La multinacional niega que la información de los usuarios se comparta con anunciantes u otras empresas



18 nov 2014. 12.42H
SE LEE EN 2 minutos
Redacción. Madrid
El creciente interés por parte de empresas tecnológicas y usuarios en las aplicaciones de salud ha puesto en alerta a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) que ya ha comenzado a indagar en el sistema de Apple para asegurarse de que la multinacional cumple con la ley de protección de datos de los usuarios que utilizan la plataforma HealthKit.

Tim Cook, presidente de Apple.

Según han señalado algunas fuentes de este organismo a la agencia Reuters,  Apple ha negado que la información personal se vaya a compartir con anunciantes u otras empresas sin el consentimiento de las personas que utilizan esta herramienta, pero los representantes de la Comisión quieren asegurarse de que existen todas las garantías para que no existan fisuras y evitar que se filtre información confidencial.

Los representantes de Apple han respondido rápidamente a la Comisión para evitar que se extiendan las dudas sobre la inseguridad de la herramienta en este sentido y han señalado que el que tiene el control de sus datos es el mismo usuario, que puede compartirlo o no, según sus intereses.

Por su parte, fuentes de la FTC han defendido que el objetivo de la Agencia no es perjudicar la imagen de esta herramienta, solo conocer cómo se salvaguardan los datos personales de cada usuario para asegurar que se cumple con la ley y que esta información no se escapa del contexto médico.

La FTC examinará también las ‘apps’ de Android

La FTC no se limitará a estudiar la seguridad de las aplicaciones de Apple, también lo hará de las diseñadas por la plataforma de Google. Según un reciente estudio de este organismo, desarrolladores de 12 aplicaciones de salud para móviles comparten la información de usuarios con anunciantes y otras empresas.

Apple ya está moviendo algunos hilos para poder responder a las dudas de la FTC y demostrar la seguridad de sus aplicaciones. En opinión de algunos expertos, la multinacional está creando un fuerte precedente en cuanto a la protección de datos de salud, de forma que los usuarios tengan que dar su consentimiento antes de registrar sus datos en su teléfono móvil.

Según fuentes de Apple, la compañía ha reforzado en los últimos meses las reglas de privacidad para que los desarrolladores de las aplicaciones no puedan utilizar esta información con otros fines, aunque todavía no han explicado cómo lograrán que las aplicaciones que acceden a 'Healthkit' cumplan con esta política de privacidad.

ENLACE RELACIONADO

La apuesta de Apple por la e-salud desembarca en España (17/09/14)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.