Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 12:45

Una madre desata al médico que ya estalló contra los pacientes de Urgencias

El galeno describe en su Twitter otra situación que refleja el mal uso que se hace de los servicios de Urgencias

Los profesionales intentan concienciar a los usuarios del SNS.
Una madre desata al médico que ya estalló contra los pacientes de Urgencias
Redacción
Domingo, 27 de mayo de 2018, a las 16:00
Los trabajadores de los servicios de Urgencias comentan casi a diario los problemas que tienen en ocasiones de especial afluencia para atender a todos los pacientes. Sobrecargas asistenciales, tiempos de espera interminables, jornadas sin descanso y también, habitualmente, problemas por el mal uso que los pacientes hacen de los mismos. 

A principios de este año la queja en este sentido que hizo el médico Miguel Díaz en su Twitter obtuvo importante repercusión, ya que apuntaba a que el problema de la saturación (en plena epidemia de gripe) era "en gran parte social". Entonces señalaba que si un paciente con 23 años acude a Urgencias porque la tos no le deja dormir, "es que somos una sociedad enferma y nos estamos cargando la sanidad solitos". 

Ahora ha vuelto a aprovechar su perfil en la red social para relatar un nuevo caso de mal uso del servicio, contando lo que considera "la urgencia del día". Se trata de una niña de 9 años que comiendo helado se le cae un poco en la mano mientras jugaba en el parque. "Y se ha chupado la mano. La madre la ha traído porque puede ser que esa mano sucia contenga algo malo", relata el médico. 

Esta situación ha provocado que el galeno recuerde, en mayúsculas, que "la sociedad está malita". Su comentario ha dado pie a su vez a numerosos tuits de quienes se debaten entre la incredulidad y la crítica por la actitud de los padres, que en muchas ocasiones acuden a Urgencias por síntomas de los niños que son incomprensibles. "Espero que hayas derivado a los padres al psiquiatra" y "yo lo que haría es pasarles la factura, que no pague la seguridad social sino ellos" han sido de los primeros en lamentar la actitud de esta madre. 

¿Qué hacer?

Preguntado por algunos por cómo actuaba en estos casos, Díaz asegura que estuvo entre "llamar a Toxicología, al Ministerio de Sanidad o darle una piruleta". Al hilo, otros comentan que en esos casos hacen "como que la creemos. Por desgracia hasta en sanidad el cliente siempre tiene la razón. Y si decimos lo que pensamos acabamos en Atención al Usuario, eso seguro". 

El comentario del urgencista ha provocado también que otros compañeros se animen a compartir esas situaciones increíbles con las que les ha tocado lidiar en sus turnos de trabajo. "Os enseñaría algunas peores: madres que traen a niás (no lactantes) porque 'les huele el ombligo', chicas que vienen porque la regla se les ha adelantado un día y lo mejor, mujeres que vienen porque les ha salido un grano y molesta al tocarlo (el clítoris, os lo juro por Snoopy)", escribe 'Mamá Tigre'.