23 de octubre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 11:20
Empresas > Tecnología

Así arregla Medtronic fallos en sus bombas: colóquela dentro del sujetador

La marca ha dado varias "soluciones" a los pacientes para que no aparezcan burbujas en las bombas de insulina

La compañía cuenta con un servicio de atención al cliente vía telefónica.
Así arregla Medtronic fallos en sus bombas: colóquela dentro del sujetador
Redacción
Miércoles, 05 de abril de 2017, a las 10:10
Las criticas de los pacientes alrededor de las bombas de insulina de la firma Medtronic han dado un paso más, hasta el punto de superar el campo de lo técnico. En concreto, los usuarios de un conocido foro de pacientes han cargado las tintas contra el servicio técnico de la compañía, que ha saltado a la palestra por unos inverosímiles consejos para solucionar la acumulación de burbujas en los reservorios de la bomba que los pacientes llevan meses denunciando.

Ante la aparación de un problema, Medtronic cuenta con un servicio técnico por  vía telefónica que se encarga de solucionarlo con unos métodos que, tal y como denuncian los pacientes del foro, resultan poco ortodoxos. Muestra de ello, es la  respuesta recibida por una paciente a la que se recomendó  “colocar la bomba en el sujetador boca abajo” para que no apareciesen burbujas.

Las pilas son otra constante en la respuesta de la marca, que se enfrenta a numerosas quejas de usuarios a los que se les agotan las baterías en un periodo de entre dos y tres días. Otro paciente explica que según Medtronic “la marca de las pilas” podía influir en la duración de estas. El usuario de la bomba de insulina añade que “las que compré deben ser malas, porque duraban lo mismo que las que nos mandan”. Además, el comercial de Medtronic justificó la duración de las pilas indicando que debía tratarse del “medidor continuo” sin embargo, el paciente asegura que no usa este tipo de medidor.

Burbujas y catéteres

Además del problema de las burbujas, muchos pacientes se han quejado de los catéteres que provocan picores cortes y heridas en su cuerpo. Las quejas con respecto a los catéteres de Medtronic – concretamente los oblicuos de 13 mm – se han producido en varios pacientes, llegando incluso a repetirse. En concreto la madre de un niño con diabetes explica que “en una caja de 10 unidades, la mitad nos han salido defectuosos”, para posteriormente denunciar un nuevo caso y explicar al resto de usuarios la forma de detectarlos: “Puede que no os llegue a hacer un pequeño corte en la piel y no os deis cuenta de que vienen defectuosos; solo tenéis que pasar el dedo, tiene una zona cortante en picos que se ve”.

Ante la aparición de quejas en torno al dispositivo, los pacientes han mostrado no solo su descontento sino también su rechazo a la hipótesis de que las lesiones están producidas por un uso inadecuado del mismo. “No puede suceder eso por un uso incorrecto”, señala uno de ellos, que considera “impresionante” que estos catéteres no pasen “por un estricto control de calidad”. “Medtronic sigue sorprendiendo otra vez más”, concluye.