26 abr 2019 | Actualizado: 22:30

"Hoy en la consulta me han dicho bonita, preciosa y me han guiñado un ojo"

Testimonio sobre el día a día de las mujeres profesionales de la salud

El machismo existe en consulta.
"Hoy en la consulta me han dicho bonita, preciosa y me han guiñado un ojo"
mar 16 abril 2019. 18.10H
Que el machismo en sanidad existe es una reflexión a la que han llegado las propias afectadas en más de una ocasión, llegando a la conclusión de que se combate con formación desde la infancia. En ocasiones las situaciones son tan complejas que incluso desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) llegaron a lanzar una campaña para "feminizar" la sanidad y acabar con actitudes machistas que suponen, por ejemplo, que al médico se le salude con un 'hola, doctor' mientras que a la médica se le haga con un 'hola, nena'. 

En esta línea se ha manifestado la cuenta de Twitter 1cada8horas, que se define como "una iniciativa que intenta mostrar en vídeo todo aquello relacionado con la salud que no se debate ni en la facultad ni en los medios de comunicación". En esta ocasión ha querido compartir un tuit en el que expone la situación vivida precisamente por una médica en su lugar de trabajo. 

"No hace falta que me digan doctora ni me hablen de usted, pero tampoco esa forma de venir a consulta como si me fueran a ligar"



"Hoy en la consulta me han dicho bonita, guapa, preciosa y me han guiñado un ojo. Que no hace falta que me digan doctora ni me hablen de usted, pero tampoco esa forma de venir a la consulta como si me fueran a ligar". Por ello añade que "en la consulta traiga sus malestares, no sus piropos, por favor". En una hipotética respuesta, un médico de familia escribe que "luego te contestan 'es que yo hablo así'". 

El ejemplo de 'Hola, doctor'. 'Hola, nena'. 


La situación no es un caso aislado; hace más de un año la columnista de Redacción Médica Addah Monoceros relataba algo similar en su cuenta en Twitter, donde compartía un diálogo vivido en consulta donde se había sentido menospreciada verbalmente. En él, el paciente se dirigía al estudiante como doctor y a ella como 'nena', pero al aclarar que ella era la doctora, el paciente preguntaba si no era la enfermera, tras lo cuál Monoceros recordaba que la doctora era ella y pedía que le contara qué le pasaba. "Pues mira, guapa, pasa que el otro día estaba en casa y me empezó a doler la garganta... Esto pasa. Y tiene que cambiar", escribía entonces. 

Además, explicaba que el machismo iba más allá de los términos con los que se refieren en ocasiones los pacientes, sino que además este machismo verbal lleva implícito que las enfermeras son las 'nenas' o 'niñas' para sus pacientes. "Soy enfermera, pero no por ello merezco menos respeto", enfatizaba otra sanitaria entonces como respuesta. 

Precisamente, sobre el trato dispensado en consulta, recientemente el diario The Guardian informaba de la nueva medida implantada en los hospitales irlandeses, donde ni los profesionales de Enfermería ni los de Medicina podrán llamar a los pacientes con nombres afectuosos como 'amor', 'querida', 'niña' o 'muchacho'. Falta que la petición de respeto sea bidireccional.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.