Un día en la UVI móvil: "¿Qué hacéis? ¡Se va a morir antes de que salgáis!"

Un trabajador sanitario explica por qué tardan en arrancar hacia el hospital para que los familiares no se impacienten

Imagen de una UVI móvil.
Un día en la UVI móvil: "¿Qué hacéis? ¡Se va a morir antes de que salgáis!"
mar 28 mayo 2019. 18.40H
El estrés que genera una asistencia sanitaria de urgencia como las que requieren una UVI móvil hace que los familiares muchas veces no entiendan el modo de trabajar de los profesionales sanitarios. Precisamente para hacer un poco de pedagogía en este sentido, la cuenta de Twitter RCP desde mi cole ha lanzado un amplio hilo donde quiere explicar el porqué de la tardanza o su protocolo de actuación ante estas emergencias. 

Su comentario, que acumula ya cerca de 5.200 retuiteos y más de 5.000 'me gusta', recoge que "cuando atendemos a un paciente en la UVI móvil, siempre estamos unos 10 minutos haciéndole pruebas y colocándole cables antes de salir hacia el hospital. Y muchas veces los familiares pierden los nervios y golpean la puerta de la ambulancia. '¿Todo va bien? ¿Por qué no salís ya?'", por lo que a continuación explica que "cuando el paciente está grave (un accidente severo, un infarto, alguien que necesita ser intuba) podemos llegar a estar parados 20 minutos o más. Porque hay más técnicas que debemos realizar, más medicación que debemos administrar, más monitores que debemos poner". 

"La UVI móvil no es una simple furgoneta de cargar y marchar. Es un pequeño hospital en miniatura"



En esos momentos, admite que los "terribles nervios de los familiares les pueden desbordar", por lo que llegan a golpear la ambulancia, tratar de entrar dentro o incluso amenazarles. " ¿Pero qué coj... estáis haciendo? ¡Se va a morir antes de que salgáis! ¡Estáis perdiendo el tiempo! ¿Queréis correr al hospital de una vez?", recoge este profesional de emergencias de situaciones literales vividas. 

Y es que como él mismo explica, "la UVI móvil no es una simple furgoneta de cargar y marchar. La UVI móvil es un pequeño hospital en miniatura; en la que se hacen muchas de las pruebas diagnósticas iniciales claves para activar los código necesarios antes de llegar al hospital. Y se ponen tratamientos claves para la buena evolución del paciente, o incluso salvadores (como el manejo de la vía aérea, de las hemorragias, de las arritmias)...". Se trata de unas pruebas y tratamientos sin los que se retrasaría mucho la atención hospitalaria, "o el paciente podría ponerse extremadamente grave durante el traslado". 

Paciente estable y aparatos colocados y fijos antes de arrancar


La cuenta de Twitter recuerda que "es importantísimo que el paciente esté lo más estable posible y los aparatos lo mejor colocados y fijos posible antes de empezar el trayecto", ya que durante el mismo "el 'cajón' es como una montaña rusa". Explica que el ruido del asfalto puede ser ensordecedor, y en ciertos traslados no se oyen siquiera las alarmas de los monitores, por lo que hay que ir continuamente mirando al paciente y a las gráficas de los monitores. 

En ese traslado, los "pequeños baches o resaltes provocan grandes 'saltos' en el 'cajón' de la ambulancia", y "todo lo que no vaya bien sujeto puede caerse. Todo cable que no vaya bien fijo puede soltarse. Incluso con todo bien sujeto, la vibración interfiere en los monitores", lo que hace "imposible tomar tensión. El ritmo cardiaco solo se 'adivina'. Se pierde la saturación de oxígeno", relata. 

En esa vorágine, además, "es un riesgo para los sanitarios levantarse en el trayecto (aunque alguna vez lo hagamos para no retrasar el traslado). Si hay una complicación o un fallo severo de los monitores hay que parar la ambulancia y volver a estabilizar al paciente", algo que sí retrasa el traslado. 

"Esa demora incial contribuye a salvar la vida del paciente. Y médico, enfermero y técnicos trabajan en equipo en la estabilización y monitorización del paciente"



Con esta argumentación el profesional sanitario trata de informar de por qué se trata siempre de tener al paciente lo más estable y mejor "empaquetado" posible antes de arrancar la ambulancia con destino al hospital, "para luego no tener que parar excepto en casos de extrema necesidad. Esa demora inicial contribuye a salvar la vida del paciente. Y médico, enfermero y técnicos trabajan en equipo en la estabilización y monitorización del paciente". 

A veces no informan porque "aún no sabemos qué decir"


Por estos motivos, añade, "a veces no podemos informar a medio proceso porque aún no sabemos qué decir. A veces no hay nadie libre para informar a las familias hasta el final, hasta que la UVI arranca". De ahí que pide, "por favor", que los familiares o usuarios que lean el hilo lo entiendan "si alguna vez os veis en la situación con un ser querido". 

La explicación de este sanitario ha provocado que otros usuarios de la red social respondan que esto lo podían decir antes, a lo que él mismo responde que es lo que está haciendo y que ese "antes" al que se refieren es "ahora", cuando se está leyendo tranquilamente sin el estrés de esa situación. 

"Creo que no cuesta nada dar información y tranquilizar a los familiares. Mi lema; trata como te gustaría que te lo hicieran a ti. La incertidumbre es muy mala, y nosotros tenemos la llave para mejorarla", añade una enfermera del 061, a lo que 'RCP desde mi cole' corrobora que "claro que hay que darla, y cuanto antes, y cuanta más mejor. Pero a veces realmente no se puede. Por el bien del paciente, en ese momento no se puede. Para entender esos momentos angustiosos es este post", defiende. 

También una médica de Familia ha explicado que "nosotros lo que hacemos en esas circunstancias es decirle al familiar más cercano que tardaremos un rato en salir porque tenemos que estabilizarlo y tratarlo para que no llegue peor al hospital, y que en cuanto podamos, salimos a informar", un método que "nos suele funcionar". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.