Varios médicos son acusados de inseminar pacientes con su propio semen

Una investigación de The New York Times destapa varios casos de facultativos que inseminaron a decenas de pacientes

Los casos han ocurrido en diferentes países.
Varios médicos son acusados de inseminar pacientes con su propio semen
sáb 24 agosto 2019. 15.40H
Cuando se cumplen 40 años de inicio de las técnicas de inseminación artificial para mujeres que recurren a ellas por diversas razones, una extensa investigación de The New York Times está destapando casos en diferentes países en los que varios médicos habrían engañado a sus pacientes para inseminarlas con su propio semen en lugar de con el de los donantes o su pareja. 

Según recoge El País, el medio estadounidense ha conseguido hablar con las víctimas de varios facultativos privados que hace décadas decidieron apostar por su semen en países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Holanda, Canadá o Sudáfrica. 

Algunas leyes empiezan a tipificarlo como delito de abusos sexuales pero aún hay muchos vacíos legales



Uno de los casos es el del doctor alemán Jan Karbaat, ya fallecido, pero que las autoridades han comprobado que compartía ADN con al menos 56 hijos de pacientes suyas que optaron por una inseminación artificial. También en Canadá se descubrió a un médico que habría utilizado su semen en 11 casos de inseminación, y habría tratado de convencer a una de sus pacientes de que lo había mezclado con otro para lograr una fórmula perfecta que asegurara el éxito del embarazo, unas explicaciones que las autoridades sanitarias han tachado de "increíbles y reprobables".
 

Condenas irrisorias


Del mismo modo, en Indianápolis las pruebas de ADN de 61 personas han descubierto que todos son hijos del médico Donald Cline, quien se declaró culpable y reconoció haber mentido a los investigadores, pese a lo cual, su condena ha sido únicamente la retirada de su licencia médica durante un año. Estas condenas son irrisorias debido a que en la mayoría de estados de EEUU la ley no contempla este tipo de delito, aunque ahora los legisladores quieren solucionar este vacío y ya se han aprobado leyes que consideran estas prácticas como delictivas entrando dentro de los abusos sexuales. El debate va más allá y plantea si la inseminación puede llegar a considerarse violación pese a que sea un procedimiento médico. 

Muchos de estos casos han salido a la luz gracias a la corriente actual en EEUU de hacerse test de ADN domésticos para conocer mejor a los antepasados. Los resultados han provocado que los abogados de las víctimas apoyen ampliar las investigaciones no solo para que salgan más casos a la luz, sino para evitar que estas prácticas se repitan en el futuro. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.