Las tres primeras interpretan el electrocardiograma, el riesgo vascular y la semiología del soplo



29 oct 2015. 19.36H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han creado una ‘Appteca’ o biblioteca virtual de aplicaciones móviles de utilidad clínica y práctica para el paciente.

Las primeras ‘apps’ que aloja la plataforma ayudan a interpretar el electrocardiograma, (ECG), los factores de riesgo vascular y la semiología básica del soplo, la disnea (o dificultada para respirar) y el dolor torácico, y ya están disponibles para los sistemas iOs y Android en www.appteca.es y en los stores respectivos.

Benjamín Abarca, presidente de la SEMG.

Este recurso nace “con la idea de dar respuesta a la demanda constatada de una herramienta útil y práctica tanto en la consulta como en el domicilio, sencilla y de fácil manejo, para dar soluciones concretas al paciente en un determinado momento”, ha señalado Benjamín Abarca Buján, ex presidente de la SEMG y coordinador de la iniciativa, “y de ella destaca además su disponibilidad: cualquiera desde su tableta o su teléfono móvil puede acceder a estas herramientas y resolver esas necesidades del paciente en el nivel asistencial adecuado”, según ha precisado José Ramón González Juanatey, ex presidente de la SEC, para quien “cada vez más, los dispositivos móviles van a ser cada vez más la realidad de la asistencia sanitaria promoviendo la interconexión: entre profesionales, de los profesionales y el Sistema Nacional de Salud y de los profesionales con los pacientes y ciudadanos”.

La Appteca surge de la idea de facilitar la labor del médico en la práctica clínica diaria, con aplicaciones “que ponen en conjunto criterios de ambas Sociedades”, ha explicado, por su parte, Miguel Ángel García Fernández, secretario general de la SEC y coordinador de la Appteca, “porque el abordaje del paciente lo realizamos entre las dos especialidades, y, así, es una herramienta útil para estudiantes de Medicina, para cardiólogos, para médicos de familia y para residentes”.

Esta biblioteca nace con seis aplicaciones, que incluyen “desde lo básico, ensayando e investigando cuál es el riesgo cardiovascular de nuestros pacientes, hasta aplicaciones para la práctica clínica como la dedicada al electrocardiograma, sin descuidar los aspectos específicos de enfermedades prevalentes como la hipertensión arterial o la insuficiencia cardiaca”, ha enumerado Pilar Rodríguez, vicepresidenta de la SEMG y coordinadora del proyecto, “sin olvidarnos, en este mundo de desarrollo tecnológico, de la parte esencial de nuestra profesión: hablar con el paciente, explorarle… hacer una anamnesis completa”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.