17 nov 2018 | Actualizado: 11:55

Trastornos del movimiento a raya sin efectos secundarios

El sistema direccional permite ser más selectivo en la estimulación sobre estructuras milimétricas del cerebro

Veerle Visser-Vandewalle, Juan Barcia y Maulik Nanavaty.
Trastornos del movimiento a raya sin efectos secundarios
vie 30 septiembre 2016. 11.20H
Sandra Melgarejo
Miguel Fernández de Vega
Del 28 de septiembre al 1 de octubre se está celebrando en Madrid el XXII Congreso de la Sociedad Europea de Neurocirugía Funcional y Estereotáctica (Essfn), “una de las principales sociedades científicas de este ámbito y cuna de grandes avances de la disciplina”, afirma Juan Barcia, presidente del congreso y jefe del Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Es la tercera vez que esta reunión bianual, una de las principales citas científicas sobre Neurocirugía Funcional del circuito mundial, se organiza en España, y la segunda en Madrid, porque “los neurocirujanos españoles han contribuido mucho al desarrollo de la especialidad”, destaca Barcia.

Juan Barcia detalla los avances presentados en el XXII Congreso de la Essfn.

Según el director de esta vigésimo segunda edición, “la calidad del congreso europeo es equiparable a la del estadounidense”. Muestra de ello son los numerosos avances técnicos y relacionados con indicaciones de la Neurocirugía en diversas enfermedades que se están presentando estos días en la capital de nuestro país: “Hay innovaciones en la forma de tratar algunas lesiones a través de ultrasonido focalizado de alta intensidad y en la tecnología informática aplicada a la Neurocirugía; novedades en las distintas técnicas que utiliza la Neurocirugía para tratar el dolor, la epilepsia, los trastornos del movimiento y, cada vez más, patologías psiquiátricas; y también hay avances en estimulación cerebral profunda, con nuevas formas de programar los electrodos para conseguir una mejoría en la eficacia y una reducción de los efectos secundarios”.

Respecto a esto último, la compañía Boston Scientific está dando a conocer su sistema direccional Vercise para la estimulación cerebral profunda de pacientes con síntomas debilitantes de la enfermedad de Parkinson, como el temblor, la rigidez, el agarrotamiento, el movimiento lento y los problemas para caminar. “Hasta la fecha, solo teníamos la posibilidad de estimular toda la zona que estaba alrededor del electrodo. Esto suponía limitaciones, ya que lo importante es estimular un punto muy específico, sin tocar las estructuras que están alrededor de él porque puede producir efectos secundarios. Ahora, con el sistema direccional, podemos enfocarnos en una única dirección, evitando las estructuras sobre las que no queremos incidir, lo que ofrece mayores posibilidades en beneficio de los pacientes”, detalla Veerle Visser-Vandewalle, neurocirujana de la Universidad de Colonia (Alemania).

V. Visser-Vandewalle y M. Nanavaty destacan las ventajas del sistema direccional.

En concreto, este sistema dirige la estimulación no solo sobre el eje del electrodo, sino alrededor de él, gracias a una estructura novedosa de electrodos segmentados, junto con la tecnología direccional que permite controlar la estimulación en cada uno de los segmentos de forma independiente. Esta innovación permite al neurocirujano ser más selectivo en la estimulación sobre estructuras a escala milimétrica en el cerebro, lo que reduce los efectos adversos y personaliza el tratamiento para cada paciente.

“La principal ventaja del sistema direccional para los pacientes, y el mejor resultado para el neurocirujano, es que se producen menos efectos secundarios inducidos por la estimulación cerebral profunda, lo que conduce a una mejor calidad de vida. Los pacientes pueden tener un buen resultado sin efectos secundarios. Además, sabemos que para conseguir un resultado positivo necesitamos menos corriente, lo que significa que la batería dura más”, destaca Visser-Vandewalle.

Mejores opciones terapéuticas para los pacientes

Por su parte, Maulik Nanavaty, presidente de Neuromodulación de Boston Scientific, hace hincapié en que “el principal beneficio para el médico es que puede estimular el lugar correcto en el momento adecuado. Esto es bueno especialmente para los pacientes porque los parámetros de estimulación en la zona de influencia son tan pequeños que tienes que estar seguro de ser capaz de estimular solo en el punto correcto para minimizar completamente los efectos secundarios. De esta forma, puedes ofrecer a los pacientes las mejores opciones terapéuticas”.

Nanavaty recuerda el compromiso de Boston Scientific con la innovación en estimulación cerebral profunda –fue la primera compañía que desarrolló un sistema recargable para baterías con una vida media de 25 años–, especialmente para ofrecer a los pacientes soluciones terapéuticas a largo plazo. “También hemos sido los primeros en desarrollar el sistema direccional para proporcionar una herramienta que optimice el mejor resultado para el paciente. Estamos comprometidos con la ciencia y la tecnología para proveer, en colaboración con médicos y pacientes, las mejores opciones para lograr una mejor calidad de vida”, añade.

El estand de Boston Scientific en el XXII Congreso de la Essfn incluye un puesto de realidad virtual donde la compañía presenta sus nuevas aplicaciones.

El estand de Boston Scientific en el XXII Congreso de la Essfn incluye un puesto de realidad virtual donde la compañía presenta sus nuevas aplicaciones.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.