Carece de cables y se implanta con intervención de mínima invasión



15 abr 2015. 13.54H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Madrid
Medtronic ha conseguido el marcado Conformité Européenne (CE) para su marcapasos Micra TPS, el más pequeño del mundo, que carece de cables y cuenta con un procedimiento de implante de mínima invasión vía transcatéter.

Javier Colás,
presidente de Medtronic.

El dispositivo ha obtenido este reconocimiento gracias a los resultados obtenidos en el estudio clínico global que desarrolla Medtronic para evaluar la seguridad y eficacia del dispositivo en un grupo de 780 pacientes en 50 centros hospitalarios de 20 países en todo el mundo. De momento ya cuenta con 60 pacientes, con un seguimiento de tres meses, y los resultados iniciales se van a presentar en una de las sesiones científicas anuales que la Heart Rhythm Society celebrará en mayo.

Se implantó por primera vez en el Hospital General de Linz (Austria) y en España los primeros cuatro dispositivos se implantaron en marzo de 2014 en el Hospital Clínic de Barcelona, único centro español que hasta ahora ha tomado parte en el estudio.

El Micra TPS se coloca directamente en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral. Una vez colocado, el
marcapasos queda enganchado a la pared del ventrículo derecho y puede recolocarse si es necesario. De este modo, no requiere el uso de cables que conecten el marcapasos con el corazón, ya que manda impulsos eléctricos a través de un electrodo que está colocado en el propio dispositivo.

A pesar de su pequeño tamaño y su peso inferior a 2 gramos, el Micra TPS incorpora una batería con una duración estimada de diez años. Además, el dispositivo es compatible con la realización de pruebas de resonancia magnética de cualquier parte del cuerpo.

Del mismo modo, y frente al procedimiento actual de implante del marcapasos, tampoco no requiere de incisiones quirúrgicas en el pecho ni la creación de ningún "bolsillo" debajo de la piel, lo que elimina las posibles complicaciones derivadas del implante y elimina cualquier signo visible del dispositivo.

“Nuestros equipos han trabajado durante años para ir más allá de los límites de la tecnología y mejorar nuestra capacidad de producción a través de una reducción de más de un 90 por ciento en el tamaño de los dispositivos, al tiempo que han continuado innovando sobre nuestras tecnologías existentes”, ha explicado Brian Urke, vicepresidente de Medtronic y responsable del negocio de Cardiac Rhythm and Heart Failure's Brady.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.