La termoablación, eficaz para tratar cáncer de hígado y metástasis hepática

La 'IV Jornada de Actualización del Tratamiento Ablativo Oncológico Multidisciplinar' de Medtronic aborda su aplicación

Imagen de la jornada celebrada en Madrid.
La termoablación, eficaz para tratar cáncer de hígado y metástasis hepática
mar 19 febrero 2019. 09.10H
Cirujanos hepatobiliares, oncólogos y radiólogos procedentes de toda España y Portugal debatieron el pasado viernes en Madrid, durante la 'IV Jornada de Actualización del Tratamiento Ablativo Oncológico Multidisciplinar' organizada por Medtronic, sobre la técnica de termoablación y su implementación en España.

Según la Asociación Española Contra el Cáncer, en España se diagnostican alrededor de 3.000 nuevos casos de cáncer de hígado al año. En total, es una enfermedad que padecen más de 6.000 personas. La termoablación es un procedimiento mínimamente invasivo que ha demostrado eficacia para el tratamiento del cáncer de hígado y metástasis hepática.

Un dato relevante es que a día de hoy se estima que el 50 por ciento de los pacientes son elegibles para un tratamiento mínimamente invasivo de termoablación. Sin embargo, se calcula que sólo la mitad de ellos son finalmente tratados con este procedimiento.


La precisión de esta técnica de última generación ofrece a los profesionales una mayor predictibilidad, lo que aumenta las opciones de sus pacientes


La última generación de esta tecnología ofrece tres tipos de control de energía: térmico, de campo y de longitud de onda. Esto permite mantener zonas de ablación esféricas y precisas durante la técnica, dando a los clínicos una previsión real del resultado.

La termoablación también tiene indicación para metástasis hepática, una patología que desarrolla el 50 por ciento de los pacientes con cáncer colorrectal, el más frecuente en España. En estos casos, los profesionales se enfrentan al problema de la refrigeración del tejido por los vasos hepáticos y a la necesidad de un mayor volumen de ablación. La precisión de esta técnica de última generación les ofrece mayor predictibilidad, con el consecuente aumento de opciones para sus pacientes.

Hasta ahora no se cubría por completo el tejido


Históricamente, la falta de predictibilidad en el tamaño y forma de la ablación con que se trataban los tumores significaba no cubrir por completo el tejido, provocando recurrencias de la enfermedad. Según Santiago Méndez, especialista de la sección de Radiología Vascular Intervencionista del Hospital Puerta de Hierro de Madrid y coordinador de la reunión, los últimos sistemas de termoablación "han demostrado una eficacia en torno al 90 por ciento en lesiones por debajo de tres centímetros en cáncer hepático".

La intervención, que se realiza con sedación anestésica bajo control ecográfico y preserva de forma importante la función del órgano, tiene una duración aproximada de una hora. "Lo habitual es que el paciente sea dado de alta al día siguiente y haga vida normal en tres días", destaca Méndez.

Durante el encuentro, además de los beneficios de la tecnología, los asistentes resaltaron la importancia de la creación de Comités de Tumores como herramienta clave para aumentar la coordinación, optimizar la toma de decisiones y mejorar la comunicación entre los distintos especialistas que tratan al paciente.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.