Fenin considera que "una parte significativa" de los 172 millones anunciados por Sánchez debe ser para su actualización

El futuro de Primaria exige atajar el "desfase prematuro" de su tecnología
Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.


23 sep 2022. 11.00H
SE LEE EN 4 minutos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció hace escasos días un aumento de la partida de la Atención Primaria (AP), en total, 172 millones de euros para mejorar la prestación sanitaria que ofrecen las comunidades autónomas. Una oportunidad que, desde el sector de la tecnología sanitaria consideran que podría utilizarse para acabar con la obsolescencia "elevada" y "prematura" de los aparatos que forman parte de estos centros. Por este motivo, desde la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) piden un "parte significativa de esta inversión para actualizar e incorporar innovación tecnológica".

"El futuro de la Primaria pasa por cribar de forma efectiva a los pacientes antes de su acceso a los servicios hospitalarios saturados. Para ello, debe dotarse de recursos humanos, formación y tecnologías sanitarias para el diagnóstico, cribado y tratamiento en primera línea", apuntan desde la federación.

Según destacan, esta antigüedad es "similar" a la del mundo hospitalario. Un problema añadido que tienen los equipos de Primaria es que aquellos que al ser primera intervención están sometidos a cargas de trabajo elevadas y, como consecuencia, sufren una "obsolescencia prematura", unido a un "déficit endémico de inversión". Por ejemplo, los ecógrafos están los primeros en la lista de renovación.

En este sentido, los equipos de diagnóstico temprano y de apoyo al profesional, son los que necesitan actualizarse de forma más urgente, según apunta Fenin. Entre ellos están: ultrasonidos, rayos X, densitómetros óseos, equipos de diagnóstico in vitro y 'point of care', equipamiento médico en general, electrocardiógrafos, espirómetros, mobiliario o esterilización, entre otros.

Beneficios de acabar con la obsolescencia tecnológica en AP


La Atención Primaria es el primer lugar por el que pasan los pacientes, el trato que reciban en ella puede ser clave para el desarrollo y evolución de sus patologías. Por ello, contar con tecnología actualizada tiene numerosos beneficios. Desde la federación subrayan que se conseguirían diagnósticos más tempranos y precisos, así como tratamientos más eficaces.

Una de las consecuencias directas, en palabras de Fenin, es que se evitarían los ingresos hospitalarios y se liberarían espacios en las urgencias hospitalarias. "Ello mejorará la prestación sanitaria para el paciente y permitirá una adecuada atención en primera instancia", indican.

Por su parte, los facultativos han calificado de "escasa" la cantidad anunciada por Sánchez y creen que deben destinarse a partidas que tengan poco coste y logren agilizar la Atención Primaria como es actualizar la tecnología existente. "En lo que tenemos en consulta, desde ordenadores hasta las cuestiones más básicas, mejorarlo ya supondría un detalle. Sería una manera de atender a la gente sin que el ordenador se quede colgado. Lo agradecemos, pero es insuficiente", indica Rafael Micó, vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

"Mejorar la capacidad resolutiva de Primaria"


Habrá que esperar para conocer el fin de estos 172 millones que están recogidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022. En el texto se detalla que ayudarán a "mejorar la capacidad resolutiva de la Atención Primaria  e impulsar el carácter vertebrador y su papel como agente de salud del paciente en todo el sistema sanitario".

En esta misma línea, el texto del Gobierno también apunta que este importe debería dedicarse a "mejorar la accesibilidad en este primer nivel de atención y su capacidad resolutiva, potenciar la atención integral y la salud comunitaria, promover la calidad asistencial y mejorar las tecnologías de la información y comunicaciones en los servicios de Atención Primaria que sirvan de apoyo directo a la gestión clínica y a la medición de resultados clínicos y en salud".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.