Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50

Escándalo en Oporto por dar 'quimio' a los niños en el pasillo del hospital

Los padres denuncian las malas condiciones de la unidad de Pediatría del Hospital São João

El centro hospitalario.
Escándalo en Oporto por dar 'quimio' a los niños en el pasillo del hospital
Redacción
Jueves, 12 de abril de 2018, a las 16:30
Niños que necesitan un tratamiento de quimioterapia y que son atendidos en los pasillos. Es la denuncia que hacen los padres por las malas condiciones del Hospital São João de Oporto, en Portugal, una queja que han trasladado a la administración del centro, cuya unidad de Pediatría lleva desde hace 10 años trabajando en módulos contenedores. 

Según publica el diario Público, el centro asegura que está efectuando obras de mejora y adaptación en la unidad. La situación de bloqueo se explica también por las acusaciones mutuas entre el Ministerio de Salud y el de Finanzas. El primero asegura que los 22 millones de euros previstos para acondicionar Pediatría ya habían sido transferidos, a la espera de la autorización del segundo. El propio secretario de Estado de Salud, Fernando Araújo admitió que el bloqueo de los fondos colocaba a la unidad en una situación de ruptura. 

En este sentido, tres de los padres afectados explicaron al medio portugués los problemas a los que se tenían que enfrentar los niños enfermos, compartiendo ascensor con los carritos de la basura o las horas de espera cuando se necesita ingresarles "sin condiciones higiénicas". Durante el ingreso, las condiciones no mejoran, con cuartos de aislamiento "con agujeros en las paredes y ventanas por donde entra frío". 

Hacen "todo lo posible"

La administración del centro convocó el pasado martes una rueda de prensa para abordar la situación de la unidad de Pediatría, y llegaron a admitir que están haciendo "todo lo posible" y que "las condiciones no son dignas". Recordaban además que hace casi un año que esperan a que el Gobierno libere el dinero para solucionar la situación. En declaraciones radiofónicas, el ministerio aseguró que el dinero será desbloqueado pronto. 

Por su parte desde el Partido Socialista portugués también valoraron la situación como "preocupante", pero admitieron que estaba bien encaminada por la voluntad del Gobierno para hacer efectiva la inversión de 22 millones de euros. Antonio Sales, dirigente socialista, dijo estar "muy preocupado" puesto que se trata de "niños con patología oncológica, pero también de profesionales de la salud que trabajan en condiciones menos buenas". Por ello asegura que el grupo parlamentario socialista hará presión para que se solvente el problema lo antes posible. "Es extraño para nosotros que la oposición explore ahora esta situación, incluso porque ya tendrá conocimiento previo de que está a punto de resolverse", sentenció.