Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Víctimas de la talidomida al CEO de Grünenthal: "Gracias por su cobardía"

Casi 500 cartas de los miembros de Avite "felicitan" a la farmacéutica por su victoria en los tribunales

José Riquelme, presidente de Avite, y el director de Grünenthal en España, Christoph Stolle.
Víctimas de la talidomida al CEO de Grünenthal: "Gracias por su cobardía"
Redacción
Jueves, 04 de agosto de 2016, a las 12:50
“Gracias por la cantidad de dolores que tengo cada día”. Ese es solo uno de los agradecimientos que los miembros de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (Avite) han trasmitido al director de Grünenthal en España, Christoph Stolle. En total, casi 500 cartas han sido enviadas para “felicitarle” por “haber conseguido que los tribunales en España no les condenen como responsables del daño que su empresa me hizo”, al mismo tiempo que les envían las fotos de los efectos que ha generado el fármaco a sus organismos a lo largo de los años.

Los miembros de Avite también han querido agradecer “la cobardía” de la empresa. “Aunque ustedes reconocieron a mi presidente y vicepresidente que fueron los responsables directos del año, y de que éramos el país peor tratado del mundo los afectados, ustedes se esconden y se amparan en la prescripción, para no pagarnos las indemnizaciones correspondientes”. La carta asegura que hay conversaciones grabadas que están admitidas en juicio y donde representantes de la farmacéutica reconocen su responsabilidad.

En este sentido, recalcan que “el perdón público que su empresa dio desde Alemania al mundo entero, para nosotros los españoles no nos sirve, puesto que ese perdón es de un cinismo y es tan ruin que repito que no nos sirve de nada, porque es reírse en la cara de los afectados españoles”. De ahí, que sean tajantes al agregar que “jamás voy a tomar ni un solo medicamento para combatir mis dolores de Grünenthal”, así como que recomendarán a sus conocidos y pedirán a sus médicos que tampoco consuman o receten dichos fármacos.

Las cartas destinadas a Stolle piden que “no se moleste en contestar o lanzar otra vez una nota de prensa diciendo: 'nos podemos dirigir a la fundación alemana del Contergan en Alemania puesto que allí, conceden indemnizaciones y pensiones'”. En este sentido, Avite se adelanta en un paso y asegura que “la mayoría de los 500 miembros que hemos pasado por la asociación ya hemos escrito a Alemania, (incluso los fallecidos) y a todos nos han dicho que no somos afectados, incluso a los 24 que reconoció el gobierno de Zapatero”.

Finalmente, la carta solicita a todos los trabajadores de la empresa que “nos sigan teniendo presentes en sus oraciones nocturnas, sigan rezando por nosotros y sigan guardando, conservando en una vitrina de cristal bien custodiada, la pierna ortopédica que mi presidente le regaló y entregó personalmente a su empresa en Madrid el 26 de mayo de 2006”. En este sentido, los firmantes de la iniciativa esperan que “el dinero que se ha ahorrado su empresa en la indemnización que me pertenecía, lo emplee en crear puestos de trabajo en mi país”.