Víricö

Un médico de Familia recuerda a los usuarios cuáles son las buenas maneras para utilizar la sanidad pública.

"Cita para ti no incluye a tu acompañante" y otras 14 verdades del médico


16 ago 2019. 17.40H
SE LEE EN 4 minutos
No han sido ni una ni dos ni tres las ocasiones en las que los profesionales sanitarios han criticado el uso que los pacientes hacen de los servicios de asistencia sanitaria, no solo las urgencias. Los consejos son recordados también al personal, a quien piden que se 'aprovechen' de su condición por delante de otros pacientes, pero en este caso las recomendaciones vienen de un médico de Familia con lo que llama "datos curiosos sobre el uso de la sanidad pública". 

Se trata de la cuenta de Twitter Salud del día a día, administrada por un médico de Familia que ha enumerado 15 instrucciones que se deben seguir para el buen uso de la sanidad pública, entre las que está que "una cita no incluye tácitamente una visita para su acompañante", que "si usted considera que la visita será rápida no implica que pueda llegar tarde" o que "si llega tarde no será atendido antes que a la gente puntual". 

"Las gestiones que la sanidad no permite no se podrán gestionar a pesar de alzar más o menos la voz"



La cuenta también explica que "las recetas de centros privados no están por encima del criterio del médico de la sanidad pública", y que "el control de la caducidad de la receta médica es responsabilidad del paciente". Básica resulta la premisa de que "si no piensa acudir a una visita procure cancelarla para que pueda usarla otra persona", igual que "si usted no tiene cita no es obligación del médico atenderlo a menos que él así lo decida". 

En torno al uso que se hace de los servicios de urgencia también tienen sus recomendaciones, ya que recuerdan que "las emergencias implican riesgo de vida y precisan atención inmediata", mientras que "las urgencias no implican riesgo de vida pero sí atención a la brevedad". En este sentido, "el vencimiento de una receta y la necesidad de recetas de privado no son urgencias ni emergencias médicas". Esto explica también que "el personal sanitario realiza una actividad laboral por la cual es remunerado por parte del Estado. Es decir, no es un esclavo de los pacientes sino un trabajador". 

Pago de impuestos y actitud del paciente


Sobre la financiación del sistema sanitario, la cuenta expone que "se mantiene gracias a los impuestos de todos, inclusive del personal sanitario", por lo que "la atención médica se brinda en razón a la necesidad y urgencias, y no en razón a la cantidad de impuestos que se pagan". 

En cuanto a la actitud de los pacientes quieren dejar claro que "las gestiones que la sanidad no permite no se podrán gestionar a pesar de alzar más o menos la voz". De ahí que "una actitud demandante no asegura una resolución favorable de una duda/consulta/demanda". 

Como mensaje final, desde Salud del día a día recuerdan que "a pesar de las limitaciones, no olvidemos que la sanidad pública depende de todos". Este hilo ha sido aplaudido por numerosos compañeros, entre los que hay quien afirma que lo imprimirá para su consulta y quien anima a explicar los mensajes en plena consulta para ver las respuestas que se obtienen... 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.