Para María Luisa Poncela, secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación, estas medidas deben permitir tener una hoja de ruta para el futuro de la transferencia en España



14 oct 2014. 16.42H
SE LEE EN 3 minutos

Isabel García Fajardo, coordinadora de la Plataforma para la Innovación Sanitaria del Ministerio de Sanidad; María Luisa Delgado; Rafael Camacho, de The Wandering Innovator; Ángel García-Vidal, consejero académico de Gómez-Acebo & Pombo; y María José Concepción Sánchez, subdirectora general y directora del Departamento de Patentes e Información Tecnológica de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Las administraciones públicas siguen trabajando en mejorar la innovación sanitaria en España. Para ello, el Gobierno está trabajando sobre 70 medidas destinadas a mejorar la transferencia de tecnología sanitaria, una serie de ideas que se irán concretando durante los próximos meses.

María Luisa Delgado, subdirectora general de Transferencia de Tecnología del Ministerio de Economía y Competividad, concreta que algunas de estas medidas, que pretenden abordar cambios a partir de "iniciativas y actores concretos", se centran en el ámbito de la formación. De esta manera, algunas proponen el desarrollo profesional y la especialización en el ámbito de la innovación, particularmente en el caso de los gestores, que podrían convertirse en unos "brokers tecnológicos" que podrían llegar a estar incentivados económicamente.

También se trabaja sobre la posibilidad de generar indicadores compartidos y generalizados y crear entidades que permitan la transferencia internacional de tecnologías. Para María Luisa Poncela, secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación, estas medidas deben permitir tener una hoja de ruta “para el futuro” de la transferencia en España, facilitando el paso de ciencia a clínica.

Sin embargo, y a pesar de estos trabajos, Delgado reconoce que "la legislación que tenemos no ayuda a la tarea de crear empresas de base tecnológica". En esto coincide Ángel García, consejero académico de Gómez-Acebo & Pombo, quien advierte de la necesidad de “una política jurídica clara”, y advierte de la falta de uniformidad entre el marco legal de las autonomías y el estatal.

Pasos hacia la compra pública innovadora

Estas cuestiones se han abordado durante el Foro de reflexión sobre patentes y transferencia tecnológica en el área de la salud”. En el mismo, también ha salido a colación la cuestión de la compra pública innovadora. Según Isabel García Fajardo, coordinadora de la Plataforma para la Innovación Sanitaria del Ministerio de Sanidad, ya se ha recogido la información sobre las necesidades de las regiones en este ámbito. “Ahora estamos en la fase de analizar cuáles de estas necesidades son prioritarias”, y que se puedan aprovechar los fondos europeos de desarrollo regional (Feder) para la futura inversión.

Por su parte, Isabel García Cisneros, secretaria general de Asebio, también se trae novedades bajo el brazo: informa de que la patronal de la biotecnología está trabajando con el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) para que la compra pública innovadora llegue a buen puerto en varias comunidades autónomas.

En otro orden de cosas, y sobre el sistema de innovación español, García Cisneros reclama una mayor vertebración en la investigación pública y que se comparta el diálogo. Ángel Lanuza, responsable de la Plataforma de Innovación en Tecnología Sanitaria de Fenin, comparte esta idea y advierte de que “no hay una estrategia ni una política común en transferencia tecnológica clara”.

ENLACES RELACIONADOS

La Generalitat de Cataluña impulsa un clúster tecnológico (01/06/14)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.