Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50

Un bebé sobrevive tras nacer con el corazón fuera del pecho

Vanellope Hope nació con ectopia cordis, una malformación congénita poco frecuente

Cuatro equipos médicos participaron en el parto por cesárea.
Un bebé sobrevive tras nacer con el corazón fuera del pecho
Redacción
Jueves, 14 de diciembre de 2017, a las 13:40
Ver para creer. Eso es lo que debieron pensar los padres de Vanellope Hope, que nació con el corazón fuera de su cuerpo y que sigue con vida gracias a tres cirugías complejas que llevaron a cabo médicos del Hospital Glenfield en Leicester (Reino Unido) para volver a insertarlo en el pecho.

La pequeña, ahora con tres semanas de edad, nació con ectopia cordis, una malformación congénita poco frecuente que consiste en una separación anormal del corazón por fuera de la caja torácica. “Trato con bebés con problemas cardíacos todo el tiempo, algunos de ellos muy complicados”, ha expresado Frances Bu’Lock, experta en Cardiología Pediátrica del Hospital Glenfield. Concretamente, el de Vanellope, es el segundo caso en 30 años de carrera que Bu´Lock trata y ha sido el primer bebé que ha sobrevivido a esta operación en Reino Unido.

Una ecografía a las nueve semanas de gestación fue lo que alertó a los padres de la niña de que el corazón de su bebé y, parte del estómago, habían comenzado a crecer fuera del pecho. A las 16 semanas, Bu'Lock descubrió que, aunque el intestino de Vanellope había retrocedido a su posición correcta, no pasaba lo mismo con el corazón ya que estaba fuera de su lugar.


Es el primer bebé que ha sobrevivido a esta operación en Reino Unido


¿Cómo se llevó a cabo el proceso? Cuatro equipos médicos participaron en el parto por cesárea el pasado mes de noviembre con el objetivo de reducir el riesgo de infección o de dañar el corazón de Vanellope. Después del nacimiento se colocó a la pequeña en una bolsa plástica estéril para reducir el peligro de infección y para mantener húmedos los tejidos expuestos.

“Si bien el defecto en el tórax de Vanellope era pequeño, los cirujanos estaban preocupados por reposicionar el corazón correctamente para asegurarse de que estaba unido correctamente a las venas y arterias”, ha explicado el neonatólogo Jonathan Cusack.  

Una intervención "desafiante"

“Había tantas dificultades que podría tener otros problemas de órganos del cuerpo. Las posibilidades contra ella de sobrevivir eran enormes”, ha expresado Bu'Lock. En la mayoría de los casos, este tipo de malformación se detecta en el útero y, si pasa los meses del embarazo, nace muerto pero si el bebé llega a nacer trae un riesgo muy alto de infección o defectos asociados. Por eso, los expertos han definido esta intervención como “desafiante (más que complicada)”.

La ectopia cordis, que se traduce como “corazón fuera de lugar”, afecta a un poco menos de ocho bebés por cada millón de nacidos vivos, según han explicado desde el propio hospital, con menos del 10 por ciento de supervivencia.