20 nov 2018 | Actualizado: 13:00

El 6% de los españoles simpatiza con el movimiento antivacunas

Un panel de expertos de la Unión Europea sitúa a nuestro país como uno de los menos reacios a la vacunación

Porcentaje de habitantes de cada país que no está de acuerdo con que las vacunas sean importantes para los niños. (Fuente: Comisión Europea)
El 6% de los españoles simpatiza con el movimiento antivacunas
jue 20 septiembre 2018. 18.30H
Redacción
Un informe del panel de expertos europeos para buscar formas efectivas de invertir en salud sitúa a España entre los países europeos que más confían en las vacunas. No obstante, hay entre un 6 y un 8 por ciento que están en sintonía con el movimiento antivacunas.

Concretamente, y basándose en datos de 2016 del Vaccine Confidence Project, el informe revela que casi un 6 por ciento de los españoles que no creen que las vacunas sean importantes para los niños.

Un porcentaje algo mayor, en torno al 8 por ciento, no está de acuerdo con la frase “las vacunas son seguras”. Y un 7 por ciento niega que “las vacunas son efectivas”.


Los países más antivacunas



Portugal, Finlandia, Dinamarca y Bélgica son los países que más confían en las vacunas


Con todo, los niveles de desaprobación de la vacunación en nuestro país son muy bajos comparados con los gigantes antivacunas de la UE: Italia, Francia, Eslovenia y Grecia. Estos cuatro aparecen en los primeros puestos de las tres categorías evaluadas.

Entre un 16 y un 18 por ciento de los habitantes de estos países considera que las vacunas no son efectivas. Sorprendente es el caso de los franceses cuando se les pregunta por la seguridad de las mismas: un 40 por ciento cree que no son seguras. El siguiente país con más negacionistas, Grecia, apenas supera el 25 por ciento.


Los países que más confían en las vacunas


En el extremo contrario son Portugal, Finlandia, Dinamarca y Bélgica los países que más confían en las vacunas. Los porcentajes de rechazo se sitúan en alrededor del 5 por ciento, no muy alejados de los de España.

Es más: solo el 2 por ciento de los portugueses y los fineses no consideran las vacunas importantes para los niños. Otros países como Reino Unido y Alemania tienen unos ratios de desconfianza parecidos a los españoles.


Brotes de sarampión y difteria


Los expertos de la Unión Europea señalan que, a pesar de que las vacunas son una de las intervenciones más coste-efectivas en salud pública, continúan dándose brotes de sarampión y difteria.

La baja percepción de los beneficios de las vacunas y la alta percepción de sus costes, junto a la preocupación por su seguridad, son factores que llevan a la gente a desconfiar de las mismas.


En el ámbito europeo, los expertos proponen extender la capacidad de vacunar a otras profesiones


La información sobre vacunas en los medios de comunicación (sus beneficios y sus peligros potenciales) influye, así como el entorno de los padres: cuanto más negacionismo se encuentran, más actitudes antivacunas toman, advierte este informe.


¿Quién puede vacunar?


Entre las recomendaciones para mejorar las coberturas vacunales, los expertos de la Unión Europea proponen, entre otras medidas, no limitar las vacunaciones a los médicos de Primaria y extenderlas a otros profesionales como enfermeras, farmacéuticos comunitarios y otros proveedores de salud.

Hay que recordar que el ámbito de aplicación de este informe es toda la Unión Europea y hay una amplia variedad entre los distintos países en el ámbito de las estrategias de vacunación.

Por último, si las coberturas son bajas, el documento anima a reducir el coste de la vacunación tanto como sea posible. Idealmente, señalan que sea gratuita.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.