Las siete cosas que más sacan de quicio a las enfermeras en el hospital

A las enfermeras nos les gusta, por ejemplo, que las llamen a 'grito pelado' desde la otra punta del pasillo

Una enfermera en el pasillo de un hospital.
Las siete cosas que más sacan de quicio a las enfermeras en el hospital
dom 01 diciembre 2019. 12.40H
Un reportaje publicado esta semana en Business Insider ha recogido los testimonios de un grupo de enfermeras para comprobar qué situaciones logran sacarlas más de quicio en su día a día en el hospital. En total son siete los escenarios especialmente molestos para estas profesionales entrevistadas a lo largo y ancho de Estados Unidos, pero sus experiencias son fácilmente trasladables a las de cualquier enfermera que trabaje en un hospital o en un centro de salud en España.

1. “¿Solo eres enfermera?”


Enfermería es una de las profesiones que más ha evolucionado en los últimos tiempos y ya nadie duda del esfuerzo que requiere graduarse en este campo. A pesar de ello, todavía existe un amplio desconocimiento sobre sus funciones y una creencia popular de que las enfermeras son enfermeras porque no han podido ser médicos.

Una de las enfermeras entrevistadas reconoce lo difícil que es a veces explicar en lo que realmente consiste su trabajo y la cantidad de veces que tiene que aclarar lo orgullosa que está de ser “solo enfermera”. “Se cree también que la enfermería es la antesala para estudiar Medicina cuando no es así”, añade.

Otra de las entrevistadas describe que lo más duro de su trabajo es aguantar las faltas de respeto, los insultos e incluso las agresiones por parte de familiares, superiores o compañeros.

2. “Gritar ¡enfermera! desde el otro lado del pasillo”


Determinadas políticas de personal hacen que las enfermeras tengan turnos largos y demasiados pacientes que atender, así que el tiempo que tienen es limitado. Dos de las enfermeras entrevistadas aseguran que prefieren que los pacientes usen el timbre de aviso disponible en las habitaciones. Esto facilitaría su organización y eficacia a la hora de atenderles.

Sin embargo, es muy común tener en planta a “esa clase de pacientes que llaman cien veces para preguntar la hora y que nos hacen perder el tiempo tan escaso que tenemos”.

3. “No te vayas por las ramas cuando hables de tus antecedentes y no distraigas a la enfermera si la ves ocupada”


La información clínica que tienen que recopilar las enfermeras de cada paciente es crucial que se recoja con la mayor celeridad posible y sin errores, por motivos obvios. Además, el conjunto del personal sanitario funciona con unos protocolos minuciosos que no se pueden saltar.

Por ese motivo, cuando un paciente no informa de manera precisa sobre sus antecedentes y los medicamentos que toma “se retrasa toda la cadena”, explica otra de las enfermeras. “Que muchas veces no tengamos tiempo para conversar con los pacientes no significa que no les tengamos aprecio”, comenta.

4. “¿Cómo que no lo sabes?”


Otra de las estaciones del particular ‘via crucis’ de las enfermeras es que, “muchos pacientes se ponen muy nerviosos cuando no se les responde lo que quieren oír. Incluso a veces preferirán acudir al médico que les dará exactamente la misma respuesta. Es muy frustrante”, lamenta una de ellas.

5. “No mientas”


Mentir al informar sobre el historial puede afectar a la hora de realizar diagnósticos o pautar tratamientos y, además puede “meter en un lío” a los profesionales de Enfermería. Una de las enfermeras cuenta la historia de un paciente que le aseguró que él solo podría hacer el cambio de su vendaje sin ayuda profesional.

A los pocos días su herida empeoró y confesó que no se veía capaz, pero ya era tarde. “Lo más frecuente es que se nos mienta con el consumo de drogas. Muchas veces, incluso teniendo los análisis delante, siguen negando el consumo de estas”, añade.

6. “¿Puedes traerme sábanas nuevas?”


Demasiados pacientes creen que el hospital “es un hotel” y que las enfermeras tienen que dejar lo que están haciendo para atenderles inmediatamente. “Se necesita más seriedad y educación a la hora de pedir las cosas”, comentan varias de las entrevistadas.

7. “En realidad, sé hacer lo que tú haces porque veo ‘Anatomía de Grey’”


Hay pacientes que “se creen que saben lo que hay que hacer y qué tratamientos hay que darles porque ven series de médicos o leen páginas web”, aseguran las enfermeras.

Sin embargo, es el equipo sanitario formado por varios profesionales el que examina y escucha al paciente obteniendo una perspectiva que no puede ofrecer una página web, ni mucho menos una ficción televisiva.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.