etc”.

En lo referente a salud mental, Beatriz Jurado ha remarcado que “ha sido la gran olvidada durante los últimos años en Andalucía. Cada unidad de cada hospital funcionaba de forma distinta, sin equidad y sin conexión con la Primaria. Ahora, hemos construido 22 equipos de unidades de gestión clínica y hemos integrado dichas unidades en los centros de salud, con 22 psicólogos. Que aún sigue siendo pocos pero ya hemos empezado a potenciarla”.

La representante sanitaria del PSOE, María Ángeles Prieto, ha reconocido que “la Primaria sufría carencias importantes”, achacándolas a “los recortes del gobierno del Partido Popular”. Aun así, Prieto ha subrayado “los efectos devastadores que ha tenido la gestión de Moreno Bonilla sobre la Atención Primaria, coincidiendo con la llegada de la pandemia del Covid-19”. “Nunca jamás podíamos pensar que hoy en día sigue habiendo muchos centros en los que la demora para recibir una cita es de 15 a 20 días”, ha denunciado.

Rafael Segovia, de Vox: "El paciente andaluz y el profesional sanitario se han sentido abandonados durante la pandemia"


Para solucionar este problema, el PSOE propone “reforzar toda la estructura de Atención Primaria tanto a nivel comunitario como en las unidades hospitalarias, hospitales de día, etc, con el consiguiente y necesario esfuerzo de ampliar el personal. Y una idea importante, vamos a reforzar la Primaria no solo con psicólogos, sino con equipos multidisciplinares donde entran otras disciplinas”.

Sí coincide con el resto de los representantes políticos en que la salud mental es “una prioridad” y el suicidio “un problema importante”. “En nuestro programa tenemos una línea específica de detección y prevención de conductas suicidas, además también cuestiones concretas que tienen que ver con el apoyo psicosocial a las personas después del covid con una línea de atención específica para profesionales que han vivido la tragedia de la pandemia en primer persona y necesitan apoyo y atención psicológica”, ha puntualizado.

Antonio Daponte, de Por Andalucía, ha explicado que la Primaria es “el eslabón principal de cualquier sistema público y sin embargo lleva años en crisis, agravándose con la llegada de la pandemia”.

“Nosotros proponemos blindar la Primaria destinándole un 20 por ciento del gasto sanitario andaluz cada año, y digo blindarlo porque sino se lo come la atención especializada”, ha propuesto el representante político.

En este sentido, sobre salud mental y organización de los centros de salud, Daponte también cree que se debería “ampliar el horario de todos los centros de salud por lo menos durante 12 horas”.

Para cerrar este bloque, Guillermo Díaz de Ciudadanos ha denunciado que en los Presupuestos Generales del Estado ofreció al PSOE un pacto en el que se incluía destinar 500 millones para la Atención Primaria a repartir entre todas las CCAA y la dotación de psicólogos en todos los centros de Atención Primaria. “Y de esto no aceptaron nada. Pero sí aceptaron impulsar el Netflix catalán”, ha reprochado.

Díaz también ha ahondado en un problema muy grave como son los suicidios. “Ahora mismo se están suicidando 11 personas al día. Es la causa de muerte no natural por encima de los accidentes de trabajo. O nos ponemos las pilas con ese tema y dotamos de medios suficientes y necesarios a la Primaria o tendremos un gran problema a corto plazo”.

Los principales partidos políticos de Andalucía han debatido sobre sanidad en el debate organizado por Redacción Médica, con la colaboración de Chiesi. 


BLOQUE IV. Nueva Ley de Farmacia y papel de la Enfermería


La Ley de Farmacia y la petición de un cambio en la clasificación de los profesionales de Enfermería al rango A1 en la estructura de los funcionarios públicos han protagonizado el bloque IV del encuentro organizado por Redacción Médica, con la colaboración de Chiesi. En primer lugar, tal y como determinó el sorteo previo realizado, Beatriz Jurado aseguró que “la subasta de medicamentos debe eliminarse de la Ley de Farmacia”.

