Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

'Mi cirujano veía porno duro y consumía drogas mientras me operaba'

Es el caso denunciado en EEUU por una paciente contra Randal Haworth, conocido cirujano plástico de Beverly Hills

El médico fue absuelto por negligencia en 2013.
'Mi cirujano veía porno duro y consumía drogas mientras me operaba'
Redacción
Jueves, 26 de abril de 2018, a las 17:00
Un conocido cirujano plástico de Beverly Hills ha sido acusado por una paciente de consumir drogas y ver pornografía mientras llevaba a cabo la cirugía de relleno de labios que estaba llevando a cabo. Según medios locales, la paciente, Tess Broussard, ya había demandado al cirujano por negligencia médica en 2013, aunque fue desestimada puesto que el testigo propuesto no puedo dar su testimonio contra Randal Haworth

Tras aquel varapalo judicial, Broussard prepara ahora una nueva demanda que incluye acusaciones como la del consumo de drogas y pornografía en la sala de operaciones. La paciente y su abogado se apoyan en una declaración de 2017 de un auxiliar quirúrgico que trabajó para Haworth durante 15 años y que explicó el comportamiento del cirujano durante las cirugías, donde "al parecer ve regularmente pornografía dura y extravagante y otras cosas". 

El relleno utilizado para los labios de la paciente no está indicado para cualquier zona, según la FDA



Los vídeos se reproducían, según el auxiliar, en un monitor dentro de la sala de operaciones mientras Haworth operaba, y la declaración también señala al médico por alterar y falsificar los registros de los pacientes, además de por llevar a cabo cirugías para las que podría no ser apto. Estas palabras hacen referencia a un tratamiento para un cáncer en los ojos que dejó al cirujano una visión alterada que podría haber afectado a su capacidad para operar correctamente. 

La declaración del auxiliar añaden además que Haworth consumía drogas ilícitas, usaba ilegalmente Percocet y lo recetaba para que otros lo obtuvieran en su nombre. 

Pese a que la demanda por negligencia médica fue desestimada, Broussard denuncia que ella sufrió lesiones tras la operación, ya que utilizó un relleno para los labios que según ella no está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). "Lo utilizó imprudentemente y en lugares donde no debería utilizarse", ha declarado. 

Advertencia de las autoridades

En este sentido, la FDA advierte del uso de determinados rellenos en zonas donde no están aprobados e indica a los pacientes que vigilen los posibles efectos secundarios graves de los mismos, como cambios en la visión, dolor inusual y signos de apoplejía -entumecimiento o debilidad en la cara- y dificultad para caminar durante o después del procedimiento.

Randal Haworth no ha querido manifestarse sobre el tema al medio KTLA que publica la información, pero su página web lo describe como "un cirujano plástico maestro de la hiperestesia facial y la nariz". Asistió a la Escuela de Medicina de la USC y fue jefe de Residentes en Cirugía Plástica y Reconstructiva del Centro Médico UCLA, además de ser el inventor del sujetador llamado Nightlift, que promete "proteger sus senos mientras duerme". 

Algunas de las acusaciones contra Haworth también aparecieron en la declaraciones de otro cliente del actual abogado de Broussard en la demanda por negligencia.