Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 17:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Un libro desvela que Donald Trump es partidario del Obamacare

Su propuesta de ley sanitaria, el 'Trumpcare', estaba basado en los principios del sistema del anterior presidente

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Un libro desvela que Donald Trump es partidario del Obamacare
Borja Negrete
Jueves, 15 de marzo de 2018, a las 09:00
Si las intervenciones públicas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya hacen temblar a propios y ajenos, el libro Fuego y Furia, de Michael Wolff, termina por desvelar las profundas incoherencias de quien gobierna el país más poderoso del mundo.

Y es que entre sus páginas se desvela que Donald Trump apoyaba de puertas a dentro el 'Obamacare', a pesar de que intentó legislar en su contra con su propio 'Trumpcare'. Tal como apunta Wolff, el presidente “estaba más a favor que cualquier otro republicano de que el Gobierno financiase la sanidad”. En cambio, el objetivo principal del resto de republicanos era claro: “derogar el 'Obamacare'”.

Wolff también asegura que el presidente de EEUU desconoce profundamente los intríngulis de la legislación sanitaria. “Era un hombre de 70 años con sobrepeso y varias fobias físicas, y consideraba la sanidad y los tratamientos médicos un tema de conversación de mal gusto”, escribe el autor.

Según el escritor, Trump “apenas podía enumerar algunos puntos de 'Obamacare' y tampoco era capaz de establecer diferencias positivas ni negativas entre el sistema sanitario antes y después de la aprobación de este sistema sanitario”.

"Nadie sin seguro médico"

La presión de republicanos como Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, provocó que Trump accediese a tomar acciones para derogar el 'Obamacare', pero solo a cambio de sacar adelante su flamante 'Trumpcare', con el que “nadie quedaría sin seguro médico”.

El propio Ryan fue quien consiguió convencer al presidente tras una conversación que Trump siempre intentaba desviar “a temas que le interesaban más como el golf”. Ryan sería quien se encargase del nuevo proyecto de ley de sanidad. Sin embargo, estaba tan poco interesado en el tema que se lo encargó a “las compañías de seguros y a los grupos de presión de Washington”.

El proyecto pasaría después a manos de Gary Cohn, que tenía un conocimiento en legislación aún más limitado “que la mayoría de los que estaban en la Casa Blanca”. El 'Trumpcare' necesitaba aún entre 15 y 20 votos del Congreso y Donald Trump decidió echarlo atrás, antes de escenificar su primera derrota política. Sin embargo, convivir con el 'Obamacare' no le quita el sueño al presidente de los Estados Unidos. Más bien, todo lo que tiene que ver con sanidad le produce una profunda somnolencia.