Víricö

Un residente pide a los MIR recién incorporados que no carguen con la culpa si cometen un error

"Si un R1 falla, la culpa es de la supervisión; no os dejéis amedrentar"
Un profesional sanitario.


03 ago 2021. 16.00H
SE LEE EN 4 minutos
El pasado mes de julio, los más de 9.000 aspirantes MIR que lograron una de las plazas como facultativo especialista en el Sistema Nacional de Salud (SNS) se incorporaron a su Hospital de destino. Un inicio todavía marcado por el Covid-19 y sus consecuencias.

Uno de los mayores efectos colaterales de la pandemia han sido las secuelas psicológicas sufridas por la mayoría de los profesionales del sector, dada la sobre carga emocional y de trabajo que han tenido que afrontar.

Sobre la importancia de la salud mental en todos los ámbitos, especialmente en el sanitario, y la manera de resolver el problema, se está hablando mucho tras la retirada de la campeona olímpica Simone Biles de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 y la noticia del suicidio de un MIR de segundo año, hechos que han puesto más si cabe el foco en un problema que no ha hecho más que aumentar en los últimos meses.

Sobre este tema ha querido llamar la atención el residente Ramón Blanco, quien en su cuenta de Twitter ha lanzado un mensaje al resto de compañeros para que se "graben a fuego" que si cometen un error, nunca serán los únicos culpables, ya que lo que realmente habrá fallado es la supervisión. Por este motivo, Blanco pide que no carguen con la culpa ni se dejen "amedrentar con broncas" que puedan acabar con su autoestima.


Ante esta llamada de atención, han sido muchas las reacciones, una de ellas asegura que la supervisión no es exclusiva de los residentes de primer año sino que también afecta a los R2, ya que existe una tendencia a pensar que son adjuntos y no necesitan supervisión alguna. "La asunción de responsabilidades ha de ser progresiva, y la supervisión ir disminuyendo progresivamente", asegura un médico de Familia.


Uno de los tuiteros rompe una lanza a favor no solo de los residentes sino de los médicos en general, afirmando que "cuando un médico falla es muy probable que el sistema haya fallado". A este respecto, Rubén Blanco se muestra de acuerdo, pero matiza que en el caso de los residentes, el "gran número" de horas de trabajo y el "déficit" de supervisión son "dos grandes agujeros del queso suizo".


Otra respuesta, en este caso de un facultativo que ha sido tutor de residentes, asegura que todos los residentes son profesionales "en formación" con  unas obligaciones laborales que "siempre" deben ir de la mano de sus derechos.


Preocupación por las cifras de la OMS


Según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio en España continúa siendo la principal causa de muerte no natural. En función de la profesión, los facultativos destacan por tener la tasa más alta de suicidio, aunque desde hace años alerten de cómo el estrés y la sobrecarga laboral afecta de forma constante a su salud mental.

La conducta suicida fue uno de los temas tratados en el V Congreso Nacional de Psicología (CNP2021 Virtual) e International Symposium on Public Health Psychology, celebrado a principios del mes de julio, en el que Susana Al-Halabí, profesora del departamento de Psicología de la Universidad de Oviedo, recordó que, en 2019, se produjeron 3.671 suicidios en España, lo que se traduce en 10 suicidios al día o, lo que es lo mismo, un suicidio cada 2,5 horas. “El suicidio es un problema de salud pública. Posiblemente desconozcamos que la gran magnitud del suicidio es prevenible y abordable y que, por lo tanto, habría que prestar más atención a este tipo de problemas”, puntualizó.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.