El aparato está en su última fase de pruebas con humanos



17 ene 2014. 16.28H
SE LEE EN 1 minuto

Sergio Bertolucci.

Redacción. Madrid
El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) trabaja junto a un hospital de Marsella en un nuevo aparato que podría permitir detectar tumores de mama “tres o cuatro veces más pequeños” que los que se pueden ver ahora. Según ha asegurado Sergio Bertolucci, director científico del centro, si este dispositivo, que se encuentra en la última fase de prueba con humanos, llega a buen puerto se podría detectar el cáncer antes de lo que se detecta hoy en día.

Durante un encuentro con periodistas en la Fundación BBVA, donde ha inaugurado un ciclo de conferencias, Bertolucci ha señalado que el dispositivo combina ultrasonidos de alta velocidad con la Tomografía por Emisión de Positrones (PET), lo que lo convierte en “un tipo de sensor más refinado”, que es “tres o cuatro veces mejor que lo que se encuentra en los hospitales ahora” a la hora de detectar calcificaciones, pudiendo llegar a ver tumores de 1 o 1,5 milímetros.

El director científico del CERN ha apuntado que espera que el aparato esté disponible “para todo el mundo dentro de un año”. Asimismo, ha señalado que el centro está estudiando posibles tratamientos para el cáncer más localizados sobre los tumores, mediante protones, que tendrían “más efecto en el tumo y menos efecto en los tejidos, en sitios difíciles de llegar”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.