mié 11 septiembre 2019. 18.57H
Europa Press

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Un péptido de las esponjas marinas encontradas por investigadores estadounidenses en la Antártida podría servir como diana terapéutica para la malaria, enfermedad que afecta cada año a millones de personas en todo el mundo y que sólo en el año 2017 provocó la muerte de unas 435.000 personas.

El parásito responsable de la malaria se transmite a las personas a través de las picaduras de mosquitos, parte de su ciclo de vida pasa primero en el hígado, donde se reproduce y luego se dirige a la sangre.

Los tratamientos convencionales basados en artemisinina y sus derivados mantienen el parásito bajo control cuando está en la sangre de los pacientes, pero éstos son cada vez más resistentes a los medicamentos. Una solución es atacar al organismo en una etapa anterior de su ciclo de vida, en el hígado, ya que es posible que aún no se haya desarrollado resistencia.

Con el fin de encontrar nuevas terapias, los expertos, cuyo trabajo ha sido publicado en el 'Journal of Natural Products', analizaron las esponjas, las cuales dependen de una serie de defensas químicas para combatir a los depredadores. El equipo examinó una colección de productos naturales extraídos de una esponja conocida como 'Inflatella coelosphaeroides'.

De esta forma, descubrieron que un compuesto, que denominaron friomaramida, bloqueó la infección y el desarrollo del parásito de la malaria 'Plasmodium falciparum' en las células hepáticas de un plato de cultivo, de forma igual de eficaz que la primaquina, uno de los pocos tratamientos existentes en la etapa hepática.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.