23 de mayo de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 18:50

Del ‘sobrao’ al ‘escaqueator’: los 10 tipos de MIR de cualquier hospital

Un conocido tuitero sanitario ha elaborado una particular 'Taxonomía de residentes'

Un adicto al 'smartphone' es uno de los tipos de residente más habitual.
Del ‘sobrao’ al ‘escaqueator’: los 10 tipos de MIR de cualquier hospital
Redacción
Domingo, 28 de enero de 2018, a las 12:05
Los hay que no aciertan una vía periférica ni a la de tres; los que ayudan en todo y se mantienen incansables incluso en las guardias más duras; los que piden permiso al adjunto hasta para ir al baño o los expertos en cualquier cosa tecnológica pero no se atreven a mirar a los ojos al paciente.

Todos están en la peculiar clasificación de médicos internos residentes que ha elaborado Miguel Díaz Fuentes, anestesiólogo gallego ejerciendo en Santa Cruz de Tenerife y una de las personalidades sanitarias más ingeniosas de Twitter. Bajo el hashtag ‘TaxonomíaDeResidentes’ ha establecido 10 tipos de MIR que cualquier adjunto con algo de experiencia identificará con rapidez.

El ‘rotante’ procede de otro hospital y cuando se adapta al nuevo lugar tiene que marcharse. El ‘celular’ está más pendiente de la pantalla de su smartphone que la del monitor de quirófano “con independencia de que esté presente o no el adjunto”. El ‘escaqueator’ nunca se sabe dónde está, y el ‘sobrao’ va de listillo hasta que le llueven “hostias como panes”.

Hay otros que son los más queridos por el Servicio: el ‘deseado’, generalmente un R4 y “quemado to the bone”; o el ‘Ironman’, que “recarga su energía conforme avanza la guardia y de madrugada sigue tan activo como a primera hora”.

Completan esta fauna de residentes el ‘Storm trooper’, “típico R1 durante los primeros días” que tiene menos puntería que los soldados imperiales de Star Wars; el ‘geek’, profundo conocedor de las nuevas tecnologías y torpe en relaciones sociales; el ‘resident evil’ que nunca toma la iniciativa, y el ‘pelotín’, “lameculos profesional” ya sea con un adjunto, un jefe de Sección o el responsable del Servicio.

Por el momento, Díaz Fuentes no ha actualizado su lista, aunque por Twitter ya ha recibido unas cuantas sugerencias. Habrá que ver si los residentes de su hospital se sienten identificados con alguna de sus categorías y si procurarán dar el salto de una a otra al verse reflejados en algunas poco amables.