Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Pzifer responde al pueblo que respira los gases de la fábrica de Viagra

La localidad donde se fabrica la píldora presume de llevar años disfrutando los efectos causados solo con respirar

Las famosas pastillas azules.
Pzifer responde al pueblo que respira los gases de la fábrica de Viagra
Redacción
Miércoles, 13 de diciembre de 2017, a las 18:00
Ahora que Reino Unido está a punto de convertirse en el primer país que dispensará Viagra sin receta para 2018, un pequeño pueblo irlandés cercano a Cork presume de llevar años beneficiándose de sus efectos sin haber soltado un penique. Se trata de Ringaskiddy, en la costa suroccidental, lugar donde una de las chimeneas de la fábrica Pzifer arroja al ambiente la supuesta combustión procedente de la fabricación del producto. 

Según ha publicado The Times, los habitantes de Ringaskiddy alardean de tener una vida sexual vigorosa puesto que "Viagra está en el aire", algo que les puso una sonrisa en la cara. "Un soplo y estás tieso", declaró Debbie O´Grady mientras servía una pinta con una sonrisa en una posada local. 

En este pueblo las noticias sobre el próximo acceso libre a la pastilla azúl han sido recibidas con cierta diversión. "Hemos estado respirando los humos del amor gratis durante años", añadió la madre de Debbie, haciendo referencia a la chimenea de la fábrica, que al parecer provocaría erecciones en hombres y perros de la localidad cuando está trabajando a pleno rendimiento.

Algunos vecinos han señalado a la prensa local que incluso el pueblo llegó a experimentar un baby boom justo después de que se estableciese allí la farmacéutica. 

Sin embargo, el divertido mito ha sido desmentido por la compañía farmacéutica, que ha negado que su fábrica cause erecciones espontáneas puesto que sus procesos siempre han sido "altamente sofisticados y regulados", según un portavoz de Pfizer.