"Solo se opera al 2% de pacientes que necesita cirugía bariátrica"

Madrid acoge el XXIV Congreso de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y Trastornos Metabólicos

Antonio J. Torres, presidente del XXIV congreso de IFSO, en Madrid.
"Solo se opera al 2% de pacientes que necesita cirugía bariátrica"
vie 06 septiembre 2019. 10.45H
La cirugía bariátrica y la lucha contra la 'adiposidad' (así es como prefieren empezar a llamarla los médicos para quitarle el estigma a la obesidad) se dan cita para 'comenzar el curso'. Madrid acoge el XXIV congreso de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y Trastornos Metabólicos (IFSO), donde especialistas de todo el mundo comparten su conocimiento sobre esta disciplina. Para analizar la situación de los pacientes que padecen este tipo de trastornos y las novedades del congreso, Redacción Médica ha entrevistado a Antonio J. Torres,  jefe del Servicio de Cirugía en el Hospital Clínico San Carlos (Madrid). En su opinión, el uso de este tipo de tratamiento es coste eficiente y ha avanzado mucho, pero todavía faltan más unidades para atender a todos los pacientes que necesitan este tipo de intervención.

¿Cómo ha cambiado la cirugía bariátrica el abordaje de la obesidad y de otras patologías asociadas en España?

Sobre todo ha cambiado la cirugía que se hace hoy en día, que es mínimamente invasiva. Antes los pacientes no se operaban por el miedo a intervenciones muy complejas. En la actualidad, sin embargo, apenas tiene riesgos. Al menos, no más que una operación de cadera o de vesícula biliar, con muy poca morbilidad. Estamos ante un tratamiento que ha avanzado mucho en seguridad y que  produce unos notables beneficios a los pacientes que recurren a él. La intervención cambia su vida de forma radical, tanto en el control del peso como en el de enfermedades asociadas como son la diabetes, hipertensión, colesterol o apnea del sueño. Se ha expandido mucho su uso aunque el camino a recorrer aún es muy importante.


"Se ha expandido mucho el uso de la cirugía para tratar la obesidad, pero queda mucho camino por recorrer"


¿Qué innovaciones tecnológicas se están presentando en el XXIV Congreso de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y Trastornos Metabólicos (IFSO)?

Se van a presentar nuevos avances tanto en las intervenciones como en el empleo de nuevos modelos de balones gástricos y las últimas tecnologías implementadas a nivel robótico. Podemos hablar de múltiples avances desde el punto de vista quirúgico como endosópico y robótico. Además, estos procedimientos van a ser mostrados por los especialistas con mayor renombre de todo el mundo contando con que, para empezar el congreso, se ha hecho un curso de cirugía en directo donde muchísimos profesionales de gran talla internacional han mostrado sus conocimientos para que sean difundidos tanto aquí en Madrid como en el resto del mundo.

¿Cómo influye la técnica quirúrgica en los resultados para los pacientes?

Toda la cirugía, pero la bariátrica y metabólica en especial, es un oficio que hay que aprender bien. En este sentido, es muy importante la iniciativa 'Advance Training Center', que trata de extender la formación a todos los cirujanos del mundo, especialmente en las zonas con menos recursos, para que la formación sea uniforme, de alta calidad y que puedan beneficiarse el mayor número de pacientes en todo el mundo. La misión de IFSO es mejorar la lucha contra los trastornos asociados a la adiposidad, para quitarle el punto de vista negativo y de estigma que tiene la palabra obesidad.


"La cirugía bariátrica y metabólica es un oficio que hay que aprender bien"


¿Cuál es el flujo de entrada de los pacientes a la cirugía? Desde su detección hasta su prescripción, ¿cuánto tiempo puede pasar hasta que se opere?

Es una cuestión variable, dependiendo de dónde se opere el paciente. En general, una vez que un paciente es diagnosticado por su médico general e identificados los problemas asociados, se pone en marcha el abordaje multidisciplinar de esa patología, que incluye a los endocrinos, diabetólogos, internistas y, desde luego, cirujanos que se encargan de determinar cuándo hay que operar y qué procedimiento es el más adecuado para cada caso. 

Una vez hecho esto hay una serie de unidades, tanto en el ámbito privado como en el público, que se encargan de operar  a estos pacientes, pero son insuficientes para la magnitud del problema al que nos enfrentamos. Y es que solamente se opera el 2 por ciento de los pacientes que requieren cirugía. Todavía estamos muy lejos de alcanzar unos porcentajes ideales de atención a estos pacientes teniendo en cuenta, además, que si no se operan, van a acabar muriendo. La obesidad es la epidemia del siglo XXI, como lo fue el VIH en el XX, y combatir una epidemia conlleva mucho trabajo.


"La misión de IFSO es mejorar la lucha contra los trastornos asociados a la adiposidad"


¿Es la cirugía bariátrica un procedimiento que a la larga genera ahorros en el sistema?

No hay  ninguna duda de ello. Hay muchos estudios tanto, nacionales como internacionales (en el ámbito nacional destaca uno realizado por Raquel Sánchez Santos), donde se demuestra que esta cirugía es totalmente eficiente. En ellos se revela que es más eficaz y a la larga tiene menor coste, por lo que se ahorra muchísimo a medio y largo plazo. También yo he publicado estudios a nivel internacional donde hemos demostrado el coste/eficacia que supone este abordaje terapéutico. En este congreso estamos teniendo también sesiones muy interesantes, como las dedicadas a cirujanos que se han operado. Muchas veces los pacientes dicen que los médicos hacen una cosa y aconsejan otra, pues en este caso no: estamos hablando con cirujanos que se han operado para luchar contra la obesidad y cómo su vida ha cambiado en 180 grados. También tenemos una sesión dedicada a la mujer cirujana bariátrica, la mujer implicada en esta federación, cuyo papel es muy importante, y están despertando mucho interés entre todos los asistentes al congreso.

¿Qué medidas deberían tomarse para aumentar el acceso de los paciente a las mejores técnicas?

En primer lugar, hace falta llevar a cabo una reordenación de recursos. Mientras que, por ejemplo, se está gastando mucho dinero en implantar caderas o rodillas en pacientes con sobrepeso y obesidad, a lo mejor es necesario plantear que esos pacientes pierdan peso. No obstante, las prótesis ortopédicas son solo un ejemplo. Otro ahorro puede ser en la medicación, como por ejemplo, todos los fármacos indicados para el control de la presión arterial, que dejan de prescribirse en cuanto se controla el sobrepeso. Es verdad que las operaciones son más caras a muy corto plazo, pero a los dos años las curvas de gasto se cruzan, de tal manera que la gente que no se opera consume más fármacos de manera exponencial, mientras que en los que se han operado la curva se aplana al dejar de consumirlos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.