Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 17:00

Un narco secuestra a dos enfermeros para que pongan vacunas en una favela

Una vez finalizado el proceso de vacunación, el criminal devolvió a los sanitarios al centro de salud

Thomaz Vieira Gomes, también conocido como 2N.
Un narco secuestra a dos enfermeros para que pongan vacunas en una favela
Redacción
Lunes, 19 de febrero de 2018, a las 15:50
La fiebre amarilla, esa enfermedad infecciosa que se transmite por la picadura de un mosquito, está causando una alerta sanitaria en Brasil. Entre el 1 de julio de 2017 y el 6 de febrero de este año, este país ha registrado 353 casos confirmados, de los cuales 98 han fallecido. Esta situación ha llevado a las autoridades a desarrollar una cobertura especial de vacunación contra este virus. Aunque ha habido quién se han tomado la justicia por su cuenta.

Uno de los narcotraficantes más buscados y peligrosos de Río de Janeiro, Thomaz Vieira Gomes (también conocido como 2N), acudió hace unos días hasta un centro de salud y secuestró a dos enfermeros. ¿Con qué objetivo? Este criminal, que actúo con el resto de su cuadrilla, tomó presos a dos sanitarios y se los llevó hasta una de las favelas más pobres en la ciudad, Salgueiro, para administrar la vacuna contra este virus a los residentes de la zona.  

Además del secuestro de los enfermeros, también se llevó jeringas y todas las dosis de la vacuna contra la fiebre amarilla que encontró a su paso. Una vez instalados ya en la favela, el conocido narcotraficante observó durante la noche cómo los dos sanitarios aplicaban la inyección a los habitantes.

Una vez finalizado el proceso de vacunación, los criminales devolvieron a los dos enfermeros al centro de salud. Por su parte, ambos trabajadores han asegurado a los medios de comunicación locales que tanto Vieira como el resto de los compañeros de misión no fueron agresivos, ni violentos, ni tuvieron comportamientos amenazantes con ellos.

El ‘Robin Hood’ de Brasil

Todo lo ocurrido tuvo su debate en las redes sociales y fueron muchos los que se pronunciaron a favor y en contra de lo que había pasado. Algunos usuarios en Twitter comentaron que se trataba de un delito, pero muchas otras cuentas de Twitter se animaban a describir al joven narcotraficante como una especie de 'Robin Hood' por haber llevado estas vacunas a zonas en las que no hay recursos como es el caso de Salgueiro, una de las favelas más pobres de Rio.