Telemedicina en diabetes, un sistema coste-efectivo que requiere formación

Expertos debaten sobre cómo la Administración puede ayudar a integrar la digitalización en estos pacientes crónicos

Ricardo López, Aureliano Ruiz, Esther Carmona y Antonio Alarcó.
jue 10 diciembre 2020. 13.00H
La diabetes es una enfermedad con un alto impacto y un gran consumo de recursos del sistema sanitario debido a su alta prevalencia. Afecta a cerca de 347 millones de personas en todo el mundo y se estima que en apenas una década uno de cada diez adultos la padecerá. Casi el 20 por ciento de los mayores de 65 años en España presenta esta condición y en menos de quince años serán el 25 por ciento, una cuarta parte de los mayores, según los últimos estudios.

La telemedicina beneficia a estos pacientes y al sistema sanitario en su conjunto, ya que ahorra costes y permite una mayor accesibilidad de los pacientes a sus médicos para un mejor control de la patología. La pandemia de coronavirus ha acelerado esta implantación tecnológica, si bien, la Administración tiene el poder de regular y gestionar. Este es uno de los principales asuntos que se ha abordado en la jornada virtual 'Claves de la Telemedicina en la gestión de la Diabetes', organizada por Redacción Médica y Abbott.

¿Cómo puede ayudar la Administración a facilitar la telemedicina a los pacientes con diabetes?

Presentado y moderado por Ricardo López, director general de Sanitaria 2000, el encuentro se ha centrado en resolver todas las dudas que pueda haber sobre el abordaje de la diabetes mediante la telemedicina y para ello, los interesados han podido formular sus preguntas en Twitter mediante el hashtag #DiabetesTelemedicina. 

La segunda de las dos mesas de debate ha tenido el objetivo de analizar la gestión de la telemedicina y la toma decisiones desde la Administración; y ha contado con la participación de Antonio Alarcó Hernández, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Senado; Esther Carmona Delgado, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad de la Cámara Alta; y Aureliano Ruiz Salmón, presidente en funciones de la Federación Española de Diabetes (FEDE).


Plan Nacional de Diabetes 


Alarcó ha señalado que la diabetes también es una pandemia, pero con un diagnóstico sencillo, ya que se puede saber a través de un análisis, y de hacerlo pronto, el paciente tiene un mejor pronóstico. Ha destacado el Plan Nacional de Diabetes y ha apostado por impulsarlo e "incluir a las nuevas tecnologías para un mejor abordaje de la patología".

Por su parte, Carmona ha explicado que la telemedicina es "coste-efectiva y nos permite ahorrar tiempo y optimizarlo en aquellos pacientes que van peor controlados", por lo que "hay que estructurar cómo gestionarla y cómo hacerla más efectiva", lo que "sin duda redundará en los pacientes diabéticos". Si bien ha incidido en que también debe ser "afectiva, porque la relación médico-paciente no se debe deteriorar".

Ruiz ha hecho hincapié en que hay que "facilitar la tecnología a los pacientes de diabetes tipo 2", porque hay muchos que tienen más de 65 años y no saben manejar tan bien la digitalización como lo hacen los jóvenes; o incluso "dotar a las residencias de mayores de sensores"; y ha demandado para ello más herramientas en Atención Primaria. También resaltó la disparidad entre comunidades autónomas, con algunas muy retrasadas en implantación de tecnología en comparación con el resto, como Galicia o Canarias.

Los tres intervinientes han coincidido en que se tiene que impulsar la formación continuada en nuevas tecnologías, tanto para el profesional sanitario como para el paciente. En definitiva: una buena planificación que cuente con el paciente; y unas TIC que deben estar contempladas en los planes de gestión.

Esther Carmona, Antonio Alarcó y Aureliano Ruiz durante el encuentro digital. 



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.