12 dic 2018 | Actualizado: 19:00

Aumenta la cirugía mínimamente invasiva frente al cáncer de pulmón

Cada vez son más las opciones quirúrgicas innovadoras para diagnosticar y tratar esta enfermedad oncológica

Bernard Gaspar, presidente de la Aeacap.
Aumenta la cirugía mínimamente invasiva frente al cáncer de pulmón
vie 16 noviembre 2018. 15.20H
El cáncer de pulmón es la enfermedad oncológica que más vidas se cobra en España: más de 22.000 personas fallecen cada año a causa de las complicaciones provocadas por tumores malignos en la tráquea, bronquios y pulmón. Según los datos facilitados por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), este tipo de cáncer es el tercero más diagnosticado entre la población general, con 28.645 casos detectados el pasado ejercicio. A pesar de estas cifras, sigue siendo un gran desconocido para gran parte de la población. Incluso para aquellos que lo padecen. Por suerte, cada vez las opciones quirúrgicas mínimamente invasivas que pueden hacer frente a esta enfermedad son más innovadoras.

Es el caso de la cirugía torácica videoasistida (VATS), que se utiliza tanto para procedimientos diagnósticos como terapéuticos. Se prefiere a la cirugía abierta, especialmente para algunos sectores de población, incluidos aquellos con situación pulmonar comprometida, edad avanzada o con problemas de cicatrización por la reducción del dolor postoperatorio y del trauma en la pared torácica ya que la cirugía VATS o cirugía toracoscópica, requiere incisiones pequeñas en lugar de la gran incisión típica de una toracotomía tradicional.

Además del desarrollo de nuevos dispositivos, el progresivo avance en los diferentes campos de la innovación sanitaria se torna imprescindible para ofrecer una mayor esperanza a los pacientes de cáncer de pulmón.

En palabras de Bernard Gaspar, presidente de la Asociación Española de Afectados de Cáncer de Pulmón (Aeacap), “la tecnología es clave en la realización tanto de pruebas de diagnóstico cada vez más certeras y eficaces como en el posterior tratamiento de la enfermedad. La innovación en esta área juega un papel determinante para desarrollar en el futuro herramientas que mejoren sensiblemente la calidad de vida de los afectados de cáncer de pulmón”.

Mortalidad: brecha entre hombres y mujeres


Respecto al perfil demográfico de las personas que padecen esta complicación oncológica, las diferencias entre géneros continúan siendo muy significativas cuando nos referimos a morbilidad y mortalidad. Entre la población masculina, es el segundo tipo de cáncer más detectado, mientras que entre las mujeres ocupa la cuarta posición. Estas cifras se acentúan si se pondera cada sexo desde su número total de decesos: según las últimas estadísticas facilitadas por la SEOM, del total de fallecidos por cáncer de pulmón, el 79 por ciento son hombres.

Una de las principales causas que explican esta brecha entre hombres y mujeres en el padecimiento de cáncer de pulmón es la disparidad de género en el consumo de tabaco. La Encuesta Nacional de Salud 2017 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social señala que los hombres continúan siendo el género más propenso al hábito del tabaquismo. El 25,5 por ciento de los encuestados masculinos se declara fumador diario -tres puntos por encima de la media nacional-, mientras que solo un 18,7 por ciento de las mujeres afirman fumar cada día.

El contacto esporádico con el tabaco también es mucho menor entre la población femenina: el 61,1 por ciento afirma no haber fumado nunca; 21 puntos más que los hombres, entre quienes solo el 39,5 por ciento asegura no haberlo hecho.

Aunque la cifra de fumadores se encuentra en sus horas más bajas de los últimos 30 años (solo un 22 por ciento de la población), Bernard Gaspar, insiste en la necesidad de abandonar cualquier tipo de hábitos nocivos: “es importante incidir en la importancia de la prevención y, en este sentido, desde Aeacap, fomentamos el seguimiento de una dieta saludable, la práctica habitual de ejercicio moderado y, muy especialmente, el abandono del hábito tabáquico”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.