“No hay que sacrificar calidad, servicio, tecnología e innovación por un precio más barato, porque al final lo barato sale caro”



12 jul 2014. 17.03H
SE LEE EN 10 minutos
Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid

Genoveva Martínez, directora de Sector Sanitario de 3M.

Genoveva Martínez, directora del Sector Sanitario de 3M, reclama medidas que vayan más allá del plan de pago a proveedores para solucionar los problemas de morosidad de las administración públicas,  y pide medidas efectivas que las compañías cobren cuando establece la Ley.

Por otro lado, en la entrevista concedida a Redacción Médica, Martínez advierte de que la apuesta por las centrales de compras no puede llevar a que se sacrifique innovación para pagar menos por los productos. Además, advierte de que la subida del IVA de los productos sanitarios va a acabar afectando al ciudadano.

¿Ha sido 2013 un año difícil para 3M?

No solo para 3M, sino para todas las empresas del sector. Además, no ha sido solo el año pasado: llevamos sufriendo la crisis los últimos cinco. Lo bueno es que 3M es una empresa muy diversificada, así que podemos seguir ofreciendo servicios y soluciones innovadoras. Eso nunca lo hemos olvidado. Además, tenemos tal diversidad que ofrecemos soluciones más allá del sector sanitario: en dental, ortodoncia, seguridad alimentaria…  Esa diversificación ayuda.

¿Cuál es la apuesta de la compañía en el ámbito sanitario?

Todas las áreas en las que nos movemos son importantes y todo lo que nos ayude a tener una presencia fuerte en el mercado es importante. Pero siempre pensando en lo que necesita y quiere el cliente. Por ejemplo, ahora mismo, en el sector sanitario, es crítica la prevención de infecciones nosocomiales. En esto, ofrecemos una amplia gama de productos: desde que el paciente entra hasta que sale del hospital. En esterilización, en quirófano… No es importante el producto en sí, sino qué solución y qué servicios damos.

Procuramos ir un poco más allá:  ofrecemos otras alternativas para ayudar al sector sanitario a ser más eficiente y ayudarle en áreas en las que a lo mejor a los profesionales se les quita tiempo, como por ejemplo en la logística hospitalaria.

¿Qué tipo de oferta tiene 3M en gestión sanitaria?

En este ámbito, somos los padres de los Grupos Relacionados por el Diagnóstico (GRD), ampliamente conocidos en todos los hospitales de nuestra geografía, tanto en España y Portugal. Es una gama de productos que hemos ampliado y completado con el fin de poder ir más allá y lograr soluciones eficientes. Por ejemplo, no queremos solo agrupar y codificar a los pacientes, sino también analizar la información que los hospitales adquieren: tasas de reingreso, tasas de morbilidad, de mortalidad… Con estos datos y herramientas analíticas, los centros pueden ahorrar o ser más eficientes, también en Atención Primaria.

¿Se ha convertido la eficiencia en un negocio?

Debería de ser la eficiencia lo que prime. No se trata de una cuestión de dinero, sino de dar la solución adecuada. Estamos en un mundo en el que el coste es lo que está primando más, pero no por lo que sea más barato sino por lo que es más rentable. Tenemos que ayudar a los profesionales sanitarios con soluciones que les ayuden en su día a día y que le permitan ofrecer calidad a sus pacientes. Eso es para nosotros la eficiencia.

¿Es 3M proveedores de software informático para la Administración? ¿Es rentable?

En el sector sanitario, todo lo que tiene que ver con la gestión de costes es importante. Tanto en España como en Portugal, las Administraciones Públicas funcionan con nuestros sistemas, con nuestros GDR. En el sector privado, también se emplean.

El reto que tenemos ahora es que no nos quedemos en agrupar y codificar, sino que también analicemos los datos. Tenemos que ir más allá y buscar esa eficiencia de la que estamos hablando. No es una cuestión de ganar dinero, sino de dar los mejores resultados en unas condiciones lo más favorables posibles. En definitiva, un ‘gana-gana’ para ambas partes.

Martínez explica como fue 2013 para 3M.

Martínez da su visión de las centrales de compras.


¿Cuál es la estrategia de 3M en oficina de farmacia y qué quiere aportar la compañía en este sector?

El sector de oficinas de farmacia es muy importante para nosotros. Forma parte de la cadena del Sistema Nacional de Salud (SNS). En este ámbito, 3M ofrece productos para el paciente que ha salido del hospital y necesita continuidad en el tratamiento y otros para la vida cotidiana. Por ejemplo, la termoterapia o productos de la línea 3M Futuro, que tienen como fin facilitar la sujeción articular o muscular.

La crisis ha provocado que el farmacéutico tenga mayor interés por la venta libre. ¿Nota 3M un incremento de ventas por este canal?

