Su precisión se equipara a la de otras pruebas como la biopsia o el método Folch



13 ene 2015. 11.04H
SE LEE EN 4 minutos
Redacción. Madrid
Un estudio sobre la esteatosis hepática, enfermedad derivada del cúmulo de grasa en el hígado, ha revelado que la resonancia magnética nuclear (magnetic resonance imaging o MRI) consigue muestras válidas para el diagnóstico de la patología y su contraste con los resultados obtenidos por medio de otras pruebas diagnósticas y de medición como la biopsia o el método Folch.
En conclusión, la MRI se muestra fiable en la información que proporciona, y, además, ahorra tiempo y resulta menos costosa para las arcas públicas como método de medición de la concentración de triglicéridos en el hígado.

El estudio ha sido coordinado por Luis Bujanda, Raúl Jiménez- Agüero, José Ignacio Emparanza, y Jesús Bañales, del Instituto de Investigación Biodonostia y del Hospital Donostia, en estrecha colaboración con José María Alustiza, del Servicio de Osatek y Philips Cuidado de la Salud, y ha sido publicado de forma reciente en la revista BMC Medicine, una de las diez publicaciones internacionales de Medicina más importantes.

De izq. a dcha.: Luis Bujanda, José I. Emparanza, Raúl Jiménez-Agüero, José M. Alustiza y Jesús M. Banales.


El estudio es el resultado de una estrecha colaboración científica entre Philips y los mejores profesionales de Osatek con aplicación directa a la clínica diaria, y se trata de un estudio que cambiará la forma de proceder en el diagnóstico y división en estadios de la enfermedad.

La investigación, que incluyó a 129 pacientes adultos (97 de ellos obesos y 32 no obesos), de una media de 50 años, comparó los resultados obtenidos en mediciones de la cantidad de grasa obtenida en el hígado mediante tres métodos: resonancia magnética, biopsia hepática (valoración semicuantitativa) y medición bioquímica de la concentración hepática de triglicéridos (conocida como método Folch).

Estas mediciones se realizaron a todos los pacientes y se probó que los datos obtenidos a través de la resonancia magnética se correlacionaban de forma positiva con aquéllos otros obtenidos a través de la biopsia hepática y aún más con los obtenidos a través del método Folch, con lo que pudo desarrollarse una nueva ecuación para predecir la concentración hepática de triglicéridos. Posteriormente esta fórmula se validó con éxito en 31 nuevos pacientes.

Philips Cuidado de la Salud ha sido el responsable, dentro de este estudio del equipo de RM, del desarrollo del método de imagen no invasiva para medir grasa hepática y de ajustar el protocolo de adquisición de imágenes de la resonancia.

La Resonancia Magnética

La resonancia magnética (RM), es una técnica que usa un campo magnético, ondas de radio y un ordenador para producir imágenes de dos y tres dimensiones de estructuras corporales. Posee una particular sensibilidad para visualizar tejidos blandos como el cerebro o los nervios.

En este caso, la resonancia magnética utilizada para la realización de este estudio, ha sido una Achieva de 1,5 teslas de Philips, dotada con las más altas prestaciones clínicas y científicas.

El hígado graso no alcohólico es una enfermedad causada por la acumulación anormal de lípidos (grasas) en las células del hígado. Su prevalencia es cada vez mayor en los países desarrollados debido a la obesidad y supone un factor de riesgo de padecer esteatohepatitis no alcohólica, cirrosis o incluso hepatocarcinoma.  Se calcula que afecta hasta al 30  por ciento de la población occidental.

Puesto que el hígado graso se muestra, por lo general, asintomático en el momento del diagnóstico, detectarlo supone un reto para los sanitarios. El procedimiento más habitual para hacerlo es el examen histopatológico, es decir, el estudio de los tejidos obtenidos gracias a una biopsia durante la que se extrae una muestra de tejido. Se trata de una técnica invasiva, cara y sujeta a una evaluación visual que puede variar en función del sujeto que lleve a cabo el análisis.

Por ello, se necesitan nuevos enfoques no invasivos para determinar el contenido de lípidos hepáticos en términos de diagnóstico, tratamiento y control de la progresión de la enfermedad.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.