Se estima que más de 11.000 personas están actualmente a la espera de poder operarse a través de esta técnica

Los pacientes esperan más de 400 días de media para la cirugía bariátrica


03 mar 2022. 12.00H
SE LEE EN 5 minutos
El tiempo medio de espera para una cirugía bariátrica actualmente en España es de más de 13 meses, según datos de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) recogidos por Medtronic. Incluso se identifican pacientes que han esperado más de 4 años y medios para acceder a la cirugía. Actualmente, se estima que hay más de 11.000 pacientes en las listas de espera de las cirugías bariátricas. 

Este retraso en la práctica de las intervenciones puede provocar en las personas con obesidad un empeoramiento de las comorbilidades asociadas con la obesidad y un mayor riesgo de mortalidad a medida que aumenta su índice de masa corporal. En palabras de José María Balibrea, especialista sénior del servicio de Cirugía Gastrointestinal del Hospital Clínic de Barcelona, profesor titular de cirugía de la Universitat de Barcelona y miembro de la junta sección de cirugía bariátrica de la Asociación Española de Cirujanos, “aunque el criterio más común para priorizar a los pacientes es el tiempo en la lista de espera, en este tipo de pacientes, y de manera similar a lo que ocurre en las listas de trasplante, necesitamos valorar el estado general de salud y así poder priorizar la operación. Es frecuente que durante el tiempo de espera muchas de las enfermedades que ya sufren estas personas empeoren y, si no existe un soporte adecuado, el control de su peso no sea óptimo. La suspensión de la cirugía bariátrica durante las diferentes olas de la pandemia por Covid-19 nos ha enseñado que prolongar el tiempo de espera en estos pacientes supone operarlos en peores condiciones y probablemente obtener peores resultados.”

La experiencia de los cirujanos manifiesta a su vez que en los hospitales se realiza un número insuficiente de procedimientos de cirugía bariátrica a la semana. Sobre todo, siendo conscientes de los beneficios que ha demostrado la cirugía bariátrica en la reducción de las comorbilidades asociadas a la obesidad y la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

La cirugía bariátrica reduce los costes de la obesidad


Por otro lado, la cirugía bariátrica ha demostrado ser una alternativa coste-efectiva en el tratamiento de la obesidad mórbida al mejorar el estado de salud de los pacientes y ahorrar costes al Sistema Nacional de Salud. Como explica el doctor Andrés Sánchez Pernaute, jefe de la Sección de Cirugía Esofago-Gástrica y de la Obesidad en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), “al reducir las comorbilidades que afectan a las personas con obesidad estamos reduciendo así mismo su volumen de vistas al médico de Atención Primaria y de Urgencias, su consumo de medicamentos, el número de hospitalizaciones e incluso las consultas de atención psicológica, esenciales para una gran mayoría de personas con obesidad tipo II con tendencia a la depresión. Se trata por tanto de un beneficio común.”

En este sentido, recientes estudios han comprobado que la cirugía bariátrica reduce la incidencia de la diabetes tipo 2 y el riesgo cardiovascular de los pacientes. Concretamente, acorde con los datos presentados por la compañía, la cirugía de reducción de peso está relacionada con una remisión del 86 por ciento de la diabetes y con la mejora de la hipertensión en un 61 por ciento de los casos. Dos patologías con una alta carga para el sistema nacional de salud.

En cuanto al consumo de fármacos, en el caso por ejemplo de la diabetes, un estudio retrospectivo en 400 pacientes en un centro español reveló que la cirugía bariátrica favorece una reducción del gasto en hasta 507 euros mensuales, contribuyendo así a un mayor ahorro de costes para el Sistema Nacional de Salud. Actualmente el coste de la obesidad en España ronda los 2.500 millones de euros al año.

Los costes asociados a la obesidad podrían duplicarse hasta 2060


Los hábitos de vida actuales están aumentando los casos de obesidad. En 2016 se estimaron más de 23 millones de personas con exceso de peso en el país. En base a estas cifras, se calcula que hasta el año 2030 aparecerán 3 millones más de casos, con un sobre coste médico directo de unos 3.000 millones de euros al año. Más aún si se suma el impacto generado por el confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19, momento en que la ansiedad, junto con una mayor ingesta y el sedentarismo, desembocaron en una mayor ganancia de peso en la población en general.

Es por ello que muchos profesionales sanitarios piden el reconocimiento de la obesidad como una enfermedad crónica por parte de la Unión Europea. Este reconocimiento permitiría facilitar su abordaje en la sanidad pública y acercar los diferentes tratamientos disponibles a los pacientes que los necesiten. En este sentido, la Sociedad Española de Obesidad (SeedoE) trabaja ya en una propuesta de Plan Europeo para la Obesidad con la que defender las necesidades de estos pacientes. El objetivo final debe ser reducir el impacto de obesidad, una condición que provoca 5 millones de muertes al año a nivel global debido a las enfermedades asociadas.

 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.