Fenin ha moderado una mesa redonda en el marco del encuentro



26 feb 2014. 13.41H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Barcelona
La evolución de la e-Salud en España ofrece al sector unas importantes perspectivas de desarrollo en los próximos años, en especial ante el aumento de la incidencia de las enfermedades crónicas. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este tipo de dolencias son responsables del 63 por ciento de los fallecimientos en el mundo. En el caso español, más de 20 millones de personas mayores de 50 años padecen una dolencia crónica, y la atención a estos pacientes es causa directa del 70 por ciento del gasto sanitario.

César Rubio, coordinador del sector e-Health de Fenin.

Ante esta realidad, la incorporación de soluciones de e-Salud “puede contribuir a solventar esta situación insostenible a largo plazo”, ha asegurado la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) en un comunicado difundido tras su participación en el ECHAlliance @Mobile World Congress. Como ejemplos de las aportaciones de la e-Salud, la patronal ha destacado el acceso del paciente a su propia historia clínica digital o la monitorización remota de pacientes crónicos con diabetes o enfermedades respiratorias mediante dispositivos y aplicaciones de m-Health (Mobile Health).

Según ha resaltado el coordinador del sector de e-Health de Fenin, César Rubio, “con la aplicación de nuevas soluciones tecnológicas como la m-Health el paciente gana en autonomía y seguridad asistencial, y el sistema sanitario en calidad y sostenibilidad”. En este sentido, cualquier área de la sanidad es susceptible de mejorar en eficiencia, calidad asistencial, gestión y prestación de servicios mediante la promoción del uso de las nuevas aplicaciones móviles y la e-Salud, situación que, además, genera un valor añadido a los pacientes.

El camino hacia la interoperabilidad del sistema sanitario no es fácil, pero los múltiples beneficios que aporta la e-Salud a la gestión y automatización de procesos clínicos justifican los esfuerzos en inversión. “Ésta permite un acceso más fácil y rápido a la información del paciente, un mejor diagnóstico y mayor calidad en el tratamiento, al mismo tiempo facilita la gestión de las listas de espera, descarga trabajo a los profesionales de la salud y favorece la movilidad geográfica del paciente a lo largo del sistema sanitario, como es una de las ventajas  de la historia clínica digital”, prosigue Rubio.

Otro de las ventajas del uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en salud es que permiten compartir información y, por tanto, hacer un mejor uso del conocimiento en la toma de decisiones clínicas y la optimización de procesos y recursos.

ENLACE RELACIONADO:

Belén Soto: “Con la e-salud se puede alcanzar el aprovechamiento óptimo de los recursos” (06/01/14)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.