Pide que se apruebe el decálogo que presentaron el pasado mes de junio para poder trabajar el sistema de ciencia pueda trabajar con “planificación y estabilidad”.



15 jul 2013. 15.40H
SE LEE EN 2 minutos

Redacción. Madrid
El Colectivo Carta por la Ciencia ha aprovechado las últimas declaraciones del presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora Tamayo, pintando un presente desolador para la institución, con riesgo real de quiebra y la amenaza de cierre de sus centros en octubre, para encender otra luz de alarma. Según los integrantes de este colectivo, la situación del CSIC no es aislada, sino que estos problemas afectan a todos los Organismos Públicos de Investigación, Universidades y al resto del sistema de I+D.
 

De izquierda a derecha: Emilio Criado; Amaya Moro Martín, de la Plataforma por una Investigación Digna; José Manuel Fernández, de la Federación de Jóvenes Investigadores; Carlos Andradas; Salce Elvira, de CCOO; Patxi San Juan, de UGT, y José Luis de Pablos, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat).

En su opinión, esta situación es heredera de los “sucesivos recortes presupuestarios” que el Gobierno, tanto el actual como el anterior, ha ejecutado desde 2009. Además, como han venido denunciando desde hace meses, la situación se ha agudizado porque a los recortes se han añadido “el incumplimiento sistemático” de los plazos de las convocatorias y sus resoluciones, y de los compromisos organizativos, financieros y de recursos humanos,
“creando un desconcierto absoluto”.

A estas circunstancias se suma el agravante de la desaparición de Ministerio de Ciencia e Innovación y la inclusión de Ciencia dentro del Ministerio de Economía y Competitividad, lo que ha tenido como consecuencia que los responsables de política científica hayan perdido “peso político, visibilidad y capacidad de interlocución ante la comunidad científica”. Con estos mimbres se está produciendo un “estrangulamiento” del sistema de ciencia que está minando un sistema público de investigación “que ha costado más de 30 años construir y que por primera vez había dotado a España de un peso científico más acorde con su peso económico”.

Ante esta situación, el Colectivo Carta por la Ciencia ha vuelto a pedir al Gobierno y al resto de partidos políticos la aprobación del decálogo incluido en la carta que publicaron el pasado 14 de junio y han reclamado que el sistema de ciencia pueda trabajar con “planificación y estabilidad”.
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.