Coronavirus y sanitarios: "Cuidar de nosotros no es un lujo, es necesidad"

17 consejos de ayuda psicológica para los profesionales sanitarios que afrontan la crisis del Covid-19

Captura del vídeo publicado por @SaludMadrid
Coronavirus y sanitarios: "Cuidar de nosotros no es un lujo, es necesidad"
dom 22 marzo 2020. 15.20H
El Sistema Nacional de Salud continúa intentando adaptarse a los volumenes de trabajo generados por la crisis del coronavirus. Hospitales y centros de salud trabajan en estos momentos al 100% de su capacidad para atender a los cientos de pacientes afectados por el virus. El ritmo frénetico al que se ve sometido el personal sanitario a diario puede traer consigo consecuencias perjudiciales para la salud como episodios de estrés o desgaste emocional.

Consciente de este problema, la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha una campaña para promover el autocuidado emocional de los profesionales sanitarios. A través de un vídeo, médicos, enfermeras y técnicos ofrecen consejos de ayuda psicológica para afrontar la crisis y el exceso de trabajo. 



En el vídeo, de unos 3 minutos de duración, se hace patente la "responsabilidad" que tienen los equipos de salud mental en este tipo de crisis sanitarias a la hora de ayudar a sus compañeros y cuidar "de ellos mismos". Algo fundamental si tenemos en cuenta que, los sanitarios, son "los medios más valiosos" para afrontar esta situación. Como profesional, mantener la calma y el equilibro emocional está directamente relacionado con prestar un buen servicio al paciente. "Cuidar de nosotros mismos no es un lujo, es una necesidad", recalca una de las trabajadoras.
 

Equilibrio emocional ante la crisis del coronavirus


En este sentido, los expertos recomiendan integrar el entrenamiento de la mente en los protocolos de actuación habituales. Esto es, aprender a regular las emociones y entrenar una "actitud que permita estar alerta y relajados al mismo tiempo". "Se produce una activación de la amígdala, y es necesario calmar la respuesta de alarma". ¿La solución? Traer la mente al momento presente.

También es necesario cuidar la salud física con descansos, una buena alimentación, una hidratación adecuada y algo de actividad física, sin olvidar aquellas actividades que aporten bienestar como "leer un libro o hablar con la familia". Las "pausas", pueden "ayudar a cultivar espacios de seguridad y de refugio interno en medio de la tormenta".

En la parte emocional, hay que tratar de encontrar "momentos de bienestar" para escapar de los "momentos de dolor" y "aceptar las emociones que surjan" como el dolor o el miedo. "No hay nada malo, simplemente eres persona". 

A su vez, es importante reforzar la autoestima y cuidar de uno mismo. Aquí estarían permitidos pequeños gestos como "abrazarnos a nosotros mismos". Como ayuda, se aconseja mantener una actitud de "dar y recibir". Ser conscientes del dolor y al mismo tiempo "desear que se pueda aliviar el sufrimiento de esa persona y el mío propio". La situación no se puede elegir, pero sí la "actitud" con la que afrontarla. 

Como broche final, los trabajadores enviaban un mensaje de esperanza a todos sus compañeros de profesión: "Recuerda, nada permanece. Esto también pasará".















Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.