Víricö

Opositores critican duramente las preguntas de la prueba a la que se enfrentaron el pasado 27 de marzo

PIR 2021 | "Luchamos por la salud mental mientras perdemos la nuestra"


03 abr 2021. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
El pasado 27 de marzo 4.333 opositores se presentaron a las pruebas para Psicólogo Interno Residente (PIR) y luchar por una de 198 plazas ofertadas este año, 106 menos que en la convocatoria pasada. Un examen que muchos calificaron de "desconcertante", mientras otros opositores aseguraban que tras realizar esta prueba se sentían "de segunda liga" con respecto a sus compañeros de Medicina o Enfermería

Días después del examen, especialmente tras la publicación de las respuestas correctas por parte del Ministerio de Sanidad, varios aspirantes han continuado dando su opinión sobre la prueba a través de sus redes sociales  mostrando su descontento con ella. 

"El PIR es un examen de acceso a la Formación Sanitaria Especializada pero también se ha convertido en el escaparate perfecto de manuales recién salidos del horno", escribía una opositoria como queja al temario que entró finalmente en el examen. "Sanidad no quiere buenos profesionales, quiere loros que repitan material", respondía un usuario al respecto. 


Todos los opositores PIR coinciden que su enfado no solo pasa ya por las "limitadas plazas que siempre hay para ellos año tras año", también porque "los contenidos del exámen no tienen nada que ver con nuestra profesión".


PIR 2021: "No quieren profesionales, solo loros que repitan material"


"Cuatro años estudiando el PIR y cuatros años que cada vez me sorprendo más con las preguntas del examen", explica Cristina Gutiérrez, estudiante PIR, en su cuenta de Twitter. "No somos 4 chavales cabreados porque nos ha salido mal un examen, somos profesionales hasta los cojones de que ninguneen nuestra profesión", continua. 

"¿Hasta cuando los opositores vamos a tener que perder nuestra salud mental para luchar por ella?", se preguntan muchos de los aspirantes de este año y reflexionan "qué tipo de examen de acceso rompe la salud mental de los opositores que se presentan".


Por último, muchos aspirantes creen que este examen deja entredicho que "para sanidad la intervención sobre los usuarios debe ser farmacológica, y eso es lo que se desprende en esta prueba". "Enmascarar síntomas con fármacos", insistes algunos opositores y recalacan "la frustración que supone que te cuenten casos de urgencias con problemas psicológicos que no necesitan medicación y que la respuesta sea drogarlos" porque igual esa persona con "30 minutos de psicólogo no necesitan eso". 





Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.