Un informe médico destapa cuántas muertes son culpa de Chernobyl

Repaso por algunos de los efectos para la salud pública que tuvo una de los mayores catástrofes nucleares de la historia

Imagen de uno de los fotogramas de la nueva serie de HBO.
Un informe médico destapa cuántas muertes son culpa de Chernobyl
dom 16 junio 2019. 12.50H
'Juego de Tronos' acabó apenas hace unas semanas pero los más sedientos de contenido de ficción online ya han encontrado sustituto: Chernobyl. Ahora HBO ha puesto el foco en su nueva miniserie sobre la historia de la catástrofe nuclear que ocurrió en la central nuclear de Pripyat (Ucrania) en el año 1986 y que provocó graves efectos medioambientales y de salud pública. Pero, exactamente, ¿qué consecuencias tuvo este desastre, considerado de los más grandes de la historia junto al de la central de Fukushima en 2011?

Lo que ocurrió ese mes de abril en Chernóbyl cambió el mundo y el polvo radiactivo que contaminó el aire y suelo llevó a una serie de consecuencias para la salud de los que habitaban, de los liquidadores (operarios que se encargaron de la descontaminación y mitigación de los efectos), bomberos y de otros perfiles técnicos que se encargaron de actuar sobre el accidente nuclear.

Según el estudio ‘Health Effects of Chernobyl: 20 years after the reactor catastrophe’ el análisis de sus efectos sobre la salud fueron muy difíciles de precisar. Principalmente su observación se vio muy obstaculizada por la migración que hubo de unas zonas contaminadas por radiactividad a otras. Por ejemplo, la mayoría de las muertes y de enfermedades se produjeron a causa de la radiación que recibieron a través de la comida (se distribuyeron alimentos contaminados en zonas no contaminadas) y por la respiración. Por lo que una de las primeras conclusiones de la investigación es que ha sido difícil hacer comparaciones entre unas áreas y otras.


Más del 90% de los liquidadores fueron catalogados 'inválidos' (enfermos e incapaces para trabajar)


Según cifras facilitadas por las autoridades rusas, más del 90 por ciento de los liquidadores fueron catalogados como ‘inválidos’ (enfermos e incapaces para trabajar). Según concluyen en el estudio, estos envejecieron prematuramente. Más de la mitad se observó que desarrollaron diversas formas de cáncer, leucemia y enfermedades psicológicas. Por ejemplo un gran número tienen cataratas y hallaron defectos congénitos en los hijos de los liquidadores y que podrían afectar en su futuro durante la vida adulta.

La mortalidad infantil aumentó significativamente en varios de los países europeos afectados. Los estudios en cuestión estimaron que el número de muertes en bebés a consecuencia de la catástrofe de Chernobyl rondaría las 5.000. Asimismo, los daños genéticos y de malformaciones también se han incrementado en muchos países. Por ejemplo, solo en Baviera se detectaron entre 1.000 y 3.000 deformidades de nacimiento adicionales. De hecho, los investigadores del estudio reflejan en el análisis que temían que en Europa más de 10.000 casos graves de anormalidades podrían haber sido inducidas por la radiación. La IAEA llegó a la conclusión que entre 100.000 -200.000 abortos en Europa Occidental fueron a causa de la catástrofe del 1986.

Repaso por Europa


A nivel oncológico, un estudio en la República Checa encontró que hubo más de 400 cánceres adicionales de tiroides y que desde Chernobyl otras formas de tumor aumentaron. Por ejemplo, según este estudio, más mujeres en Bielorrusia sufren a una edad más temprana cáncer de mama o que el número de niños ucranianos con tumores del sistema nervioso central ha aumentado “de forma desconcertante”. En zonas como Ucrania y Bielorrusia se ha producido un aumento de nuevos casos también de leucemia en  diferentes sectores de la población.


En las zonas más contaminadas de Alemania se observó un grupo significativo de tumores raros en menores: neurobastomía


En las zonas más contaminadas de Alemania se observó un grupo significativo de tumores raros entre los menores: ‘neurobastomía’. Asimismo, en este país como en Grecia, Escocia y Rumanía se  observó que se había producido un aumento considerable de casos de leucemia.

Según un artículo avalado por las autoridades sanitarias locales, en Ucrania hubo una multiplicación de los casos del sistema endocrino (25 veces más alto entre 1987-1992); del sistema nervioso (seis veces más alto); el sistema circulatorio (44 veces más); de los órganos digestivos (60 veces más elevado); de tejido cutáneo y subcutáneo (50 veces más); del músculo del sistema esquelético y disfunciones psicológicas (53 superior).

El número de personas sanas se redujo en los diez años siguientes al accidente del 59 al 18 por ciento de la población. Entre los habitantes de las zonas contaminadas, del 52 al 21 por ciento (en el caso de los niños de padres afectados, del 81 al 30 por ciento).


Los datos de la OMS


Según el informe, en el Foro de Chernobyl de las Naciones Unidas que fue organizado en 2005 por el Organismo Internacional de Energía Atómica y la Organización Mundial de la Salud, la presentación de los resultados de los trabajos mostraron graves incoherencias y que la OMS había manipulado sus propios datos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.