Jurado también explicó, sobre el pasar al personal de Enfermería a categoría A1, que “cuando se establecieron los planes de estudios de Bolonia quedó establecido qué posgrados eran habilitantes y daban acceso al A1; y en el plan de estudios de Enfermería no consta así. Por lo tanto no se puede acceder al A1 según el plan docente de Enfermería”.

Antonio Daponte ha sido el siguiente en tomar la palabra para abordar este bloque IV en el que se ha referido a las subastas que recoge la Ley de Farmacia como “un intento por contener el gasto sanitario”. Sobre el personal de Enfermería, ha afirmado que la clasificación de estos profesionales “merece la pena una revisión” y pide “escuchar” a los profesionales, “hablando con los sindicatos y hacer un planteamiento serio”.

Antonio Daponte, Por Andalucía: "Proponemos blindar la Primaria destinándole un 20 por ciento del gasto sanitario andaluz cada año"


Por su parte, Guillermo Díaz ha querido poner sobre la mesa otra cuestión sobre los profesionales farmacéuticos. “La Farmacia, que forma parte del SNS, no está totalmente integrada en el engranaje del Sistema Nacional de Salud”. Desde su punto de vista, “la Farmacia podría participar mucho más en el sistema, pudiendo ayudar en la Atención Primaria y a toda la comunidad”. Díaz pide que se tenga en cuenta “la posibilidad de habilitar que los farmacéuticos puedan tener acceso a determinadas partes del historial médico del paciente”, porque su función, según su opinión, “está infrautilizada”.

Respecto al reclamo de un cambio en la clasificación de los profesionales de Enfermería a rango A1, Díaz cree que hoy en día los “enfermeros están sobrecualificados para muchas de las cosas que hacen. Podrían hacer mucho más, como recetar algún tipo de medicamentos. Incluso podrían tramitar bajas laborables, sin problema”.

Rafael Segovia, representante de Vox, ha expresado que la “subastas de medicamentos atenta contra la ley de competencia y perjudica a los laboratorios que investigan”, por ello se encontraba el hecho de eliminarlas en el acuerdo de investidura entre el Partido Popular y su partido. También ha querido destacar el trabajo de los farmacéuticos que, en su opinión, “pueden tener un papel más importante del que tienen actualmente porque están capacitados para recetar algunos medicamentos, como los analgésicos”.

La última en participar en este cuarto bloque ha sido María Ángeles Prieto, que ha querido destacar que la “subasta era una herramienta para garantizar la disponibilidad del medicamento” y lamenta que con su supresión “los ciudadanos han perdido 250 millones de euros anuales en financiación pública para la sanidad andaluza”. Es por ello que ha prometido que si su partido, el PSOE, recuperar el gobierno de Andalucía “volveremos a establecer el sistema de la subastas”.

Minuto de oro 


Minuto de oro de Beatriz Jurado, representante del Partido Popular. 

Beatriz Jurado, representante del Partido Popular: Estos debates nos permiten exponer el cambio que ha dado nuestro sistema público de salud en Andalucía. La gestión de Juanma Moreno y Jesús Aguirre en pandemia  ha estado por encima de la media. Veníamos de una sanidad deteriorada y hoy tenemos una sanidad que se financia con 3.000 millones de euros más. Una sanidad que cuenta con 25.000 profesionales más, habiendo acabado con las agencias públicas. Hemos estabilizado al 65 por ciento de la plantilla del SAS. Y hemos destinado una inversión de 1.600 millones de euros que se han convertido en 33 nuevos centros de salud y hospitales en Andalucía. Hemos puesto a la salud mental por primera vez como una prioridad, así como a la salud pública. Andalucía ha fortalecido su sistema pública de salud durante estos años tan difíciles gracias al presupuesto, gracias a la voluntad y lo queremos seguir haciendo y por eso pedimos su voto para el Partido Popular para consolidar el cambio en Andalucía en materia de sanidad.

Minuto de oro de María Ángeles Prieto, representante del Partido Socialista-Andaluz. 

