Víricö

Relato de un médico de urgencias que atendió a un paciente con tatuajes nazis: “Sabíamos cómo valoraba nuestras vidas”

Médico, judío, y obligado a atender a un paciente Covid-19 con esvásticas
Taylor Nichols, médico de urgencias en el Hospital de Sacramento (California).


05 dic 2020. 13.50H
SE LEE EN 4 minutos
Cuando salvar vidas es tu trabajo, no importa lo que tu paciente piense de ti. En este tipo de situación se vio envuelto el médico Taylor Nichols, facultativo de urgencias que trabaja en el Hospital de Sacramento, en California, uno de los estados más castigados por el coronavirus en Estados Unidos. Nichols, de ascendencia hebrea, ha explicado los sentimientos que le tocó afrontar cuando descubrió que uno de los pacientes a los que estaba atendiendo en urgencias por un cuadro grave de Covid-19 tenía tatuajes neonazis por todo el cuerpo.

"Entró desde la ambulancia sin aliento. Claramente estaba teniendo muchas dificultades para respirar. Parecía muy enfermo. Incómodo. Asustado. Cuando lo llevamos a la camilla y le quitamos la camisa para ponerle una bata de hospital, todos pudimos ver la cantidad de tatuajes nazis que tenía en su piel", escribió el médico en su perfil de Twitter.
El paciente fue trasladado en ambulancia al Hospital de Sacramento y fue allí, al llegar a urgencias, cuando Nichols y su equipo vieron por primera vez los tatuajes: "La esvástica estaba en su pecho. Los tatuajes de las SS y otros símbolos supremacistas, que antes estaban cubiertos por su camisa, quedaron a la vista de todos los que le atendíamos".

"Él llevaba con orgullo esos símbolos de odio”, manifestó Nichols, cuyo equipo, además de él, estaba también formado por una enfermera afroamericana y un terapeuta de ascendencia asiática. "Todos sabíamos lo que pensaba de nosotros y cómo valoraba nuestras vidas", relata el médico judío.

“Por primera vez, reconozco que dudé, ambivalente”


“No me deje morir, doctor”, fue lo que, según Nichols, dijo sin aliento el hombre al que atendían con estupefacción mientras sustituían su ventilación mecánica de emergencia. El hombre de los tatuajes mostraba síntomas de años de consumo de metanfetaminas y sus dientes estaban “casi desaparecidos”, señala el médico.

En su hilo, el facultativo explica qué le motivó para atender a este y a otros pacientes racistas basándose en los principios básicos que aprendió en la facultad de Medicina. "Entré en este oficio con ganas de salvar vidas", asegura el sanitario, quien señala que siempre ha superado este tipo de situaciones basándose en el mantra de que, si alguien acudía a él, viniera de donde viniera y pensase lo que pensase, era siempre porque necesitaba la ayuda de un médico.

Este especialista admite que también se le pasó por la cabeza qué pensaría ese paciente acerca de que un médico judío le atendiera, o si el propio paciente habría hecho lo mismo que él si se invirtieran los papeles. “Por primera vez, reconozco que dudé”, explica. “La pandemia me ha desgastado y mi mantra no está teniendo el mismo impacto en este momento… Y me doy cuenta de que tal vez no estoy bien”, reconoce.
La historia ha sido retuiteada miles de veces, y ha recibido cientos de likes en Twitter. Según los últimos datos oficiales, California cuenta con más de un millón de casos confirmados de Covid-19 desde que comenzó la pandemia y más de 19.000 muertes asociadas al coronavirus. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.