14 nov 2018 | Actualizado: 10:10

Siemens logra cuatro tipos de imágenes distintas en un solo TAC

La compañía presenta la última tecnología en tomografía computerizada con su dispositivo Somatom Drive

Imagen de una perfusión pulmonar por energía dual a través de Somatom Drive.
Siemens logra cuatro tipos de imágenes distintas en un solo TAC
jue 19 mayo 2016. 11.50H
Redacción
La tomografía computerizada ha sido una de las asignaturas aprobadas con nota por Siemens Healthineers, que presenta Somatom Drive. Un dispositivo con tecnología de doble fuente que viene a reforzar la larga trayectoria de la marca en este campo y que además cuenta con la ventaja de los notables resultados que se han logrado en la reducción de dosis de contraste.

En concreto, hasta un 60 por ciento menos, según ha acreditado la Food and Drug Administration (FDA).
“Que el dispositivo sea de doble fuente nos supone para el diagnóstico rapidez, velocidad de adquisición y aumento de la resolución temporal; es decir, que podemos hacer una cardio CT a cualquier paciente sin necesidad de betabloqueantes y a dosis de submilisiver”, explican fuentes de la compañía. Estas mismas añaden que además logra “la caracterización tisular, algo que ya no solo se logra mediante resonancia”.

La rapidez es otra de las ventajas de esta tecnología: “Permite hacer estudios en menos de un segundo, que son muy útiles para la pediatría porque evita tener que sedar al niño o que tenga que aguantar la respiración, y además la dosis de contraste se reduce a 30 mililitros”. Por otro lado, el sistema apenas requiere de 70 kilowatios para hacer un estudio, con al mencionada posibilidad de reducir a más de la mitad el contraste y con la ventaja de que la imagen guarda “la misma o mejor calidad”.

Todas estas posibilidades, del mismo modo que la aplicación de la tecnología iMAR (reconstrucción iterativa de reducción de artefactos metálicos), las realiza la máquina “de forma automática, sin que sea necesario que el usuario esté programando nada”.

La energía dual es, para la marca, otra de sus grandes bazas, básicamente porque en ello son únicos. “Con una sola adquisición, el profesional obtiene cuatro tipos de imagen diferente: una con contraste, otra de realce de contraste, una solo del mapa de yodo y una cuarta sin contraste”. Lo que permite conocer, por ejemplo, “los tipos de cálculos renales; si son de tipo cálcico o de ácido úrico”. Una característica esencial en pacientes oncológicos, entre otros, porque permite saber la composición de las lesiones o qué tipo de tejido es. “Distingue entre necrosis y tejido tumoral, lo que reduce las cirugías y ayuda a precisar los tratamientos”, añade la compañía. Todo ello en un dispositivo de 128 cortes que logra sin problemas los estudios de percusión de órgano completo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.