"Sabía que siendo enfermero no me haría rico, pero no que machacaba tanto"

Un enfermero lamenta los aspectos negativos de una profesión con enorme responsabilidad

Los enfermeros defienden la vocación para ejercer por encima de aspectos negativos.
"Sabía que siendo enfermero no me haría rico, pero no que machacaba tanto"
mar 12 marzo 2019. 11.15H
Hay numerosas profesiones que destacan por una necesaria vocación para ejercerlas. Enfermería es una de ellas, a juzgar por las declaraciones de la gran mayoría de profesionales que se dedican a ella, pese a que en ocasiones lamentan las condiciones de trabajo a las que se tienen que enfrentar a diario. 

En esta línea se ha manifestado un enfermero en su perfil de Twitter, donde ha admitido que "cuando estudiaba la carrera sabía que la enfermería no me haría rico precisamente", de manera que no busca "ser millonario, siempre he vivido con poco". 

"Siento que he nacido para ello, a pesar de los aspectos negativos que la rodeen"



Lo que este enfermero no sabía, según él mismo admite, es "cómo en Sanidad se machaca a todo el personal que trabaja en ella. Sanitarios y no sanitarios", escribía en un tuit en su cuenta personal. 

En un comentario posterior de su mismo hilo, recuerda que "la sociedad no es consciente de la enorme responsabilidad que tenemos los que nos dedicamos a la sanidad: la salud y la vida de las personas". 

Pese a los posibles sinsabores que le puede reportar la práctica de su profesión, a juzgar por sus comentarios, este enfermero lo tiene claro; "Aun así seguiré ejerciendo la enfermería como mejor sé", puesto que "siento que he nacido para ello, a pesar de los aspectos negativos que la rodeen". 

Profesión "muy bonita" pese a las situaciones duras


En la misma línea le ha contestado también otro enfermero, que reafirma que "enfermería es una profesión muy bonita aunque a veces haya situaciones duras, aun así es hermosa". 

Son precisamente dos opiniones de enfermeros en un sector muy feminizado, con especiales dificultades en algunos ámbitos -como la Enfermería Obstétrico-Ginecológica, donde solo el 5,83 por ciento son hombres-, en los que sí afrontan situaciones problemáticas. 

Respecto a sus condiciones de trabajo, una forma de aliviar la sobrecarga asistencial podría venir con la aprobación de la reclamación que lleva meses haciendo el Sindicato Enfermero Satse, de que se establezca un número máximo de pacientes por cada enfermero. Una petición que cuenta con el apoyo de 9 de cada 10 españoles, según la última encuesta del Instituto de Investigación Estadística. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.