El profesional de farmacia sigue prestando atención a toda la gama de productos, a cualquiera que el paciente o la persona de a pie pueda necesitar. Es cierto que se está ampliando más lo que ofrecen en su oficina. Y para nosotros es una oportunidad muy buena, porque podemos incluir en el canal de farmacia productos que no son únicamente de reembolso.

Pongamos que usted está con un responsable de oficina de farmacia ahora mismo. ¿Qué valor añadido le ofrecería para que venda su producto?

El principal valor añadido que nosotros le ofrecemos al profesional de farmacia es la formación. La innovación de nuestros productos está ahí y es importante, pero lo es más todavía la formación y estar junto al profesional con seminarios, con jornadas, con asesores que le ayuden. Lo importante es que sepan que van a tener un asesoramiento y que cualquier duda que tengan se la vamos a solucionar.

¿Va 3M a participar en las compras centralizadas?

Todavía no hemos participado en ninguna, pero nuestra posición será la de hacerlo con el mejor producto, de la mejor calidad y con el mejor precio, dentro de las soluciones que ofrecemos.

Martínez da su opinión sobre la situación de la deuda pública.

¿Qué opina sobre el ámbito de litigiosidad que se ha generado?

Creo que la creación de cualquier central de compras es conflictiva y genera dudas y polémica. Está claro que se necesita ahorrar. Pero el ahorro no debe impedir que los profesionales sanitarios puedan acceder a un producto que realmente necesitan. Ese es el verdadero riesgo.

No hay que sacrificar calidad, servicio, tecnología e innovación por un precio más barato, porque al final lo barato sale caro.

¿Tiene el sistema público algún tipo de deuda con 3M?

Todas las empresas estamos pasando por lo mismo. Ha sido un auténtico quebradero de cabeza. A pesar de que el Gobierno se ha puesto manos a la obra y ha puesto en marcha hasta dos planes de pago a proveedores, no es suficiente y hay que ir más allá. Hay que buscar soluciones efectivas que garanticen a todos los proveedores que vamos a cobrar en el plazo que indica la Ley.

¿Cree que se va a cumplir el compromiso de pagar a mes vencido?

Confiemos en que sí, aunque ahora mismo no se está cumpliendo.

¿Cómo va a afectar tanto a la compañía como al sector la subida del IVA de los productos sanitarios?

La noticia no es buena. Pero no va a afectar únicamente a las compañías, sino a todos los ciudadanos. No podemos entrar a decir qué se puede hacer o no. Es una sentencia del Tribunal Supremo Europeo, y, en definitiva, tenemos que asumir lo que se nos dicta. Hay que asumirla, y asumir su puesta en vigor.

¿Y qué estrategia hay que tomar ante esta situación?

Tendremos que evaluar lo que haremos. Está claro que tendremos que cumplir con lo que se nos pide y que es obligatorio para todos.

¿Cree que a escala europea se tendría que tener más en cuenta las aportaciones de las patronales del medicamento y del producto sanitario y el valor que suponen ambos sectores en el entramado industrial del viejo continente?

Por nuestra parte hacemos todo el ruido o comentarios que podemos, tanto desde 3M como desde Fenin, y apostamos fuertemente por la tecnología, que puede ayudar a ahorrar y a prevenir. No hay que mirar el coste de forma independiente, sino todo el proceso. Y pensar siempre en el paciente, nuestro principal objetivo, y al profesional sanitario, al que hay que ayudar para mejorar la calidad asistencial.

Genoveva Martínez y Eduardo Ortega, de Sanitaria 2000, durante la entrevista.


¿’Hace’ 3M innovación desde España?

Es nuestro lema durante los 110 años de edad que tiene nuestra compañía. Y lo cumplimos. La apuesta más relevante es la que hemos hecho en Madrid, con un centro de innovación en el que, a pesar de la crisis, ha habido una inversión de unos seis millones de euros. Pero la hemos hecho porque consideramos que es importante tener estas instalaciones, que son para y por nuestros clientes.

Nuestro centro tiene dos vertientes: por un lado, el cliente puede ir allí para desarrollar ideas, tecnología o soluciones. Por el otro, en nuestra instalaciones puede ver y comprobar absolutamente todas las soluciones, servicios y propuestas que 3M tiene en todas las áreas en las que trabaja. Un ejemplo: están viniendo a visitarnos varios clientes del ámbito hospitalario, y están viendo y comprobando soluciones como las alfombrillas Nomad para la entrada de los hospitales, que retienen la suciedad, o láminas que se ponen en la ventanas del centro y que retienen el calor en invierno y el frío en verano. Eso implica un ahorro de energía muy importante en los hospitales.

¿Es un poco como un museo en el que se puede tocar y probar la exposición?

Por el estilo. Invito a cualquier persona que quiera venir a visitar nuestro centro. La mayor satisfacción es cuando, después de la visita, los clientes nos dicen que ha sido provechosa y que han encontrado ideas y soluciones. Eso no nos lo quita nadie.

Acceda aquí a la entrevista completa con Genoveva Martínez
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.