María Ángeles Prieto, representante del Partido Socialista: Después de tres años y medio de desmantelamiento y caos en el sistema sanitario, después de tres años y medio del gobierno de Moreno Bonilla, el compromiso del PSOE es apostar por una sanidad pública de más calidad. Más y mejor sanidad pública. Más y mejor Atención Primaria, con cita máxima a las 48 horas en Primaria. Con más profesionales y mejores condiciones de trabajo. Queremos rescatar a las casi 900.000 personas que están actualmente en lista de espera y a las que están esperando en su casa, que no sabemos cuántas son porque no tenemos datos. Vamos a frenar la privatización para apostar por tener la mejor sanidad pública en Andalucía. Apostaremos por una atención sanitaria de referencia y de vanguardia, que cuente con los mejores centros y los mejores profesionales sanitarios, para que puedan dar la atención sanitaria con más calidad y más calidez. Por todo esto, hay que votar al PSOE. 

Minuto de oro de Antonio Daponte, representante de Por Andalucía.

Antonio Daponte, representante de Por Andalucía: Después de una legislatura, el PP nos deja una sanidad peor de la que teníamos. Tenemos uno de los peores sistemas saniatrios de España, según las organizaciones profesionales. Tenemos el menor gasto sanitario per cápita de toda España. Han aumentado las listas de espera y, particularmente, ha aumentado la demora hasta límites inaceptables en Atención Primaria. Han aumentado las privatizaciones. Proponemos fortalecer la sanidad pública, potenciar la Primaria, incorporar la salud mental a los servicios sanitarios, reforzar los servicios de salud pública para prevenir las enfermedades y los daños a la salud y equiparar las condiciones de trabajo de los profesionales andaluces con los del resto de España. Si quieres votar por la sanidad pública, vota Por Andalucía.

Minuto de oro de Guillermo Díaz, representante de Ciudadanos.

Guillermo Díaz, representante de Ciudadanos: En estas elecciones no hay que elegir entre la peor versión de la izquierda o la peor versión de la derecha. No hay que elegir qué parte de la ciencia quieres negar. No hay que elegir entre quienes juegan a ser antivacunas o entre quienes salen a pegar gritos si alguien dona dinero a la lucha contra el cáncer. No hay que elegir entre quienes dicen que los niños por reproducción asistida no son bienvenidos o quienes dicen que los niños por gestación subrogada son un producto comercial. No hay que elegir entre la vía de Castilla y León o la vía del Gobierno de España. No hay que resignarse a que el PP y el PSOE gobiernen con las peores versiones de sí mismos. Hay una tercera vía que es la que se rige hoy en Andalucía todavía. Una vía con Ciudadanos en el gobierno. Ciudadanos es el elemento esencial para que no se repitan cuestiones como en Castilla y León o como en el Gobierno central. Una vía que apueste por la salud mental. Una vía que apueste por la colaboración público-privada. Una vía que cree en la Farmacia, en la Enfermería, en la Primaria. Una vía que cree que los profesionales, igual que hemos hecho con los docentes, tienen que estar equiparados en sus salarios al resto de España. En definitiva, un vía que cree en la Ciencia y no el chamanismo populista, una vía firme en la moderación, una vía liberal que es la que con menos hace más, que es la vía de Ciudadanos.

Minuto de oro de Rafael Segovia, representante de Vox. 

Rafael Segovia, representante de Vox: El Estado de las autonomías ha generado 18 sistemas sanitarios diferentes en España, lo que ha conllevado una gran descoordinación ante problemas comunes, como hemos observado durante la pandemia. Un encarecimiento de los medicamentos y de todos los productos sanitarios al comprar cada uno por separado, pero sobre todo una gran diferencia de la asistencia que recibimos los españoles según el lugar en el que vivimos. En Andalucía, ocupamos uno de los últimos lugares de España en calidad de asistencia sanitaria. Somos los últimos, por cada mil habitantes, en número de médicos y de enfermeras, en número de camas hospitalarias, en número de quirófanos y nuestro presupuesto es el cuarto más bajo de toda España. El PP no ha sido capaz de revertir la situación que se encontró y la izquierda nos ofrece a cambio un sistema sanitario cien por cien público que ya ha fracasado en cualquier sitio donde se ha intentado imponer. Si queréis un cambio real para la sanidad pública en Andalucía, hay que votar a VOX.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.