Víricö

Félix Pinedo, facultativo burgalés de Atención Primaria, falleció el pasado 15 de diciembre por el Covid-19

Covid| "Mi padre era médico, sabía qué había y murió con las botas puestas"
Félix Pinedo, de 61 años de edad, es el primer médico fallecido en Burgos por el coronavirus.


02 ene 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
El pasado martes 15 de diciembre, Félix Pinedo Tajadura falleció a causa del Covid-19. Este facultativo de Atención Primaria en el centro de salud Los Comuneros (Burgos), "sabía que se la jugaba por sus patalogías, pero no se quiso esconder. Murió con las botas puestas". Sus compañeros de este centro, acompañados por la familia de Félix, han hecho un homenaje a este médico que, a pocos años de jubilarse, "seguía formándose y estudiando los casos que le llegaban a sus pacientes".

"Le definiría como un médico cercano, incansable, apasado de su trabajo y cuya vocación por la Medicina era total", describe José Pinedo, hijo de Félix a Redacción Médica. "Tras todas las muestras de cariño que estamos recibiendo estos días, puedo decir, sin temor a equivocarme, que también fue un gran compañero", apunta José.  



Hace algo más de cinco años aproximadamente, Féliz Pinedo sufrió un ictus, y tras "dos años de lucha diaria y rehabilitación, consiguió volver a tener una buena calidad de vida". A su vez, Pinedo era diabético, pero estas patologías previas no le frenaron para continuar trabajando en su centro de salud, donde "la situación es de mucha carga de trabajo". De hecho, los sanitarios han tenido que doblar sus esfuerzos y realizar largas jorndas de trabajo. "Él siempre dijo que en su centro de estaban haciendo las cosas bien", asegura José Pinedo.

Protocolos Covid-19: "Nunca podremos saber si hubo algún fallo"


Sin embargo, un día Félix se contagió de coronavirus. "Los síntomas aparecieron a modo de resfriado, ese mismo día le realizaron una prueba de antígenos en la que el resultado fue negativo", explica José, "Después, comenzó con fiebre y dificultad respiratoria, por lo que acudió a urgencias y tuvo que ingresar en el Hospital Universitario de Burgos".

Su hijo explica que la primera reacción de él y su familia fue de "preocupación por su salud" y le aconsejaron que descansara, luchara y siguiera el tratamiento. "No podemos saber exactamente cómo ni cuándo se contagió, él se tomaba muy en serio todas las medidas de prevención y las cumplía a rajatabla, sin excepción. Nunca podremos saber si hubo algún fallo", señala José Pinedo.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.