Imagen cedida por Octavio Salmerón, médico de Urgencias del Hospital Universitario de Alcorcón.


31 dic 2022. 09.20H
SE LEE EN 5 minutos


El espíritu de la Navidad también invade los pasillos del hospital. A pesar de tener que enfrentarse a una larga jornada de guardia, el personal sanitario que se encarga de cubrir las consultas de urgencias en los días festivos celebra a su manera la cena de Nochebuena y Nochevieja.

Alejados de sus familias, pero en compañía de sus compañeros del hospital, los sanitarios se organizan para poder cenar juntos y brindar por las fiestas. Es el caso del Hospital Universitario de Alcorcón, donde el personal organiza dos turnos para cenar por grupos. Octavio Salmerón, médico de Urgencias de este hospital, explica a Redacción Médica que "el personal de Urgencias (celadores, auxiliares, enfermeras y médicos) nos juntamos a cenar en dos turnos en el despacho de médicos y, tras la cena, brindamos un momento todos juntos". Una acción para hacer más hogareña esta festividad en la que deben permanecer atentos por si surge una emergencia y en la que no faltó la decoración propia de estas fechas, con gorritos de elfo, diademas de Papá Noel y espumillón.

Personal de Urgencias del Hospital Universitario de Alcorcón.


Un menú elaborado por el personal sanitario


Esta particular cena de Nochebuena es colaborativa, puesto que todos aportan algo al menú. "Cada uno trajo lo que quiso, uno una empanada, otro langostinos, otro refrescos, pasteles, mejillones, queso, embutido, etc.. y juntamos una cena de picoteo", asegura al tiempo que recuerda que la demanda de consultas en su hospital durante el tiempo de la cena fue escasa, lo que 'permitió' una celebración tranquila.

"La mañana y la primera parte de la tarde fue bastante intensa con mucha demanda y trabajo, pero a partir de media tarde la demanda disminuyó drásticamente. La tarde y la mayor parte de la noche fue muy buena con una demanda muy escasa incluso nula en torno a las once de la noche. Posteriormente, ya bien entrada la madrugada se activó porque nos entraron hacia las cuatro dos infartos agudos de miocardio, casi juntos". 

Personal de Urgencias del Hospital Universitario de Alcorcón.


Nochebuena más hogareña con menos urgencias


Y es que, comparado con los años prepandemia, las cosas han cambiado mucho y, en consecuencia, las celebraciones de estas fechas también. "En Nochebuena estaba saliendo la gente como en Fin de Año, pero desde el 2020 este día vuelve a ser una noche más tradicional y hogareña. Se nota mucho en la demanda de estos dos últimos años. Es como era hace mucho tiempo, muy tranquila salvo eventos puntuales".

Una situación distinta se vivió durante el día de Navidad, 25 de diciembre, donde aumentaron las consultas de urgencias. José Alberto Cabero, residente de primer año de Anestesia del Hospital de León, explica a este periódico que durante esta jornada festiva tuvieron que atender "muchos más pacientes que en Nochebuena". Aunque su experiencia en estos turnos es nueva, el MIR expone que sus compañeros le aseguran que "volvieron a tener la misma demanda que en época prepandemia".

Personal sanitario del Hospital de León.


Aún así, tuvieron tiempo para celebrar juntos. En su caso, el personal sanitario se juntó para la comida y la cena en este día. Igual que en la mayoría de hospitales del territorio nacional, "residentes y adjuntos llevamos cosas de casa para comer juntos". Entre los platos que aportaron a este particular menú, llevaron "embutidos, patés, empanadas y dulces caseros". Platos para todos los gustos con sabor a Navidad.

Guardia sin interrupciones 


Por su parte, Lucía, residente de tercer año Nefrología, cuenta que durante la guardia de Nochebuena no tuvieron muchos pacientes con urgencias, "en general estos días festivos suelen ser tranquilos".

Para dar un toque especial al día, ella y sus compañeros cenaron con el equipo de Enfermería que también estaba de guardia y aunque pudieron pedir un menú hecho en la cafetería del hospital con platos como lombarda, pescado y dulces navideños, trajeron también cosas preparadas de casa. "No tuvimos muchas interrupciones porque la guardia fue buena", añade. 

Lucía Martín con sus compañeras de equipo durante la guardia de Nochebuena. 



En cuanto a los pacientes, intentaron que hubiera el mínimo posible ingresado, "la semana de antes estuvimos dando altas que consideramos adecuadas, sin forzar obviamente, pero intentando acelerar pruebas y optimizar".

Además, aquellos personas que tenían la posibilidad de ir a sus casas a cenar por tener una buena salud y no necesitar un tratamiento especial, durante unas horas pudieron ir a sus casas. "Intentamos que los pacientes vean su vida lo menos posible interferida por su enfermedad", relata esta MIR. 

Un sanitario del Hospital del Puerta de Hierro posando con la decoración navideña.



Profesionales sanitarios del Hospital Universitario Puerta de Hierro durante las navidades.


Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.