23 de julio de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Una enfermera 'antivacunas' fingió inmunizar a cientos de niños

En lugar de inyectar a los pacientes, desechaba los virales enteros a la basura

Un niño siendo vacunado.
Una enfermera 'antivacunas' fingió inmunizar a cientos de niños
Redacción
Lunes, 22 de mayo de 2017, a las 13:50
Una enfermera ‘antivacunas’ ha fingido inmunizar a unos 500 niños. Así lo ha indicado el director general de la Agencia para el Cuidado de la Salud 3, Pier Paolo Benetollo, en el caso registrado en la ciudad de Treviso, al noreste de Italia. Las autoridades han descubierto que un tercio de las dosis a bebés menores de un año y la mitad de las dosis en niños más mayores no fueron administrados correctamente. "Lo que está claro es que algunas vacunas fueron puestas de forma fingida", sentencia.

El Gobierno sospecha que al menos 500 menores quedaron sin inmunizar en la ciudad, pero ha previsto la aplicación de vacunas en más de 7.000 niños para evitar cualquier problema. La investigación apunta a que la enfermera simulaba vacunar a los niños que recibía en consulta, pero en realidad tiraba los viales. Una situación que despertó la sospechas de sus compañeros, cuando vieron que ningún niño lloraba cuando, en teoría, estaban siendo vacunados.

Según fuentes oficiales, los análisis han probado que solo dos menores desarrollaron anticuerpos de los 25 pequeños estudiados por el momento, lo que significaría que el resto no habría sido correctamente inmunizado. Los resultados podrán generar un repunte en el número de casos de sarampión, rubéola, tos ferina, difteria, tétanos, poliomielitis, o hepatitis B. Sin embargo, Francesco Benazzi, director general y comisario de la Agencia para el Cuidado de la Salud 9 de Treviso, ha apuntado que no hay un elevado riesgo.

“Después de haber trabajado en el servicio solo durante un trimestre, la empleada no ha podido privar a los pacientes de más de una dosis y nuestros estudios epidemiológicos no han determinado que ningún niño sufra de ninguna de las enfermedades por culpa de la falta de cobertura”, ha precisado Benazzi.

La enfermera ha negado los cargos, afirmando que sí realizó la inmunización de los menores y que cree en las vacunas para prevenir enfermedades. Las autoridades, sin embargo, no se fían de la profesional y están investigando su labor anterior en otros centros sanitarios. El descubrimiento de este caso ha coincidido con la sólida apuesta del gobierno de Italia de luchar contra los movimientos ‘antivacunas’, donde recientemente han aprobado una ley que establece la vacunación obligatoria para el ingreso en guarderías y escuelas infantiles en niños de 0 a 6 años.