La institución académica ha adquirido un equipo de resonancia magnética de 3T



10 abr 2013. 11.18H
SE LEE EN 3 minutos

Redacción. Valladolid
Philips y la Universidad de Valladolid (UVa) han firmado un convenio de colaboración para el desarrollo de actividades conjuntas en materia de formación, investigación e internacionalización, todo ello alrededor de un punto en común: el equipo de Resonancia Magnética de Imagen de 3T Achieva 3T de Philips adquirido por la Universidad de Valladolid y que es “el único de estas características de Castilla y León”.
 
Esta colaboración se centrará en actividades relacionadas con las tecnologías aplicadas a la salud e incluirá aspectos relativos al uso de estas tecnologías como apoyo en la investigación médica o al desarrollo o mejoras de métodos de adquisición y tratamiento de información en entornos clínicos.

Según explica Philips, el equipo Achieva 3T “alcanza una resolución mucho mayor que los equipos de resonancia con los que se cuenta en la actualidad en la región, lo que permite clarificar estructuras más pequeñas y con mucho mayor detalle”. Este aparato está ubicado en las instalaciones del Laboratorio de Técnicas Instrumentales de laUVa (LTI), dependiente del Vicerrectorado de Investigación y Política Científica, situadas en la Facultad de Ciencias de la Salud (antiguas instalaciones del IOBA) y ya está siendo utilizado por el grupo del Laboratorio de Procesado de Imágenes (de la ETS de Ingenieros de Telecomunicación) del profesor Carlos Alberola, así como por los investigadores del Servicio de Radiología del Hospital Clínico Universitario dirigido por Rosario Esteban, profesora de la UVa. Además, está previsto su uso por investigadores de áreas como la Cardiología, Neurología y la Psiquiatría, todos ellos pertenecientes también a la Universidad de Valladolid.

Los trabajos de estos investigadores se centran en utilizar las capacidades de la Resonancia Magnética de Imagen de 3T para obtener imágenes de altísima resolución y poder así monitorizar la actividad cerebral, seguir la difusión de fármacos, o ver la respuesta de diversos órganos, incluido el cerebro, con mucho mayor detalle. Igualmente, se trabaja en la puesta a punto de nuevos procedimientos de tratamiento de imagen, con el fin de obtener un mayor aprovechamiento de la información generada.

El coste del equipo ha sido de 2 millones de euros, financiados con fondos europeos Feder a través de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Como todas las infraestructuras que dependen del Laboratorio de Técnicas Instrumentales de la UVa, el equipo está abierto a su utilización por investigadores, bien pertenecientes a la UVa, como a otros organismos públicos de investigación (universidades, institutos, CSIC...).
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.