La organización internacional insta a los países a que aumenten sus inversiones en estas infraestructuras

Covid: la OMS considera el oxígeno medicinal "un medicamento esencial"
Sede de la OMS.


13 abr 2021. 19.30H
SE LEE EN 3 minutos
La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera el oxígeno medicinal “un medicamento esencial” para el tratamiento del coronavirus Covid-19 y recomienda a los países aumentar su inversión en estas infraestructuras si quieren fortalecer sus sistemas sanitarios.

Así lo ha puesto de manifiesto Janet Díaz, jefa del equipo clínico a cargo de la respuesta contra el Covid-19 de la OMS, durante su participación en un coloquio organizado por la organización internacional y enmarcado en la gestión sobre el coronavirus a nivel mundial. En su intervención, Díaz ha afirmado que “el oxígeno salva vidas” y no solo en casos con Covid-19, y ha defendido que invertir en infraestructuras de gases medicinales “es muy útil” para los países.

De hecho, su uso ha sido un elemento clave a la hora de tratar a pacientes graves con coronavirus, tal y como ha aseverado: “Cuando un paciente contrae Covid-19 grave, sus niveles de oxígeno pueden bajar y, para mantenerlos a un rango normal, es necesario administrar gases medicinales”.

Esto es debido, según ha explicado, a que las células del cuerpo no tienen suficiente oxígeno para realizar su función normal dentro del cuerpo, y requiere una ‘inyección extra’ de oxígeno para estabilizarse y funcionar correctamente. De hecho, si los niveles de oxígeno se mantienen bajos durante mucho tiempo, las propias células dejan de funcionar por completo y terminan muriendo, provocando un fallo multiorgánico en el paciente (en corazón, cerebro, pulmones, riñones, etc.).

Escasez de oxígeno medicinal en algunos países


A pesar de ser esencial para el abordaje de algunas enfermedades, como es el caso del Covid-19, la experta ha reconocido que hay escasez de gases medicinales. “El oxígeno médico requiere tecnología y es el principal problema en algunos países”.

Según los datos aportados por Díaz, aproximadamente el 21 por ciento del aire es oxígeno y para transformarlo en gases medicinales, este elemento debe pasar un proceso de concentración adecuado para su uso. 


La escasez y la distribución de los gases medicinales, principales desafíos para los países



Otro de los desafíos a los que se enfrentan los gases medicinales es su distribución. “El oxígeno no se concentra y abastece de inmediato a un hospital o a una región; lo tienes que distribuir”, ha explicado la experta. “Lo que significa asegurar que el medicamento que estás produciendo termina llegando a los pacientes. Y ese es el principal escollo a la hora de emplear el oxígeno médico: mantener la tecnología en buen estado”.

Por ello, y para intentar solventar el problema en el acceso a los gases medicinales que tienen algunos países, desde el inicio de la pandemia la OMS está en permanente contacto con sus socios del Consorcio Biomédico para proporcionar equipos sanitarios (entre los que se encuentran dispositivos relacionados con el oxígeno medicinal) por valor de más de 60 millones de dólares (unos 50 millones de euros).

“Uno de los trabajos más importantes que ha liderado la OMS ha sido el asesoramiento y apoyo técnico a los países para que realicen sus propias evaluaciones en sus sistemas de oxígeno medicinal, a través de mejoras en las inversiones”, ha afirmado. “Lo importante es que los países tomen el liderazgo en este tema y sepan dónde están sus deficiencias, como por ejemplo, saber si tienen suficiente producción de gases medicinales en sus territorios o qué sistemas de distribución necesitan para corregir sus brechas”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.