Víricö

Un hombre se enfrenta al primer ministro de Reino Unido recriminándole la situación del NHS y la falta de profesionales

El padre de una niña enferma a Boris Johnson: "La sanidad está destruida"
Momento durante el enfrentamiento del padre de la paciente y Boris Johson.


19 sep 2019. 13.10H
SE LEE EN 3 minutos
Boris Johnson, que asumió el cargo de primer ministro de Reino Unido a finales de julio tras la dimisión de Theresa May, se encuentra desde principios de este mes de septiembre de gira por diversas ciudades. Si ya la salida del país de la Unión Europea y la posibilidad de un ‘Brexit duro’ ponen el legado del mandatario conservador en el punto de mira, ahora una nueva polémica ha sacudido a Johnson. Y esta vez tiene tintes sanitarios…

En concreto, se trata de unas imágenes que se han difundido de un enfrentamiento entre el padre de una niña enferma y Johnson en el pasillo de un hospital. Todo ha sido a raíz de la visita que el primer ministro británico hizo al Whipps Cross University Hospital (al noreste de Londres) cuando el padre de la pequeña se encaró y reprochó al político que “el NHS ha sido destruido”.

El padre de la paciente reclamó a Johnson que no hubiese “suficientes médicos, ni suficientes enfermeras”. “¿Le gustaría esto para sus propios hijos?”, preguntó el cabreado padre a Johnson revelándole qua su hija “casi muere” la noche anterior.


Durante su disputa, el hombre afeó que Johnson acudiese al centro hospitalario “para aparecer en la prensa”. A lo que el propio mandatario respondió que no había prensa allí pese a que unas cámaras estuviesen grabando.

Por su parte, un portavoz de Downing Street (despacho oficial de Johnson) comunicaron que el primer ministro ha visitado varios hospitales durante las últimas semanas para conocer en primera persona los puntos de vista “de los pacientes y los trabajadores del sistema público”.

Respuesta del primer ministro desde Twitter 


El propio Johnson ha utilizado su perfil de Twitter para responder tras el enfrentamiento ocurrido. “He sido primer ministro durante 57 días. Parte de mi trabajo es hablar con la gente en el terreno y escuchar lo que me dicen sobre los grandes problemas. No importa si están de acuerdo conmigo. Me alegra que este caballero me haya contado sus problemas. Esto no es una vergüenza, es parte de mi trabajo”, ha expresado al hilo del revuelo que se ha generado en redes sociales y medios británicos.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.